Esta es la fecha de llegada y el precio al que el Gobierno comprará la vacuna contra el COVID-19 en Colombia

La mayoría de colombianos tendrá que esperar hasta 2022 para acceder a la vacuna en contra del coronavirus.

EFE/EPA/HOTLI SIMANJUNTAK/Archivo
EFE/EPA/HOTLI SIMANJUNTAK/Archivo

Con la noticia de la aprobación del Reino Unido, este miércoles 2 diciembre, de la vacuna contra el covid-19, el mundo se ilusiona con el fin de la pandemia. En Colombia el tema no es ajeno y los ciudadanos ya se preguntan cuándo y cuál será el costo de este biológico en el país.

El Ministerio de Hacienda dio a conocer la resolución No. 2327 de 2020, con la que se oficializa la compra a la multinacional Pfizer de 10 millones de dosis de su vacuna a un precio de 12 dólares cada una.

El Ministerio de Hacienda ya trasladó $437.138 millones a una cuenta de la Unidad de Gestión de Riesgos y Desastres para la compra de las vacunas.

El Gobierno, a parte de esta opción, cuenta con la participación en el mecanismo Covax-Gavi para obtener otras vacunas que se aprueben a futuro. En esto invirtió $427.000 millones que, sumados al rubro que está en el UGRD suma $864.000 millones hasta el momento y falta revelar el precio de la negociación con Astrazeneca.

Las vacunas a través de Covax cubrirán a 10 millones de habitantes y la de Pfizer a otros 5 millones de personas.

Además, según Semana la fecha de llegada de vacuna al país sería marzo de 2021. Incluso el ministro de Salud, Fernando Ruiz, dijo en su momento que el país tiene dese hace algunos meses “planes de vacunación que cubrirán primero a trabajadores de la salud, mayores de 60 años y personas con comorbilidades” e insistió en que esto ocurriría “el primer semestre del 2021”. Para el resto de los colombianos el acceso solo llegaría hasta 2022.

Los grupos prioritarios son: los trabajadores de la salud (800.000 personas), los mayores de 60 años (6,8 millones de personas) y la población con comorbilidades como hipertensión, diabetes, deficiencias renales y enfermedades cardiacas (6,4 millones).

Ni las E.P.S. ni las farmacéuticas responderán por posibles efectos adversos de vacunas contra la Covid-19.

Mientras en varias partes del mundo se comienzan a programar las primeras jornadas de vacunación contra la covid-19, en Colombia hay varias polémicas alrededor del tema. Este martes, en entrevista con CM&, el vocero de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, Acemi, Gustavo Morales Cobo, anunció que las EPS no responderán por los efectos secundarios que se puedan presentar después de la aplicación de la vacuna contra el covid-19. Adicionalmente, las asociaciones científicas del país mostraron su desacuerdo por un artículo del recientemente aprobado proyecto de ley que exime de cualquier responsabilidad a las farmacéuticas que proveerán la vacuna en Colombia.

“Es muy grave, porque la vacuna es un medicamento y, por lo tanto, puede producir efectos adversos. Hay que hacerle seguimiento. Al exonerarla es grave. Si se exonera por razones comerciales hay que montar sistemas de vigilancia muy estrictos, que tampoco los vemos”, manifestó el epidemiológico Luis Jorge Hernández, para BluRadio.

Las asociaciones emitieron una carta en contra de algunos de esta ley, en el cual expresan que, si bien el Ministerio de Salud y Protección Social debe encargarse de la selección de la vacuna, " sugerimos que se garantice la participación de los actores antes mencionados, quienes pueden dar aportes valiosos, basados en la evidencia científica disponible, y, finalmente, un concepto sobre la evaluación de los biológicos”, dicta la carta.

De otro lado, las E.P.S, anunciaron que tampoco se responsabilizará por los efectos secundarios de la vacuna. “Si es una vacuna decidida por el Gobierno, que se basa en un estudio del Invima, que, a su vez, se basan en los estudios de las farmacéuticas, avalados, además, por organismos de regulación internacional, pues no tiene que ser la EPS la que responda”, explicó Cobo, quien agregó que se deben buscar mecanismos de protección a través de las aseguradoras, teniendo en cuenta que las farmacéuticas tampoco tendrán la responsabilidad, según dicta la nueva ley.

“Los fabricantes de vacunas contra el covid–19 adquiridas y suministradas por el Gobierno Nacional sólo serán responsables por acciones u omisiones dolosas o gravemente culposas, o por el incumplimiento de sus obligaciones de buenas prácticas de manufactura o de cualquier otra obligación que le haya sido impuesta en el proceso de aprobación”.

Juanita Goebertus, congresista del partido Alianza Verde, se refirió al tema en su cuenta de Twitter y aseguró que, si las farmacéuticas no se hacen responsables, entonces será el Gobierno. “Estamos decidiendo que las farmacéuticas no responden por los efectos que pueda tener la vacuna y que por lo tanto responde el Estado colombiano, porque la realidad es que las demandas se van a venir”.

Ante la llegada de la vacuna a Colombia, más gremios científicos reiteraron la solicitud de hacer parte de este proceso de selección, con el fin de evitar afectaciones futuras en la salud de los colombianos, entre ellos, los pacientes con comorbilidades, quienes serán los primeros en utilizar la vacuna. Esta petición la realizaron trece agremiaciones y sociedades dedicadas a la investigación científica en Colombia, quienes exigen su participación para tratar la crisis sanitaria generada por la pandemia del covid-19.

“En este sentido, como sociedades científicas, manifestamos no estar de acuerdo con eximir de responsabilidades a la industria farmacéutica productora de las vacunas y consideramos pertinente que en estos momentos de crisis se considere clave la corresponsabilidad entre el gobierno y los productores definida a través de los contratos pertinentes, procurando que el riesgo sea el más bajo posible y haya una mínima implicación en daños en la población”, explicaron los ponentes de la propuesta en el comunicado.

Le puede interesar

Ni las E.P.S. ni las farmacéuticas responderán por posibles efectos adversos de vacunas contra la Covid-19

Los entrenadores que podrían asumir el mando del barco ‘tricolor’