Propiedades en las que se realicen fiestas clandestinas podrán entrar en proceso de extinción de dominio

Han sido varios los casos donde las autoridades han descubierto a grupos de personas incumpliendo las medidas de bioseguridad.

Todos los 65 asistentes a la fiesta ilegal recibieron comparendos, de acuerdo con la Policía. (Captura video Policía)
Todos los 65 asistentes a la fiesta ilegal recibieron comparendos, de acuerdo con la Policía. (Captura video Policía)

La Fiscalía General de la Nación dio a conocer, este martes 19 de enero, una nueva estrategia para combatir las fiestas ilegales, en medio de la pandemia de coronavirus.

El ente investigador aseguró que los locales, bodegas, casas o cualquier inmueble que se use para fiestas clandestinas estarán disponibles para aplicar extinción de dominio.

Javier Benavides, abogado penalista, le dijo a RCN que “los bienes inmuebles pueden ser ocupados desde el inicio del proceso penal sin que requiera una condena en firme”.

Sostuvo además que, el Código Penal tiene contemplado que cualquier inmueble utilizado para cometer delitos “podría ser ocupado desde el inicio del proceso penal sin que se requiera una condena en firme”.

Camilo Burbano, exdirector del nuevo sistema penal acusatorio de la Fiscalía le dijo a ese medio que quienes participen u organicen este tipo de eventos podrán ser condenados entre cuatro y ocho años de cárcel, junto a multas

El medio advirtió que, si los propietarios de los inmuebles llegan a ser absueltos por violación de norma sanitaria, las propiedades pueden ser afectadas por la extinción de dominio.

La Fiscalía adelanta 6.300 investigaciones por el incumplimiento de norma sanitaria desde que comenzó la pandemia por covid-19, que registran 947 acusados y 118 condenados.

Los últimos casos de fiestas clandestinas

El pasado domingo 17 de enero, tras un operativo de inspección, vigilancia y control, la Policía descubrió una fiesta en la zona de discotecas de la avenida Primera de Mayo, en la localidad de Kennedy, que desde el 12 de enero permanece en aislamiento estricto por la coyuntura en salud de la ciudad.

Fueron algunos vecinos de la zona quienes, al escuchar el ruido generado desde el establecimiento informaron a las autoridades. Los uniformados de la Policía, al patrullar la zona observaron dos ciudadanos frente a una discoteca, sin importar las restricciones, por lo que ingresaron al lugar.

En el interior fueron halladas 65 personas, 23 damas y 42 hombres, “en su mayoría migrantes”, afirmó el coronel Javier López, oficial de inspección de la Policía de Bogotá, quien agregó que a todas se les interpuso un comparendo por $ 932.000, al no cumplir lo decretado por la Alcaldía Mayor para evitar la propagación del covid-19, y se selló el local.

De acuerdo con lo informado por Caracol Televisión, los ciudadanos de nacionalidad venezolana podrían ser expulsados a su país por no cumplir la cuarenta, pues Migración Colombia abrió un proceso para deportarlos.

Kennedy, que permanecerá aislada hasta el jueves 21 de enero, con 69.071 contagios, es la segunda localidad con más casos de la ciudad, que representan un 13,5 % del total de Bogotá.

Otro caso que se robó la atención fue el de 60 personas en una gallera en Bosa

En Bosa, la cuarta localidad de Bogotá con más contagios de covid-19 (40.088 casos), las autoridades identificaron una gallera clandestina en la madrugada del 10 de enero. En el operativo fueron hallados departiendo 60 ciudadanos aglomerados, consumiendo bebidas alcohólicas y algunos sin tapabocas, de acuerdo con la alcaldía local.

Pero no fue lo único, a la ya insalubre situación se sumó el hallazgo de gallos muertos en las instalaciones, algunos en el que parece ser el mesón de una cocina y otros en el piso, debajo de las sillas y junto a envases de cerveza.

“Rechazamos estos hechos y conductas que exponen no sólo la vida de quienes se ponen en riesgo, sino la de familias enteras y vecinos. Hacemos un llamado a los habitantes de Bosa para que se queden en casa. El covid-19 sigue cobra vida”, declaró la alcaldesa de Bosa, Lizeth González, tras el operativo.

En la noche del pasado sábado 16 de enero, los vecinos del barrio El Vergel en Bogotá le contaron al canal local de noticias CityTv que un grupo de policías organizó una fiesta en una de las casas de sector, irrespetando la cuarentena decretada por la alcaldía de la capital de Colombia.

De acuerdo con el medio, en la fiesta estuvieron al menos 20 personas en donde la mayoría serían miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), en un domicilio que queda a dos cuadras de la sede de esa entidad.

A pesar de que los vecinos llamaron en varias ocasiones a las autoridades, su denuncia solo fue tomada en cuenta cuando se quejaron ante la alcaldía de la localidad de Los Mártires.

Mientras las autoridades hicieron presencia en el sector y grababan lo que ocurría, los presentes en las fiestas empezaron a escapar por los tejados y terrazas vecinas.

La mayoría de personas que estaban disfrutando en la fiesta pudieron escapar, pero la Policía aseguró que identificará a los participantes mediante los videos que lograron ver el procedimiento.

Le puede interesar