El BID aprueba presupuesto para seguridad social en Colombia

El monto será utilizado para mejorar la gestión del gasto total de servicios y tecnologías en salud, mejorar la eficiencia y cobertura del Sistema General de Seguridad Social, y aumentar la cobertura en salud para la población inmigrante.

El presidente del BID, Mauricio Claver-Carone. EFE/EPA/JIM LO SCALZO/Archivo
El presidente del BID, Mauricio Claver-Carone. EFE/EPA/JIM LO SCALZO/Archivo

Con el objetivo de apoyar el mejoramiento de la sostenibilidad del sistema de seguridad social de Colombia, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un programa por US$161,8 millones.

La noticia se conoce luego que Colombia quedó por fuera del nuevo equipo ejecutivo del banco, que acaba de ser nombrado para trabajar con el norteamericano Mauricio Claver-Carone, exasesor de Donald Trump, tras 15 años de estar representado en la entidad por Luis Alberto Moreno.

El dinero será destinado a mejorar la gestión del gasto total de servicios y tecnologías en salud, mejorar la eficiencia y cobertura del Sistema General de Seguridad Social, y aumentar la cobertura en salud para la población inmigrante.

Según el BID, el sistema de seguridad social colombiano ha tenido avances durante los últimos años, sin embargo, tanto la pandemia como la transición sociodemográfica que enfrenta el país, presentan retos que amenazan su sostenibilidad económica y pone en riesgo los aciertos conseguidos en cobertura y protección financiera.

Asimismo, el banco afirmó que “sumado a esto, el país enfrenta desafíos específicos a su sistema de seguridad social, como un financiamiento limitado para nuevas tecnologías, un modelo de atención fragmentado y un flujo de migrantes cuyas necesidades de salud están siendo atendidas a través del sistema de urgencias y no por aseguramiento”.

La destinación de los fondos otorgados por el BID tendrán tres componentes, el primero buscará aliviar las presiones que afectan al gasto en salud por la prestación de servicios y tecnologías no financiados con la Unidad de Pago por Capitación (UPC) sin afectar la calidad de la prestación de los servicios.

El segundo componente consta de un modelo de acción integral territorial que permita mejorar la eficiencia y la cobertura efectiva del sistema general de seguridad social.

Y por último, una cobertura de aseguramiento y servicios para población inmigrante, que permitirá tener cobertura para asegurar a inmigrantes y de servicios para población inmigrante vulnerable.

“Con este proyecto se espera obtener ahorros por en servicios y tecnologías no financiadas con la Unidad de pago per cápita en contributivo; número de departamentos o distritos a los cuáles se les hace seguimiento de actividades programáticas de promoción y mantenimiento de la salud; y población inmigrante afiliada”, aseguró el BID.

Por otro lado, el programa se compone de un crédito de US$150 millones que tendrá un plazo de amortización de 14,7 años y una tasa de interés LIBOR.

Adicionalmente, contará con US$11,8 millones de recursos no reembolsables orientados a mejorar el acceso a la salud a población migrante, “de los cuales US$9,6 millones son aportados desde la facilidad de migración del BID y US$2,2 del Gobierno alemán”.

Cabe resaltar que esta operación es la primera bajo la modalidad de Desembolso por Resultados en Colombia.

Le podría interesar