Encontraron viva a Ana Patricia Mejía, la mujer que había desaparecido el jueves en Cali

Tras días de búsqueda y difusión a través de redes sociales, los familiares confirmaron que se le encontró en un municipio a las afueras de la capital vallecaucana. Se presume que alguien la drogó.

infobae-image

Familiares de Ana Patricia Mejía, la mujer de 48 años que había sido reportada como desaparecida desde el jueves pasado, confirmaron esta noche que por fin pudieron ubicarla “desorientada” en el occidente del Valle del Cauca, a cerca de 50 kilómetros de Cali.

De acuerdo con el periódico El Tiempo, los primeros datos sobre el paradero de la mujer se conocieron en la mañana de este sábado 23 de enero. En horas de la tarde, se confirmó que había sido encontrada en el municipio de Restrepo, con síntomas similares a los de las víctimas de alguna droga como la escopolamina, por lo que en este momento permanece en un centro de salud.

Por el momento no se conocen partes médicos ni detalles sobre cómo pudo darse la desaparición o lo que le sucedió a Ana Patricia entre el jueves y este sábado.

En una noticia similar, las autoridades caleñas también confirmaron la aparición de Valentina Benavidez, niña de 15 años que había sido vista por última vez, en la tarde del pasado 20 de enero en el barrio Valle del Lili, donde reside. Según el diario El País, de la capital vallecaucana, también se le encontró en un municipio a las afueras de la ciudad, pero todavía no se conocen más detalles.

infobae-image

Desaparece mujer que realizaba una diligencia bancaria en el sur de Cali

Ana Patricia Mejía fue vista por última vez cuando salía de su trabajo para ir a sacar dinero de un cajero en el barrio Los Cedros, en el sur de la capital vallecaucana.

Según informaron en el periódico El País de Cali, el más tradicional en esa ciudad, Mejía trabaja en Llantas Emotion, una comercializadora de autopartes, cuya sede se ubica en la carrera 27 con calle 7ª. Allí avisó, al finalizar el mediodía del jueves, que iba a hacer la diligencia bancaria en un cajero cercano.

“Ella salió del trabajo casi a la 1 de la tarde y le dijo a la asistente que iba a realizar un retiro en el cajero, ella sacó el celular y la cartera. Del lugar del trabajo al cajero hay dos o tres cuadras, igual ella se fue en el carro”, le manifestó a El País, Sebastián Bustamante, hijo de la desaparecida.

En un video de la cámara de seguridad del lugar del trabajo de esta mujer, registró precisamente cuando ella salió para realizar su diligencia bancaria, pero comenzaron a pasar las horas y la mujer no regresaba a la comercializadora de autorpartes en la que trabaja y tampoco respondía a las llamadas que le realizaron a su teléfono celular, por lo que se comunicaron con sus familiares, para verificar si se encontraba con ellos.

“Los trabajadores nos contactaron para preguntarnos si ella estaba con nosotros, pero no. Ahí nos dimos cuenta que algo malo estaba pasando porque ella jamás se pierde de esa manera. Nos pusimos a la tarea de buscarla por el sector, pero nadie nos dio razón”, contó el hijo al periódico vallecaucano.

Bustamente también indicó en El País, que su progenitora no tenía problemas por relaciones sentimentales o de carácter económico. Tampoco tenían conocimiento de que ella hubiese sido amenazada, sin embargo, no descartó que por su trabajo en Recursos Humanos se hubiera podido dar esta desaparición.

“Ella no tiene problemas con nadie, pero los investigadores nos comentaron que una de las hipótesis es que quizá esto sea obra de alguno de los extrabajadores, ya que ella trabaja en recursos humanos, por lo que ha tenido que despedir gente y alguno puedo haber tomado venganza. Es solo una de las teorías, pero hay que tenerla en la cuenta”, dijo el hijo de la mujer.

En el video en el que se le ve salir de su trabajo, se captó que Mejía iba vestida con una blusa naranja, jean azul y tacones. Cuando su hijo hizo un recorrido por la zona en la que está el cajero, nadie le pudo dar razón de ella, como tampoco de su vehículo, un Renault Twingo color negro y de placas RMU 959.

“Hablamos con personas del sector, pero nos dijeron que no vieron nada. No sabemos si alcanzó a llegar al carro o al banco, pero esperamos que con los videos de las cámaras del sector nos puedan dar pistas de su paradero”, indicó Bustamente.

El Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) y la Fiscalía General de la Nación están trabajando para dar con la ubicación de esta mujer, luego de que se instaurara la correspondiente denuncia por esta desaparición.

“Estamos muy preocupados por ella, mi mamá nunca apaga el celular ni se desaparece de esta manera”, expresó en ese momento el hijo de la mujer.

También le puede interesar: