Niña abusada en Yondó no estaba amarrada a un árbol, pero sí habría negligencia de la Policía en el caso

Las autoridades no habrían atendido la desaparición porque no tenían un vehículo para ir hasta el lugar donde se presentaron los hechos.

El Código Penal de Panamá establece penas de entre 12 a 18 años para quienes abusen, aún cuando no medie violencia o intimidación, de una persona menor de 14 años. EFE/Mauricio Osorio/Archivo
El Código Penal de Panamá establece penas de entre 12 a 18 años para quienes abusen, aún cuando no medie violencia o intimidación, de una persona menor de 14 años. EFE/Mauricio Osorio/Archivo

Este 11 de febrero, grupos de derechos humanos y de la mujer del Magdalena Medio informaron sobre un aberrante caso de abuso sexual contra una menor de edad ocurrido en el municipio de Yondó, Antioquia. Aunque en un principio se dijo que la menor fue amarrada a un árbol y presentaba signos de violencia sexual, las autoridades desmintieron esta parte del hecho.

El alcalde encargado del municipio, Carlos Giraldo, aseguró, según Blu Radio, que la niña no estaba atada a un árbol.

“La halló la familia en una vivienda debajo de una cama. En la vereda Caño de las Cruces”.

La menor había desaparecido el pasado viernes 5 febrero y fue encontrada el domingo 7 con signos de abuso sexual, para luego ser llevada al hospital de Barrancabermeja.

El caso salió a la luz pública, pues la familia denunció negligencia por parte del Policía en la búsqueda de la menor agredida. Según la denuncia de la Asociación de Mujeres Defensoras del Magdalena Medio, los uniformados no atendieron la emergencia porque no tenían un vehículo para llegar al lugar.

Por su parte, el alcalde de Yondó, Fabián Antonio Echavarría Rangel, dijo a medios locales que “efectivamente hubo una falla por parte de la Policía al no recibir la denuncia y seguir las rutas en estos casos, hechos que se van a investigar y tratar de capturar al responsable”.

Así mismo, el coronel Gustavo Adolfo Martínez Bustos, explicó que se realizará una investigación exhaustiva para conocer la verdad sobre lo ocurrido. Se analizarán algunas versiones que comprometen a los policías de turno.

Luego de un consejo de seguridad extraordinario, las autoridades municipales lograron identificar a dos de los presuntos abusadores, pero creen que escaparon del municipio. La menor fue dada de alta y permanece en Barrancabermeja, donde recibe atención psicosocial.

Abuso sexual en Colombia

Según datos de la Fiscalía, en 2020 se abrieron 6.988 procesos por abuso y acoso sexual a menores en el país, lo que quiere decir que, a diario, se estarían denunciando 30 casos nuevos.

Además de la cantidad de casos, otra de las cifras del ente investigador que genera indignación es que, de esos más de seis mil casos, sólo el 4% ha tenido resultados, pues ocho casos finalizaron de manera anticipada, 262 llegaron a juicio y 12 se encuentran en ejecución de penas.

Un panorama oscuro que no mejora las cifras de 2019, durante el cual se denunciaron 13.870 casos de menores violentados sexualmente, cifra que ratifica que, en Colombia, en promedio, se están denunciando más de 30 casos diarios por abuso y acoso sexual a menores de edad.

De la misma forma, el avance de esos más de 13 mil casos no es lo que los ciudadanos esperarían de las autoridades. Según la Fiscalía, en 2019, 30 casos terminaron anticipadamente por acuerdo entre las partes, mientras que solo 1.561 llegaron a etapa de juicio y 249 continúan en ejecución de penas; es decir, solo el 13% de los casos tuvieron avances significativos.

Según cifras de la Fiscalía, entre 2019 y 2020 se abrieron cerca de 30.000 procesos por abuso y acoso sexual a menores de 14 años. De los cuales sólo se dan a conocer a la opinión pública muy pocos, como los que han involucrado niñas indígenas en Risaralda y Guaviare a manos de militares.

Otro de los puntos dados a conocer por la Fiscalía es que la mayoría de los menores involucrados en estos casos están en condición de vulnerabilidad o no tienen capacidad de defenderse, incluso, muchas de las niñas terminan embarazadas o contagiadas con alguna enfermedad de transmisión sexual.

Las cifras del Instituto de Bienestar Familiar (ICBF) también entregan un panorama deprimente. Según un informe que presentó recientemente al Congreso de la República, para un debate de control político, los casos de abuso a menores en el país siguen en alza. Entre enero de 2014 hasta agosto del 2020, han acogido a 72.543 menores víctimas de violencia sexual.

Le puede interesar


TE PUEDE INTERESAR