“Queremos que nos descubran”, los pueblos afro en Colombia necesitan a los turistas del país y del mundo para impulsar su progreso

Sitios como Buenaventura tienen atractivos naturales y culturales importantes muy particulares para mostrarle al mundo, con más de 25 destinos turísticos que ofrecer.

Foto: cortesía Secretaría de Turismo de Buenaventura
Foto: cortesía Secretaría de Turismo de Buenaventura

Por: María Paula González

Durante el año 2020, con la llegada del coronavirus uno de los sectores económicos que más resultó afectado fue el turismo. Sin embargo, hay lugares en Colombia llenos de experiencias turísticas que parecen vivir en una pandemia constante, pues desde siempre han sido ignorados por los turistas y los gobiernos.

Es la realidad de muchos municipios del pacífico colombiano en los que habitan la mayoría de pueblos afrodescendientes del país. Lugares no solo llenos de atractivos naturales como playa, sol, arena, reservas naturales y una fauna sobresaliente, sino de gente con historias y conocimientos ancestrales para compartir, que no han sido escuchados por la existencia de prejuicios que, en pleno 2020, ya no deberían permanecer en el imaginario nacional e internacional.

Óscar Gamboa, es el director ejecutivo de la Asociación Nacional de Alcaldes de Municipios con Población Afrodescendiente (Amunafro) y en diálogo con Infobae aseguró que en estos municipios no se pueden negar debilidades “como la pobreza, la desigualdad, la presencia de cultivos ilícitos, violencia y minería ilegal. Pero también tienen grandes oportunidades en una riqueza biodiversa que se expresa en mares, ríos, recursos hídricos, flora, fauna, riqueza cultural, gastronomía, entre otras”.

Foto: cortesía Secretaría de Turismo de Buenaventura
Foto: cortesía Secretaría de Turismo de Buenaventura

Según Gamboa, desde la Asociación buscan reivindicar esas fortalezas turísticas de los municipios con población afro que deberían resaltar más que los factores negativos que no solo se dan en estos pueblos, sino en el resto del país. “A través de la historia no se han aprovechado las fortalezas de estos territorios porque el modelo de desarrollo colombiano ha estado de espaldas a las costas, el modelo de desarrollo es centralista y eso lleva a soslayar todas esas ventajas de estos municipios que están en las costas”.

Pero el desaprovecho de las fortalezas culturales y turísticas de estos territorios no es solo responsabilidad de las políticas públicas de los gobiernos locales y el nacional, Gamboa aseguró que también es un problema de los colombianos y los habitantes de esos municipios que han creído más en las debilidades que, durante años, les han dicho que es lo único que tienen.

Neila Yadira Arú, es la primera mujer en ocupar el cargo de alcaldesa en Timbiquí, Cauca, y aseguró que los colombianos y extranjeros deben visitar su municipio porque “tenemos una enorme riqueza natural y cultural, es la tierra de los muchachos de Herencia de Timbiquí, como ellos muchos jóvenes y niños también tienen ese arraigo cultural. Tenemos dos reservas, una en un resguardo indígena con más de 11 mil hectáreas y una muy cerca del casco urbano, donde habita la rana amarilla, es una de las más venenosas del mundo”.

La alcaldesa aseguró que “no podemos negar que hay presencia de grupos armados, pero también es cierto que el liderazgo de las autoridades y entes territoriales y el trabajo que desde la administración se coordina con ellos da toda la tranquilidad para que se pueden mover al interior del municipio”.

Hay una retórica, una narrativa de que en el pacífico somos muy pobres, incluso se le hace creer a los que habitan estos municipios eso, cuando en realidad tenemos mucha riqueza. Esa narrativa afecta negativamente y limita que muchas personas quieran conocer el territorio. - Neila Yadira Arú, alcaldesa de Timbiquí

Por su parte, Nixon Arboleda, secretario de Turismo de Buenaventura, Valle del Cauca, dijo a Infobae que Buenaventura “es la puerta de entrada del Pacífico colombiano, que ya no es un municipio, es un distrito con cuatro apellidos, distrito industrial, portuario, biodiverso y ecoturístico. Tiene unos atractivos naturales y culturales importantes y muy particulares para mostrarle al mundo, Buenaventura tiene más de 25 destinos turísticos que ofrecer a cualquier turista, es importante que vengan a las dos bahías hermosas que tenemos y recorrer todo el tema del manglar, la ruta de la piragua, deben venir a tocar la marimba y sentir el currulao”.

