Dimayor le denegó la posibilidad de disputar partidos oficiales al Cúcuta Deportivo

Si bien la Supersociedades autorizó que el club motilón continúe como empresa durante cuatro meses, la Dimayor ratificó que no incluirá al club en las competiciones locales.

El último partido oficial disputado por el Cúcuta Deportivo antes de que le fuera suspendido el reconocimiento deportivo por parte del Ministerio del Deporte, fue el 6 de noviembre de 2020 contra Rionegro Águilas / (Twitter: @Cucutaoficial).
El último partido oficial disputado por el Cúcuta Deportivo antes de que le fuera suspendido el reconocimiento deportivo por parte del Ministerio del Deporte, fue el 6 de noviembre de 2020 contra Rionegro Águilas / (Twitter: @Cucutaoficial).

En la mañana del miércoles 25 de noviembre, la Superintendencia de Sociedades anunció que le permitiría al club de fútbol Cúcuta Deportivo poder desarrollar su actividad económica, sin embargo, en asamblea virtual llevada a cabo en la tarde del mismo día, la Dimayor decidió desafiliar al club de toda competencia profesional en Colombia, por lo que no podrá disputar torneo alguno.

Así lo dio a conocer vía Twitter el periodista deportivo de Caracol Radio, Diego Rueda, quien expuso los resultados de la votación de si desafiliar o no al club del ente rector del Fútbol Profesional Colombiano:

El hecho sucedió luego de que la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) recogiera la solicitud de acreedores y deportistas del conjunto motilón de demostrar ante la Superintendencia de Sociedades que el club puede seguir operando y tener los ingresos necesarios para llevar a cabo su actividad económica.

De acuerdo con el documento entregado por la Supersociedades, luego de los cuatro meses, el club debería presentar un informe detallando apartes de la gestión y las acciones adelantadas. Asimismo, el club debería demostrar que está en condiciones para disputar los partidos de fútbol y esta actividad le permite tener un flujo de caja necesario para subsistir como compañía.

De esa manera, la Supersociedades determinó que la empresa ‘CUCUTA DEPORTIVO FUTBOL CLUB S.A.’, la cual representa legalmente al equipo nortesantandereano, podrá ejecutar su objeto social durante los siguientes cuatro meses. Así quedó consignado en el informe del proceso de liquidación judicial del 24 de noviembre de 2020:

Superintendencia de Sociedades da plazo de cuatro meses a Cúcuta Deportivo para ejercer su actividad
Superintendencia de Sociedades da plazo de cuatro meses a Cúcuta Deportivo para ejercer su actividad

¿Cómo llegó el Cúcuta a esta instancia?

Por cuenta de la decisión del Ministerio del Deporte donde informaba la pérdida del reconocimiento deportivo del Cúcuta Deportivo y el inicio del proceso de liquidación del club por incumplimientos económicos con el Instituto Municipal de Recreación y Deportes (IMRD) y la Alcaldía de San José de Cúcuta, el equipo se habría perdido la posibilidad de disputar dos partidos de liga (contra América de Cali y Atlético Nacional) y uno por la copa (contra Deportes Tolima), además, no fue incluido en el sorteo de la Liguilla BetPlay que enfrentaría a los 12 clubes que no clasificaron a instancias finales del torneo colombiano.

Con el aval de la Supersociedades, Cúcuta pretendía disputar los enfrentamientos del grupo C con los clubes: Alianza Petrolera, Atlético Bucaramanga y Jaguares de Córdoba como parte de los partidos de la liguilla que le da al ganador del torneo un cupo para participar en la Copa Conmebol Sudamericana 2021.

El liquidador del Cúcuta Deportivo, Arturo Acosta Villaveces, tiene un plazo de 10 días para presentarle a la superintendencia los contratos para el funcionamiento de la sociedad deportiva, por lo que el club podrá continuar como empresa pero no tendrá reconocimiento para jugar los partidos del fútbol profesional. “Para que informe al Despacho la cuenta bancaria que dejará subsistir para efecto del ingreso de recursos destinados a los pagos necesarios derivados de los contratos que continuarán vigentes, por gastos causados luego de la apertura del proceso de liquidación”, se lee en el documento.

El ente vigilante de la inversión empresarial en Colombia advirtió que los dineros recibidos en la cuenta bancaria del Cúcuta Deportivo deberán destinarse exclusivamente para la prestación del servicio deportivo, sin embargo, ese servicio no podrá ejecutarse con la nueva medida.

En la asamblea programada el Cúcuta habría reclamado su derecho a la igualdad, considerando que el club Deportivo Pereira también está inmerso en un proceso de liquidación judicial, pero el equipo risaraldense continúa siendo parte de la Dimayor sin sufrir la consecuencia de la desafiliación.

Ver más: