Reducir la jornada laboral y garantizar el ingreso solidario propone Álvaro Uribe para “superar la pobreza”

El expresidente publicó una lista de consejos para el Gobierno nacional que, según él, busca mejorar las condiciones de los trabajadores y las poblaciones más vulneradas.


Álvaro Uribe e Iván Duque
Álvaro Uribe e Iván Duque

En medio de las recientes conversaciones con el fin de acordar el salario mínimo en el país, el expresidente y exsenador Álvaro Uribe Vélez publicó un trino en su cuenta de Twitter en el cual exhorta al gobierno de Iván Duque Márquez a implementar algunas estrategias con el fin de ‘transformar’ el modelo laboral que existe actualmente en Colombia.

En su publicación, el líder del partido Centro Democrático hace referencia a algunos aspectos que se podrían mejorar. El exjefe de Estado hace referencia a ítems pendientes que, según él, debe priorizar el mandatario Duque el próximo año, en materia política, social y económica.

En el tuit, Uribe Vélez adjunta el enlace a un documento en el que se amplían las propuestas. Los planteamientos del exmandatario fueron divididos en cuatro puntos.

Trino Uribe
Trino Uribe

En primera instancia, el exmandatario se refirió a los impuestos. Allí, Uribe propone un “ajuste tributario moderado, oportuno” y “que no se pierda grado de inversión ni confianza de inversión”.

Posteriormente, en el segundo punto, Uribe habla de austeridad, donde ‘revive’ uno de los puntos que el uribismo más ha defendido en los últimos años. El exlíder antioqueño asegura que se debe propender el “ahorro estatal en funcionamiento de un punto del PIB en senda de 6 o más años”.

El exmandatario colombiano también hace referencia a uno de los programas que el Gobierno nacional implementó durante la pandemia para ayudar a las poblaciones más vulnerables: ingreso solidario. En este punto, Uribe propone un considerable aumento para beneficiar a los más necesitados. “Ingreso Solidario ambicioso para superar pobreza”, se lee en el texto del expresidente.

Para finalizar su texto, Uribe concluye con una de las propuestas que más han hecho eco en las plenarias del Congreso: reducir la jornada laboral. En este punto, el exjefe de Estado planteó proyectos puntuales y dijo:

“Reducir jornada de trabajo de 48 a 42 horas semanales sin reducir ingresos. Bono Social para niños de hogares vulnerables. Contrato de aprendizaje para todos los menores de 30 años que no hayan tenido contrato laboral formal”, precisó el excongresista.

Reforma laboral durante el mandato Uribe 2002-2010

Vale la pena recordar que durante el período en que Álvaro Uribe gobernó a Colombia, hubo una de las reformas laborales más controversiales de los últimos años en el territorio nacional.

En los últimos meses del año 2002, cuando el Gobierno Uribe Vélez dirigía el país, el líder político decretó una reforma laboral en la que se disminuyó significativamente el pago de horas extras, nocturnas y días festivos a los empleados.

“Cuando esa ley se aprobó en el Congreso, se dijo que se iban a crear medio millón de empleos nuevos, pero sólo se crearon 120.000”, subraya a la BBC el analista económico Aurelio Suárez.

Pese a que hubo una disminución en la pobreza de Colombia, la informalidad laboral aumentó considerablemente durante el mandato de Uribe. De acuerdo a cifras de ese entonces del Departamento de Estadísticas (DANE), durante el mandato del hoy excogresista, la tasa de subempleo llegó al 32,8% de la población económicamente activa.

Por otro lado, Uribe fue ponente de la controvertida Ley 100, la cual ordena que mediante un proceso de aporte obligatorio, todo residente, trabajador o pensionado en Colombia debe hacerse cargo de la salud de cada persona y para ello se basa en lo siguiente:

Excluye la libre relación paciente/médico y añade un intermediario a esta relación, quien cobra un 12.5% de los ingresos de cada persona, asigna aproximadamente $12 dólares mensuales para cuidar la salud de cada uno y deduce para sí una utilidad por sus servicios de intermediación.

Además de ese 12.5%, cuando un usuario utiliza el servicio médico, debe pagar un ‘bono’, la cual se deriva proporcionalmente de los ingresos mensuales del trabajador y la cual es asignada por la Entidad Promotora de Salud en la que se encuentra el empleado.

La Ley 100 reconoce únicamente dos clases de ejercicio médico: el asalariado y el adscrito a Entidades Promotoras de Salud (EPS ) e Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS).