Exfuncionario de la alcaldía de Cali asegura que el alcalde Iván Ospina maltrata a su gabinete

La denuncia la realizó el director del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente en Cali, luego de presentar su renuncia.

Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina - Carlos Eduardo Calderón, director del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma).
Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina - Carlos Eduardo Calderón, director del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma).

Por medio de un mensaje en su cuenta de Facebook, Carlos Eduardo Calderón Llantén, quien dirigía Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente de Cali, indicó que su renuncia se dio debido a las diferencias que ha tenido con el alcalde Jorge Iván Ospina.

Calderón manifestó, la noche de este lunes en su cuenta de Facebook, “hoy presenté mi renuncia a mi cargo como director del Dagma. Los caminos estaban cerrados y sin garantías. No obstante, posterior a esto y sin necesidad, el alcalde Ospina en un arranque de soberbia, propia de su irascible carácter, me declara insubsistente. Y de manera paradójica, es precisamente él quien reclama una Cali Unida por la Vida, mientras maltrata a parte de su gabinete. No tiene autoridad moral para reivindicar el diálogo y las buenas maneras”.

Publicación de Carlos Eduardo Calderón, tras su renuncia al Dagma de Cali. Foto: Facebook.
Publicación de Carlos Eduardo Calderón, tras su renuncia al Dagma de Cali. Foto: Facebook.

La publicación desató una ola de comentarios en la que varios usuarios admiraron su postura y valor para hacer la denuncia, mientras que otros cuestionan su accionar, tras el escándalo que hace dos semanas rodeaba las irregularidades en un contrato por el cual fue suspendido en primera instancia por parte de la Personería de Cali.

Carlos Eduardo Calderón Llantén, quien dirigía Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente de Cali y el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. Foto: Alcaldía de Cali.
Carlos Eduardo Calderón Llantén, quien dirigía Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente de Cali y el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. Foto: Alcaldía de Cali.

Cabe recordar que el doctor en Biología y especialista en química del Medio Ambiente fue suspendido el pasado 13 de enero por violar los principios de contratación estatal, según una decisión proferida, en primera instancia, por la Personería de Cali.

El director del Dagma habría suscrito directamente el contrato No. 4133.010.26.1.260-2020. Es decir, omitió el proceso de selección para escoger al contratista.

Dicho acuerdo buscaba “contratar el servicio de transporte terrestre automotor especial para realizar el traslado de funcionarios, contratistas, herramientas, insumos y especímenes para realizar las labores operativas del Dagma, en especial las requeridas dentro de la urgencia manifiesta declarada para conjurar la pandemia originada por el COVID 19”.

La Personería calificó como “falta grave a título de culpa grave” la conducta de Calderón, por lo que decidió proferir una suspensión de cuatro meses por suscribir un contrato de prestación de servicios de transporte de forma directa, obviando el proceso de selección del contratista y amparándose en la figura de urgencia manifiesta, lo que no estaría cobijado bajo esa medida.

El funcionario apeló su suspensión, por lo que su situación se definirá en segunda instancia.

Sin embargo, todo parece indicar que la comunicación del Dagma con la alcaldía no es buena desde hace varios meses, pues en junio de 2020, cuando se confirmó el positivo por covid de Calderón y el aislamiento de todo el personal de la entidad, el alcalde Ospina indicó: “Me da tristeza que los funcionarios no informen y sea documentado por terceros. Espero que todos y todas se mejoren”.

Tomado de: @JorgeIvanOspina
Tomado de: @JorgeIvanOspina

La particular explicación del alcalde de Cali sobre por qué hay más riesgo de contagio en un bar que en el MIO

Algunos usuarios de las redes sociales no están de acuerdo con la explicación del alcalde y aseguraron que “se nota que nunca se ha subido a un bus del MIO en hora pico”.

Durante las reuniones y mesas de trabajo, que realizó el pasado 22 de enero, el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina, para llegar a compromisos con los trabajadores nocturnos de la ciudad, es decir, quienes operan en bares y restaurantes, para que puedan funcionar siempre y cuando se cumplan las medidas de bioseguridad y así evitar el aumento de los contagios en una de las ciudades más afectadas por la pandemia, el mandatario hizo una afirmación con la que no están de acuerdo muchos caleños.

“Yo no tengo problema en flexibilizar las medidas siempre y cuando bajen los índices de contagio y la ocupación de camas en las unidades de cuidado intensivo (UCI); todo lo contrario, se necesita y me gusta que la ciudad se abra y reactive”, afirmó el alcalde durante esa reunión.

Sin embargo, en redes sociales se compartió un video en el que Ospina explicó por qué, según él, hay más riesgo de contagio en un bar o restaurante que en el sistema de transporte masivo MIO, del cual los ciudadanos presentan constantes quejas porque van llenos, situación que preocupa a la hora de mantener el distanciamiento social y evitar el coronavirus.

El alcalde afirmó que en los bares “tienen barman, o el chef, o los meseros, la persona que está prestando el servicio y está hiper expuesta porque es una persona que atiende varias mesas cotidianamente. No tiene cómo saber que los clientes están contagiados”.

El mandatario agregó que la labor de esas personas mientras atienden a los clientes hace que, tarde o temprano, se flexibilicen las medidas de bioseguridad como el lavado de manos, uso de tapabocas y distanciamiento. Según Ospina, ese es el principal problema que se presenta en el comercio nocturno de la ciudad, específicamente en bares y restaurantes, que después de un momento es posible que las personas se tranquilicen con las medidas.

Sin embargo, las palabras que llevaron a los caleños a no estar de acuerdo con el alcalde fueron las que uso para tratar de explicar que el riesgo de contagiarse en un restaurante es mayor que en un bus del MIO, transporte público de la ciudad que desde hace varios días ha sido criticado porque los buses viajan llenos a pesar de la pandemia.

“Me dicen, alcalde Ospina ¿por qué el MIO va tan lleno? Lo que se mide es que no necesariamente el MIO tenga los niveles de flexibilización que pueden ocurrir en actividades de larga data”, es decir, aunque el bus esté lleno, según el alcalde, las actividades dentro de este no generan el mismo riesgo que en un restaurante por su duración y por su interacción entre ciudadanos.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: