“Sin el liderazgo de Duque se abusará mucho”: Claudia López pide al Gobierno nacional apoyar una reforma a la Policía

Con relación a la intervención del Esmad en las recientes protestas, la alcaldesa dio a entender que ella ha dado instrucciones al escuadrón antidisturbios, pero, al parecer, no se respetan sus directrices.

Alcaldía de Bogotá
Alcaldía de Bogotá

A inicios de esta semana la alcaldía de Bogotá emitió una reglamentación prohibiendo que los llamados gastrobares funcionaran en la ciudad, después de aglomeraciones presentadas en el barrio Modelia, en la localidad de Fontibón. Esto causó que los propietarios de estos centros realizaran movilizaciones para rechazar la medida.

A la protesta de dueños y trabajadores de los centros nocturnos, se unieron jóvenes y otras organizaciones sociales, que emprendieron marchas en diferentes sectores de la capital. El problema se intensificó cuando el Esmad lanzó gases y actualmente tiene a un joven que puede perder su ojo por un proyectil que le impactó en el ojo.

Las críticas a la alcaldesa no se hicieron esperar, teniendo en cuenta que quien da las ordenes a la institución, después del presidente Iván Duque, es ella, quien, antes de llegar a la alcaldía, rechazó en varias ocasiones el actuar del Esmad en Bogotá. En esta ocasión dijo que se trató de un incumplimiento en los protocolos.

No se puede disparar nada al cuerpo de un manifestante, <b>muchísimo menos a la cara, de manera que es otro caso en el que se incumplen nuestras instrucciones y los protocolos, es una cosa frustrante porque no importa uno cuánto este encima, que diga o cuántos protocolos haga, si no los acatan</b>

Esta afirmación dio a entender que ella ha dado instrucciones al Esmad, pero, al parecer, no se respetarían sus directrices. En relación con estas afirmaciones de la mandataria, este viernes la representante a la Cámara, Ángela María Robledo se refirió a la polémica, diciendo que si la Policía “no está haciendo caso” debería denunciarlo.

Ante esto la alcaldesa respondió que la dinámica de la protesta social cambió, “pero la conducta de choque quedó petrificada en el Esmad”, además volvió a insistir en que la Policía necesita una reforma estructural, “pero sin el liderazgo del presidente Duque, se avanzará poco y se abusará mucho”, afirmó.

También dijo que decir que desconocer el trabajo que ha hecho el gobierno de Bogotá e igualarlo con la “falta casi absoluta de compromiso” del Gobierno Nacional.

La llegada del Esmad no fue bien vista por algunos usuarios de las redes sociales que criticaron a la alcaldesa Claudia López. “En el inicio de la semana contra la Brutalidad Policial la administración de Claudia López le echa el ESMAD a las y los comerciantes de los bares, discotecas y gastrobares. Toman medidas improvisadas sin concertación con el sector afectado y tras del hecho impiden su protesta”, señaló la concejal Heidy Sánchez.

“Prefería a la alcaldesa que dejaba ‘trabajar juiciosa’ a la gente antes que echarle al Esmad”, escribió por su parte el periodista Daniel Samper Ospina.

Ante los reclamos, desde la Secretaría de Gobierno explicaron que, “luego de más de dos horas de diálogo con los manifestantes para que desbloquearan la vía, el ESMAD debió intervenir por pocos minutos. Mientras tanto en otros puntos se logró concertar con diálogo. Se acordó mañana instalar una Mesa de trabajo para llegar a acuerdos”.

Twitter

Los acuerdos

El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, se reunió con el gremio y después de horas de trabajo, explicó a la ciudadanía, punto por punto, cada uno de los consensos a los que se llegaron. En primer lugar, se dejará de lado el concepto de gastrobares:

Lo primero fue reconocer que nada contribuye a cuidar la salud de la ciudad, ni a generar una solución sostenible para este sector de bares y discotecas, pretender trabajar bajo la figura de gastrobar, cuando en realidad se es un bar o una discoteca. Es muy importante eliminar este concepto que ha generado confusión y hablar exclusivamente de restaurantes, bares y discotecas

Partiendo de esa distinción, de que no hay puntos medios entre bares, discotecas y restaurantes, Gómez aseguró que a sus propietarios, que han sufrido los estragos económicos de la pandemia, se les realizarán descuentos en el Impuesto de Industria y Comercio (ICA). Los afectados, además, estarán recibiendo el apoyo del programa Microempresa Local, con el cual recibirán un subsidio a la nómina de hasta cuatro trabajadores, durante seis meses. Serían 23 millones los destinados para ello.

LEA MÁS