Colombia recibió el 2021 con el asesinato de una excombatiente de las Farc

Yolanda Zabala Mazo se encontraba recibiendo el año nuevo con su hermana menor cuando un grupo de hombres armados las raptaron y posteriormente les quitaron la vida.

Yolanda Zabala Mazo y su hermana, Reina. / Twitter de Omar Restrepo.
Yolanda Zabala Mazo y su hermana, Reina. / Twitter de Omar Restrepo.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, alertó la tarde de este viernes sobre el asesinato de Yolanda Zabala Mazo, excombatiente de las Farc que se había acogido al proceso de reintegración tras la firma del Acuerdo de Paz en 2016, y su hermana, Reina Zabala Mazo, durante las celebraciones de año nuevo en Colombia.

De acuerdo con la organización, “los hechos se dieron hacia las 4:00 a. m., cuando hombres armados entraron a su vivienda, ubicada en la vereda Travesías, del municipio de Briceño, allí secuestraron a la firmante y a su hermana, menor de edad —con 17 años—, posteriormente fueron asesinadas”.

Yolanda Zabala Mazo, de 22 años, fue conocida como ‘Liliana Estrada’ durante su tiempo en el grupo armado, hacia parte del proceso de reintegración que se adelanta en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (Etcr) de La Plancha, en el municipio de Anorí, Antioquia y, relata el diario El Espectador, había sido indultada en 2017, gracias al Decreto 1096.

De acuerdo con información preliminar, difundida por la misma publicación, esta no fue la primera vez que la excombatiente fue victima de un ataque. Ya había vivido otro en agosto de 2019, cuando, en el departamento del Cauca, se encontró, junto a su compañero sentimental, en medio de un enfrentamiento armado entre disidencias de las Farc y miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc).

En dicho ataque, que dejó un saldo de dos personas muertas, resultó lesionada con esquirlas de un artefacto explosivo, lo que la obligó a trasladarse a un centro médico para recibir atención, reportó la unidad Colombia 2020 del periódico.

El representante a la Cámara por el Partido Farc, y excomandante del Frente 36 de la extinta guerrilla, Omar de Jesús Restrepo Correa, calificó el asesinato de las Zabala como una dolora forma de iniciar el año.

No es la primera vez que el congresista reporta los hechos violentos que se presentan en el país en contra de excombatientes reintegrados. De hecho, lo hizo tres veces durante la última semana, con los asesinatos de Rosa Amalia Mendoza Trujillo y Manuel Alonso, conocido con los alias de ‘Romel’ y ‘Carmelo’ durante los tiempos del conflicto armado.

Sobre la primera, de 25 años de edad, Restrepo informó que murió el 26 de diciembre durante la Masacre de Quebrada Honda, municipio de Montecristo, Bolívar, donde perdieron la vida otras cuatro personas, incluida su hija de dos años. Era socia fundadora de Asovisbol, la Asociación de Vivienda Agraria y Ambiental del sur de Bolívar, así como miembro de una comunidad indígena no especificada. El segundo, agregó el representante, tenía 55 años de edad y fue encontrado muerto el 27 de diciembre en Miranda, Cauca, sin mayor explicación.

Rosa Amalia Mendoza. / Twitter de la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó
Rosa Amalia Mendoza. / Twitter de la Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó

En un comunicado publicado con motivo del fin de año, el Partido Farc había advertido que a pesar de “la larga lista de asesinatos de exguerrilleros y sus familiares”, le seguían apostando a la paz de manera irreversible. Sobre la noticia de hoy, dijeron a través de su cuenta de Twitter, que “los incumplimientos del Estado siguen siendo pilares de este exterminio. Duele en el alma”.

Con Yolanda, ya son 250 los excombatientes firmantes de los acuerdos que han sido asesinados, 64 de ellos en 2020. Otras cifras del instituto revelan que en el país ha habido 1.107 asesinatos de líderes sociales, 309 de ellos durante el año que acaba de terminar; 90 masacres que dejan 375 víctimas en los últimos 365 días, periodo en el que también se registran 78 asesinatos cometidos a manos de la fuerza pública.

Lee también: Colombia reportó la cifra más baja de homicidios en 17 años durante Año Nuevo