La historia de Myriam Camhi, la famosa pastelera colombiana que falleció este domingo 10 de enero

La pastelera empírica facturó su primera torta de merengón de guanábana en enero de 1982 y esto se convirtió en el inicio de su éxito como pastelera, además de ser la primera cadena de gran repostería en el país.

El mundo de la repostería colombiana está de luto. La reconocida pastelera Myriam Camhi falleció en la mañana de este domingo, 10 de enero, debido a problemas de salud que presentaba por su edad, entre ellos Alzheimer.

El director de la comunidad judía en Colombia, Marcos Peckel, confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento el día de hoy de la señora Myriam Camhi, pionera de la repostería Gourmet en Colombia, galardonada con varios premios por su trayectoria, emprendimiento e innovación. Bendecida sea su memoria”, manifestó Peckel.

El amor por la cocina lo llevaba en la sangre. Su mamá, Ida Alcalay, preparaba deliciosos platillos los viernes en la noche cuando toda la familia se reunía para cenar, le encantaba probar ingredientes distintos, mezclas que le dieran vida y un sabor único a sus recetas.

La pastelera empírica facturó su primera torta de merengón de guanábana en enero de 1982 y esto se convirtió en el inicio de su éxito como pastelera, además de ser la primera cadena de gran repostería en el país.

“Ella con sus recetas familiares y su dulzura abrió un camino en una época en la que no había tantas opciones en este tipo de repostería (...) De hecho muchas de las niñas que comenzaron con nosotros en el garaje de la casa, todavía siguen ayudándonos, manteniendo sus recetas y su memoria, porque ella inspiraba mucho”, dijo su hija Denise Camhi en una entrevista para El Tiempo.

Myriam empezó desde cero y fue escalando con el paso de los años, dando a conocer su negocio, el cual hacia presencia en diez establecimientos alrededor del territorio nacional, gracias a la calidad en su preparación y su excelente sabor.

Eso la llevó a ser galardonada con varios premios por su trayectoria, emprendimiento e innovación, entre esos obtuvo por varios años consecutivos el título de mejor repostería del país en los premios La Barra, uno de los galardones especializados en el negocio de manteles en el ámbito nacional.

“Los premios La Barra son muy importantes dentro de la industria gastronómica pues reconocen la trayectoria, excelencia, calidad e innovación del sector gastronómico en nuestro país. Por esta razón para Myriam Camhi es muy importante ser reconocido, en nueve ocasiones distintas y en este 2020, como la mejor pastelería a nivel nacional y regional. Con maestría se han homologado más de 3.000 productos en sus 38 años de historia”, escribió la hija en su blog.

El garaje de su casa, donde hizo sus primeras tortas, quedó pequeño ante la demanda de un público que cada vez más reclamaba uno de sus postres en la mesa.

Por esto, no tuvo otra alternativa que alquilar la cocina de un restaurante cachaco. Y sumar más y más manos que le ayudaron a deleitar más paladares.

En el año 2000, en la carrera novena con calle 81A, en el norte de Bogotá, inauguró su primer café, pero sus tortas se hacían cada vez más famosas y por eso, se trasladó a un lugar más espacioso ubicado en la calle 81 con carrera octava, donde hoy funciona su sede principal.

De su marca son famosas; la torta W, el Napoléon de arequipe, Choco Flan, la torta de zanahoria o el tiramisú, dentro de una ya amplia carta en la que también hay ahora desayunos, tortas de sal y otros platos especiales.

Por su parte, su hija, quien hoy en día es la directora de imagen y producto de la cadena de pastelería, recalcó que aún a pesar de su muerte, el legado de su madre continuará y seguirán adulzando la vida a muchos colombianos.

“Sigue siendo un negocio familiar y estamos en el día a día y, bueno, trabajando para que su nombre sea un legado que se mantenga por muchos años”, expresó al diario El Tiempo.

Le podría interesar