El primer asesinato de un líder social en Colombia ocurrió al mediodía del 1 de enero de 2021

La víctima fue el docente Gerardo Léon, quien trabajaba como defensor de Derechos Humanos y etnoeducador en el departamento del Meta, en el oriente del país.

Gerardo León sería el primer líder social asesinado en 2021, según los registros de Indepaz. Foto: Tomada del Twitter de Indepaz @Indepaz
Gerardo León sería el primer líder social asesinado en 2021, según los registros de Indepaz. Foto: Tomada del Twitter de Indepaz @Indepaz

Según informaron en el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) hacia el mediodía del primer día del 2021 fue asesinado el líder social y defensor de derechos humanos Gerardo León en el municipio de Puerto Gaitán del departamento del Meta, en el oriente de Colombia.

León sería el primer líder social ultimado en el 2021 en Colombia, de acuerdo con Indepaz, y su crimen ocurrió en el resguardo El Tigre del municipio a donde llegó un grupo de hombres que lo atacaron con arma blanca hasta ocasionarle la muerte.

El líder social era un docente que se desempeñaba en labores de etnoeducación en el Meta y también formaba parte de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) en ese departamento.

Este homicidio se suma al de la excombatiente de las Farc Yolanda Zabala Mazo de 25 años, quien también fue asesinada en el primer día del 2021, junto con su hermana Reina Zabala Mazo de 17 años, durante las celebraciones de Año Nuevo.

Lea más: 2021 el año de la vacunación contra el covid-19, la reforma tributaria y la lucha para llegar al Mundial

Indepaz señaló que el crimen de la firmante del acuerdo de paz ocurrió hacia las 4 de la mañana, cuando hombres armados llegaron a su vivienda en la vereda Travesías del municipio de Briceño (Antioquia), en el occidente de Colombia.

Yolanda Zabala Mazo, de 22 años, fue conocida como ‘Liliana Estrada’ durante su tiempo en el grupo armado, hacia parte del proceso de reintegración que se adelanta en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (Etcr) de La Plancha, en el municipio de Anorí (Antioquia) y, relata el diario El Espectador, había sido indultada en 2017, gracias al Decreto 1096.

En la información preliminar, difundida por la misma publicación de Indepaz, esta no fue la primera vez que la excombatiente era víctima de un ataque. Ya había sufrido otro atentado en agosto de 2019, junto con su compañero sentimental, en medio de un enfrentamiento armado entre disidencias de las Farc y miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo, en el departamento del Cauca, también en el occidente colombiano.

Lea más: Cifras oficiales de líderes sociales asesinados no coinciden con las de Indepaz

En dicho ataque, que dejó un saldo de dos personas muertas, Zabala resultó herida con esquirlas de un artefacto explosivo, lo que la obligó a trasladarse a un centro médico para recibir atención, reportó la unidad Colombia 2020 del periódico El Espectador.

El representante a la Cámara por el Partido Farc, y excomandante del Frente 36 de la extinta guerrilla, Omar de Jesús Restrepo Correa, calificó el asesinato de las Zabala como una dolora forma de iniciar el año.

En los registros que lleva Indepaz, se señala que en el 2020 fueron asesinados 310 líderes sociales y defensores de derechos humanos en el país. En ese mismo año también asesinaron a 64 excombatientes de las Farc.

Las cifras del instituto también indican que desde que se firmó el acuerdo de paz con el otrora grupo subversivo, en 2016, han sido asesinados 972 líderes sociales y defensores de derechos humanos. Y desde esa época, sumado el homicidio de Yolanda Zabala, se tiene el registro de 250 excombatientes asesinados.

Sin embargo, estos indicadores contradicen los datos oficiales del gobierno de Iván Duque, que en un informe presentado en noviembre del 2020, informaron que en ese año habrían asesinado solo a 51 líderes sociales.


También le puede interesar:

Colombia recibió el 2021 con el asesinato de una excombatiente de las Farc

Las voces ambientales que apagó la violencia en Colombia durante 2020

Enfrentamientos entre grupos subversivos obligaron a una comunidad de Tibú a desplazarse y confinarse en una zona aledaña