Otro líder indígena fue asesinado en el Chocó y se suma a los 278 asesinados en todo el país

Miguel Tapí Rito, uno de los voceros más importantes de su comunidad, fue asesinado este jueves en hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades.

Algunos de los reclamos de la sociedad civil al Gobierno de Iván Duque son las masacres, el asesinato a líderes sociales y a excombatientes que firmaron el acuerdo de paz. Foto: Luis Velandia/Infobae.
Algunos de los reclamos de la sociedad civil al Gobierno de Iván Duque son las masacres, el asesinato a líderes sociales y a excombatientes que firmaron el acuerdo de paz. Foto: Luis Velandia/Infobae.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Paz de Colombia (Indepaz) informó, que este 3 de diciembre, el reconocido líder indígena de las comunidades El Brazo y Bacuru Purru, Miguel Tapí Rito, fue asesinado en el municipio de Bahía Solano, en el departamento de Chocó, al occidente del país.

Según fuentes de Indepaz, Miguel Tapí Rito fue abordado y llevado a la fuerza por hombres armados en la zona de río Valle, quienes posteriormente lo degollaron y dejaron su cuerpo en un sector aledaño.

Tapí era reconocido en su comunidad como uno de los voceros más importantes de la zona donde también se desempeñó como gobernador de los resguardos de las comunidades Bacuru Purru y El Brazo, a dos horas del corregimiento El Valle.

Con este caso Indepaz registra 278 asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos en lo corrido de 2020, de los cuales 16 corresponden a líderes de Bahía Solano.

Por su parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas condenó y lamentó el asesinato del líder indígena e indicó que el hijo del exgobernador está en grave riesgo debido a las continuas amenazas que ha recibido.

Este asesinato “pone en evidencia las graves violaciones de Derechos Humanos de los líderes y alto grado de vulnerabilidad en la que que se encuentran sus vidas a causa del conflicto armado en Colombia y la incidencia de grupos paramilitares y grupos armados al margen de la ley en los territorios”, aseguró la Comisión en un comunicado.

De igual forma, el alcalde de Bahía Solano, Ulmer Mosquera, indicó que desde la Alcaldía del municipio se sigue reclamando un acompañamiento y apoyo del Gobierno de Iván Duque para “contener la ola de asesinatos en Bahía Solano” y aseguró que este crimen no puede quedar impune.

Le podría interesar: Llega deportado de EE.UU. el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno

La Mesa de Diálogo y Concertación de los Pueblos Indígenas del Chocó también denunció y rechazó el crimen asegurando que el líder del pueblo embera dobida no tenía ningún tipo de amenaza.

“Lamentamos profundamente como el silencio y el dolor se apodera de nuestros territorios y nos toca sepultar a los nuestros sin tener alguna respuesta contundente del Estado Colombiano”, mencionó un comunicado la organización indígena.

FILE PHOTO: Demonstrators wearing face masks protest in front of a military battalion, against the reported rape of an Embera Chami indigenous girl by soldiers, in Bogota, Colombia June 29, 2020. REUTERS/Luisa Gonzalez/File Photo
FILE PHOTO: Demonstrators wearing face masks protest in front of a military battalion, against the reported rape of an Embera Chami indigenous girl by soldiers, in Bogota, Colombia June 29, 2020. REUTERS/Luisa Gonzalez/File Photo

La Misión de Observación Electoral

En solo 10 meses de 2020 se evidenciaron casi 411 hechos de violencia contra líderes sociales en el país, así lo confirmó la Misión de Observación Electoral (MOE) en un informe que compartieron a medios de comunicación.

Según la organización, a pesar de que la pandemia impedía que los ciudadanos pudieran salir de sus casas, hubo un número de asesinatos muy alto. Además, confirmaron que, luego de que se levantó el confinamiento, el número de muertes aumentó significativamente.

Le podría interesar: Fiscalía archiva investigación contra el general Oscar Atehortúa por las casas fiscales en Tolima