Foto: Alcaldía de Timbiquí Facebook
Foto: Alcaldía de Timbiquí Facebook

Ante los prejuicios, Arboleda fue enfático: “Buenaventura es en Colombia, lo que Colombia es en el mundo. El país tiene una mala imagen a nivel internacional, pero la gente viene y se enamora de Colombia, eso pasa con Buenaventura”. También recalcó que Buenaventura es mucho menos insegura que otras ciudades importantes como Medellín, Bogotá o Cartagena, “aquí les podemos asegurar a los turistas que pueden venir con tranquilidad, quienes han venido nos recomiendan”.

Foto: cortesía Secretaría de Turismo de Buenaventura
Foto: cortesía Secretaría de Turismo de Buenaventura

¿Cuál es la participación del Gobierno Nacional para promover que visiten estos territorios?

Neila Arú, alcaldesa de Timbiquí aseguró que, aunque comparados con otras ciudades de Colombia, están haciendo grandes esfuerzos por dar a conocer los atractivos turísticos del municipio, desde la administración local promueven una campaña llamada ‘Timbiquí por dentro’ que busca que los turistas se interesen en sus tradiciones, gastronomía, y lugares naturales.

Sin embargo, cuando se le preguntó por la participación del Gobierno en esa propuesta o en otras formas para promover el turismo en el territorio reconoció que “no hemos tenido mucha conexión con el Gobierno en ese sentido, hemos hecho algunos acercamientos con la Usaid y Cámara de Comercio y hemos empezado a crear un inventario turístico, ha participado la Gobernación del Cauca, pero el Gobierno nacional no tiene una participación directa en Timbiquí”.

En Buenaventura la situación no es diferente, el secretario de Turismo aseguró que “el turismo acá se ha hecho solo, y no solo falta el apoyo del Gobierno nacional, sino del departamental, porque solos es muy difícil. Somos de los territorios más benditos que hay en Colombia y en el mundo, con biodiversidad, fauna y flora y, también, una riqueza cultural que hemos construido año tras año, década tras década de nuestros antepasados, pero si necesitamos de los gobiernos”.

Óscar Gamboa, director ejecutivo de Amunafro, comentó que era interesante ver cómo los cruceros que bordean el Pacífico cuando vienen de Canadá, Estados unidos o México, llegan a Panamá y de ahí “saltan” y siguen hacia el sur del Pacífico “no se acercan a la costa colombiana, por qué no pensar en eso, todos sabemos que por unas horas que pasen esos cruceros en tierra colombiana son varios millones de dólares que dejan para la dinámica económica local”.

El muelle de Buenaventura. Foto: Diario Occidente.
El muelle de Buenaventura. Foto: Diario Occidente.

Nixon Arboleda coincidió con Gamboa, pero aseguró que están en conversaciones con Procolombia para que, cuando los cruceros turísticos se reactiven puedan llegar a Buenaventura; sin embargo, recalcó que “necesitamos el compromiso del Gobierno nacional porque tenemos la infraestructura, la sociedad portuaria le ha dado su punto de vista positivo a la llegada de los cruceros, entonces queremos que se sume el Gobierno nacional y el gobierno departamental en ese trabajo que estamos haciendo desde Buenaventura”.

¿Cómo los afectó la pandemia?

Todos coinciden en que falta apoyo para dar a conocer las ofertas de los territorios de la costa pacífica, que las creencias de inseguridad y pobreza extrema en sus ciudades han hecho que, desde siempre, el turismo en un territorio lleno de experiencias interesantes para cualquier turistas se haga con las uñas y gracias al voz a voz de quienes van y descubren la realidad. Pero, ¿qué hizo la pandemia en estos territorios?

“La situación económica y social en condiciones normales es precaria, imagínese la pandemia cómo ha impactado negativamente. Si estábamos mal antes de la pandemia, estamos peor después. Esto nos duplica el presupuesto de acciones, tenemos que trabajar con más ahínco enfrentando el desafío de la pandemia”, aseguró el director ejecutivo de Amunafro.

La alcaldesa de Timbiquí y el secretario de turismo de Buenaventura aseguraron que, entre marzo y septiembre estuvieron totalmente encerrados, igual que todos y que, con la reactivación empezaron a recibir pocas visitas cumpliendo con los protocolos, especialmente los fines de semana y festivos.

“Queremos que nos descubran” aseguraron todos, prometen que en los territorios afro de la costa pacífica del país, colombianos y extranjeros pueden descubrir experiencias inolvidables a las que se han privado por prejuicios equivocados, siguen cambiando esos imaginarios con sus propias acciones y esperan que con la reactivación, muchas más personas se animen a visitarlos.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS