Capturan a directivo de EPS por millonario fraude a la salud

Ahora deberá responder por los delitos de fraude procesal y peculado por apropiación.

Este 1 de febrero, unidades del CTI de la Fiscalía anunciaron la captura de Gustavo Adolfo Aguilar Vivas, presidente de Asmet Salud EPS, dentro de una investigación por malos manejos de recursos de la salud.

Luego de que un juez de Popayán pidiera la captura de Aguilar Vivas, el CTI procedió con la detención. El ente acusador aseguró que hay evidencia suficiente contra el directivo que lo vincularía en presuntos hechos de corrupción.

La Fiscalía asegura que Aguilar Vivas, como gerente de la entidad entre 2008 y 20012, se apropió de $21.000 millones de Sistema General de Salud. Además, hay indicios de que habría registrado información falsa en los estados financieros de la EPS para que no se viera el estado económico real.

Con esta maniobra financiera, el exgerente de Asmet Salud EPS hizo que la Superintendencia Nacional de Salud le diera la viabilidad para seguir operando por más tiempo. Ahora deberá responder por los delitos de fraude procesal y peculado por apropiación.

Los problemas de las EPS en Colombia

Cerraron sede de EPS en el norte de Cali que incumplía con medidas de bioseguridad

Debido a que la entidad promotora de salud Servicio Occidental de Salud (SOS) no estaba garantizando que los servicios que prestaban en su sede del barrio Versalles, en el norte de Cali, no generaran aglomeraciones por las filas que debían realizar sus usuarios, la Secretaría de Salud de la capital del Valle del Cauca, realizó el cierre preventivo de este punto en el edificio España, el pasado 7 de enero.

Desde finales de 2020, en este sitio se estaban viendo escenas de largas filas, en las que se hacía evidente la ausencia del distanciamiento social, y en las que además se podían ver adultos mayores, la población que más riesgo corre ante un contagio del nuevo coronavirus sars-cov-2.

“En la visita nos encontramos que el sitio estaba congestionado, con filas de personas que estaban desde las 5 a.m. y con una gran cantidad de adultos mayores, teniendo en cuenta que son las personas de mayor riesgo para derivar a una Unidad de Cuidados Intensivos, se decidió cerrar el establecimiento hasta que nos presenten un plan de mejoramiento”, dijo Miyerlandi Torres Agredo, secretaria de Salud Pública de Cali.

El 29 de diciembre de 2020 habían acudido a este punto funcionarios de la Secretaría de Salud de la Sultana del Valle para solicitar en SOS que se cumplieran con las medidas de bioseguridad para prevenir contagios del nuevo coronavirus, incluso en esa ocasión les dejaron una serie de recomendaciones de las que hicieron caso omiso.

“Ya habíamos realizado una primera visita de inspección para verificar la prestación del servicio a la comunidad, en esa ocasión hicimos hincapié en que se debían cumplir con las medidas de bioseguridad, por lo que se le entregaron una serie de recomendaciones y oportunidades de mejora en la prestación del servicio. Sin embargo, ante el incumplimiento de lo pactado, se debió efectuar el cierre preventivo de las instalaciones”, informó Yanet Vélez Jaramillo, subsecretaria de Protección Salud y Prestación de Servicios de Cali.

Más de 90.000 quejas ante la Supersalud por demora en la toma y entrega de resultados de pruebas covid

En algunas ciudades del país como Medellín, el segundo pico de covid-19 ya se está atenuando, según los mandatarios locales. No obstante, la contención del coronavirus no ha sido la única preocupación los últimos días para las autoridades en materia de Salud, también lo ha sido las denuncias ciudadanas por demoras en las EPS para entregar las pruebas y precios que están por encima del tope permitido.

Un informe de la Superintendencia de Salud, conocido, por El Tiempo evidenció que entre el 1 de marzo de 2020 y el 17 de enero pasado fueron recibidas 91.965 quejas, peticiones y reclamos en las que se les señala a las EPS por el diagnóstico de covid-19. Esta cifra representa el 12,32 % del total que ha recibido el organismo encargado de vigilar la prestación del servicio a la salud.

Entre las quejas más comunes sobresalen la demora en la realización de las pruebas, la tardanza de sus resultados y, en algunos casos, la equivocación en los resultados.

Solo en Bogotá, hay radicados 12.992 reclamos por la tardanza de los resultados, seguida de Valle del Cauca (4.100), Antioquia (3.754), Atlántico (3.517) y Cundinamarca (1.900). El riesgo, de acuerdo con los ciudadanos que denuncian, es que mientras esperan saber si son positivos o no para acovid-19, pueden no solo contagiar a sus seres queridos, sino contagiarse, si es que no lo estaban.

Acerca de la demora en la toma de la muestras, por la cual fueron documentadas 38.510 quejas en todo el país, Denis Silva, vocero de la Fundación Pacientes Colombia, afirmó que en ocasiones es superior a tres semanas. Pero no fue lo único:

Cuando los pacientes logran comunicarse con las EPS para la toma de muestras, estas utilizan pruebas de mala calidad, entregando falsos positivos y falsos negativos

Denis Silva fue aún más allá, al afirmar que existen “EPS que están induciendo a los pacientes a realizase la prueba por un canal privado”, cuando ni deberían hacerlo ni toda la ciudadanía está en condiciones de pagarlas.

En cuanto a los precios de las pruebas, la Resolución 1630 de 2020, emitida por el Ministerio de Salud, determina que los los precios deben ser de entre $ 60.000 y $ 73.800 para pruebas de anticuerpos, entre $ 216.994 y $ 266.903 para las moleculares y de $ 80.832 a $ 99.423 si son de antígeno. No obstante, en algunas ciudades se denuncia que están cobrando por encima de $ 300.000.

Hacen parte de las quejas 91.965 radicadas ante la Supersalud las relacionadas con la autorización de atención domiciliaria y falta de acceso a consultas generales, en medio la coyuntura por el covid-19, pues son más de 6.900.

“Pasamos de teleconsulta de mala calidad a consultas por WhatsApp de mala calidad”, concluyó Silva.

Le puede interesar