“No he matado a nadie”: mujer detenida se defiende tras ser sorprendida en una fiesta clandestina en Tunja

En la fiesta había mujeres extranjeras que no seguían protocolos de bioseguridad.

/Wikimedia Commons
/Wikimedia Commons

Durante este fin de de semana, la Policía de Tunja, Boyacá, detuvo un grupo de personas que estaba violando las medidas sanitarias impuestas por las autoridades de esa capital.

De acuerdo con información de la Policía, los uniformados lograron estas capturas gracias a información de algunos habitantes de la capital de Boyacá, quienes denunciaron una fiesta clandestina en las afueras de la ciudad, exactamente en la vía que lleva al municipio de Motavita.

El Tiempo recoge que el personal de inteligencia pudo entrar al establecimiento donde había un grupo consumiendo bebidas alcohólicas y sin ningún protocolo de bioseguridad.

Ya en el lugar, la Policía capturó a siete mujeres, entre las que había seis de nacional extranjera y una colombiana, entre 20 y 30 años, y nueve hombres originarios de Tunja. Al momento de la aprehensión, según el diario, una de las mujeres les reclamó a los uniformados diciendo que ella no ha matado a nadie y menos “robado a nadie”. Los policías pidieron que se colocaran el tapabocas y que no pusieran en riesgo su vida, ni la de los demás.

Una de las mujeres presentes relató que nunca pensó que las autoridades las fueran a descubrir: “si pudiera devolver el tiempo estaría en mi casa y no pasando por estas”. Añadió que en principio no vio inconveniente en ir a la fiesta y no pensó que pudiera tener consecuencias.

La policía aseguró que se les impuso un comparendo por “comportamientos que afectan las relaciones entre las personas y las autoridades numeral 2 Incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de Policía”.

Tunja intensificó las medidas de prevención para este puente de Reyes

La cruda situación que atraviesa el país por cuenta del aumento de contagios por covid-19, así como los niveles de ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos (UCI) que están por el 81 por ciento, llevaron al alcalde de Tunja, Boyacá, a decretar nuevas y más estrictas medidas preventivas.

En un anuncio hecho por la oficina de Alejandro Fúneme, se conoció que tanto el toque de queda como el pico y cedula decretados hace tres días cambiaron: ahora, el primero inicia este viernes 8 de enero y se extiende hasta el próximo 16 de enero, en horarios diarios de 8 de la noche para adultos y 6 de la tarde para niños, hasta cinco de la mañana.

El segundo comprende a vendedores ambulantes, centros comerciales, centros empresariales, servicios bancarios, financieros y notariales, plazas de mercado, almacenes de grandes superficies, pasajes comerciales, oficios religiosos, fruvers, gimnasios, centros de acondicionamiento físico, peluquerías, barberías, billares, placitas campesinas, cadenas y supermercados y/o autoservicios.

Sobre estos mismos establecimientos se ordenó que podrán atender a una persona por núcleo familiar. Los bancos, por su parte, solo pueden prestar atención en horarios de 8 de la mañana a 4 de la tarde entre semana y de 9 de la mañana a 2 de la tarde en sábados, si cuentan con dicha jornada.

Según el decreto “si se comprueba por las autoridades, la presencia de clientes al interior de los establecimientos señalados en el presente artículo cuyos dígitos de cédulas no cumplan lo preceptuado en el presente artículo, se sancionará al representante legal o administrador y se procederá al cierre temporal, sin perjuicio de las sanciones a los clientes de conformidad a la Ley 1801 de 2016”.

Por otra parte, se lee en el decreto que “se mantiene la prohibición de eventos de carácter público o privado que implique la aglomeración de personas; las actividades que se desarrollen en Centros Comerciales y Plazas de Mercado deberán respetar el aforo del 30 % entendido como capacidad para albergar visitantes”.

A pesar de las excepciones conocidas a nivel nacional, el decreto 006 del 7 de enero de 2021 también prohíbe la actividad física en cualquier tipología de espacio durante el mismo periodo y suspende la atención presencial en todos los puntos de la Alcaldía Municipal. Aparentemente, el único departamento que seguirá en funciones será el de entrega de vehículos inmovilizados. Denuncias, peticiones y consultas solo se recibirán de manera virtual.

De igual forma, se ordenó que todos aquellos que lleguen de viaje a quedarse en Tunja tendrán que informar de su presencia a las autoridades —no se especificó a través de qué mecanismo— e ingresar en un aislamiento preventivo de siete días.

Le puede interesar

Ministro de Salud podría enfrentar moción de censura por “fracaso en el manejo de la pandemia” en Colombia

Tres muertos y siete heridos dejó un ataque armado en Caquetá