El gremio de la seguridad privada pide prioridad para recibir la vacuna contra el COVID-19

Líderes del sector se pronunciaron, luego de no ser incluidos entre los grupos prioritarios anunciados por el Gobierno para recibir la vacuna, y aseguraron que su labor es esencial, altamente pública y los pone en gran riesgo de contagio.

infobae-image

Con la confirmación de la llegada de la vacuna contra el covid-19 a Colombia, programada para mediados del primer semestre del próximo año, varios sectores, como el de seguridad privada, se movilizaron para estar entre los primeros de la lista que el Gobierno Nacional está creando para distribuirla.

María Ximena Morales, directora ejecutiva de las Empresas Colombianas de Seguridad (Ecos), fue la encargada de elevar dicha petición, este 2 de diciembre, en nombre de los 380 mil empleados del gremio, al presidente Iván Duque y al Ministerio de Salud, encabezado por Fernando Ruíz, según RCN Radio.

“El gremio solicita al Gobierno Nacional y al presidente de la República, Iván Duque, que estudien, junto con la Superintendencia de Vigilancia, la posibilidad de que el sector sea el tercer grupo en ser atendido con la aplicación de la vacuna contra la covid-19”, indicó la líder tras conocer la lista de los primeros grupos que recibirán el esperado medicamento.

Esto, teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional anunció esta mañana la resolución No. 2327 de 2020, con la que se oficializó la compra a la multinacional Pfizer de 10 millones de dosis de su vacuna a un precio de 12 dólares cada una.

El Gobierno, a parte de esta opción, cuenta con la participación en el mecanismo Covax-Gavi para obtener otras vacunas que se aprueben a futuro. En esto invirtió $427.000 millones que, sumados al rubro que está en el UGRD suma $864.000 millones hasta el momento y falta revelar el precio de la negociación con Astrazeneca.

Las vacunas, confirmó el ministro Fernando Ruíz, serán distribuidas entre trabajadores de la salud, personas mayores de 60 años y población con comorbilidades como hipertensión, diabetes, deficiencias renales y enfermedades cardiacas, a partir de marzo de 2021.

Ante la decisión, Morales señaló que los guardias de seguridad tienen un papel como primera línea de atención al usuario –tanto en emergencias como en situaciones normales– en escenarios públicos y privados como oficinas, viviendas, clínicas, aeropuertos, terminales de transporte, colegios, universidades y hospitales, entre otros. Una labor que, agrega, los ubica entre los más propensos a contagiarse del virus.

La líder gremial incluso recordó el papel de trabajadores esenciales que desempeñan los miembros del sector al ser quienes “reportan a las autoridades las anomalías, aglomeraciones o actos sospechosos”, que claramente preocupan más en medio de una pandemia que obliga al distanciamiento social.

“Nuestros guardias de seguridad permanecen en primera línea al servicio de la ciudadanía, asumiendo además, nuevos roles en medio de las difíciles situaciones que se presentan por la emergencia sanitaria”, destacó Morales, en un comunicado.

De acuerdo con la misma publicación, el presidente de la agremiación, José Saavedra la “noticia de ser uno de los grupos priorizados para recibir la vacuna contra el covid-19 de seguro aumentará la moral y el optimismo de este importante grupo de colombianos”.

Hasta el momento, el Gobierno Nacional no ha respondido a la solicitud. En este sentido, vale la pena recordar que hace una semana, y según El Tiempo, el ministro Ruíz señaló que, después de esos primeros 15 millones de colombianos programados para 2021, el resto de la población y los grupos que menos probabilidad tienen de mortalidad por covid-19 podrían tener acceso a la vacuna en 2022.

Así las cosas, solo resta esperar si el Gobierno Nacional presta atención al argumento de los guardias de seguridad y los ubica, por lo menos, en el grupo inmediatamente siguiente a los prioritarios, como están solicitando

Le puede interesar:

Esta es la fecha de llegada y el precio al que el Gobierno comprará la vacuna contra el COVID-19 en Colombia