No se rinde: tradicional Almanaque Bristol ahora en Instagram

Santos del día, chistes, predicciones del clima y más, ahora están en publicaciones de redes sociales para cautivar al público joven con el almanaque que, cada año, se comercializa en los semáforos de Colombia.

Foto: @undertakerazie
Foto: @undertakerazie

El reconocido Almanaque Bristol, de tapa naranja y que con solo un recorrido por las calles tradicionales del país se encuentra a la venta, ha decidido hacer uso de las redes sociales luego de casi 200 años de vigencia y reconocimiento en los hogares colombianos, para cautivar a un público joven que, tal vez no es su principal consumidor, pero que sí lo reconoce.

Cada diciembre, en los semáforos de la ciudad, cientos de vendedores ambulantes aparecen ofreciendo el famoso ‘oráculo’ de la cultura colombiana, que no solo le informa cómo están organizados los días del próximo año, junto con los días festivos y hasta las fases de la luna, a un módico precio que oscila entre los $2.000 y $3.000 pesos colombianos.

El Almanaque Bristol ha destacado y no ha perdido vigencia o colombianos fieles que lo compran como tradición, por los datos curiosos, predicciones del tiempo, datos astronómicos, el santoral católico, horóscopos, chistes y mucho más contenido interesante para todos. Además, se sabe que en las regiones costeras del país su compra es casi que obligatoria para estar enterado de las predicciones de la marea que favorecen las labores de pesca.

Con el objetivo de atraer a los colombianos jóvenes, quienes tal vez no ven tan importante tener el librillo de 16 páginas en sus casas, el Almanaque Bristol dio un salto a las redes sociales para compartir los datos curiosos tradicionales de la publicación.

Julián Romero, de Primko SAS, es el representante para Colombia de la editorial que tiene la licencia exclusiva del almanaque y explicó a El Tiempo que este cambio se da porque “queremos incursionar en las otras redes en el mercado y tener más cercanía con nuestros lectores. La apuesta es para que más gente se familiarice con el contenido, debido a que estamos ubicando temas diferentes todos los días, direccionando el santo que corresponde los días especiales del año, frases del día”.

Romero aseguró que es todo un reto atrapar a los jóvenes con un contenido que está en el mercado desde 1800, pues, incluso en las redes sociales, esperan conservar el estilo minimalista, lleno de un naranja fuerte, con la información curiosa del año, con las actualizaciones propias que les permite el mundo digital. “Vamos a desarrollar más contenido; publicar historias, hacer concursos y desarrollar actividades para llegar a un target más joven”, explicó al diario.

En su perfil oficial de Instagram, en el que ya tienen más de 600 seguidores y completan 24 publicaciones, los colombianos ya pueden encontrar predicciones del tiempo, chistes, calendario para el corte de cabello y demás información.

Foto: captura de pantalla
Foto: captura de pantalla

Aunque el almanaque es el especialista de las predicciones, los comentarios ya son augurio de un éxito en las redes. Los más de 600 seguidores ya interactúan felizmente con el Almanaque Bristol en su versión virtual. “El mejor recuerdo de mi abuelo”, “grande... el almanaque que ha culturizado el campo colombiano por 189 años”, “por favor nunca dejen de existir. Cuándo compro el almanaque cada año vuelvo a recordar mi infancia y las lecturas con mi mamá. Es increíble”, son algunos de los comentarios de los usuarios que le dan la bienvenida a la publicación al mundo virtual.

La tradición

La primera vez que el Almanaque Bristol se publicó fue en 1853 por el químico y farmacéutico Cyrenius Chapin Bristol, cuya imagen aún aparece en la vistosa portada del librito. El químico buscaba promocionar su jarabe tónico de zarzaparilla y dar consejos medicinales, no se imaginó que casi doscientos años después, su invento siguiera vigente.

Luego, en 1856, los derechos de la publicación fueron adquiridos por Lanman & Kemp-Barclay, y desde finales del siglo XIX se empezaron a realizar ediciones para la península ibérica y para los países latinoamericanos.

Actualmente, el almanaque se edita e imprime en Nueva Jersey, Estados Unidos, y desde allí se distribuye a países como Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Honduras y México, pero se sabe que Colombia es uno de los países donde tiene mayor acogida y se ha convertido casi en un libro de ‘culto’.

El Almanaque Bristol ha tenido tal impacto en la vida de los colombianos que, hasta el novel de literatura Gabriel García Márquez habló de él en ‘La hojarasca’ y ‘El amor en los tiempos del cólera’, como un objeto tradicional de la cultura colombiana.

A la BBC, Daisy Villegas-Daniel, gerente general de la compañía de artículos de perfumería Lanman & Kemp-Barclay, quien edita el cuadernillo que se imprime para América Latina, destacó que en los países latinos es muy famoso, razón por la que no ha perdido vigencia, pero hizo una mención oficial a Colombia, “no pueden celebrar la Navidad si no tienen el Bristol en sus casas”, aseguró.

Por su parte, el editor colombiano Mario Jursich contó al mismo medio que el éxito del Almanaque Bristol en los territorios colombianos se debe, especialmente, a su consumo en el campo, donde la publicación ha combatido el analfabetismo. “No tiene largos párrafos ni explicaciones muy detalladas. Es fundamentalmente un resumen de conocimientos útiles, lo que en la época se consideraba que una persona con un mínimo de instrucción debía saber para cumplir con una serie de labores”, dijo al medio internacional.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: