Corales, manglares y pastos marinos, los más afectados por el paso del Huracán Iota en el Archipiélago de San Andrés

De acuerdo con un balance presentado por la corporación Coralina, el 17.44% de las especies registradas en esta zona del Caribe, presenta amenaza o riesgo.

Los corales cuervo de ciervo suelen ser los más propensos a sufrir daños debido a las olas que generan los ciclones tropicales. Foto: Parques Nacionales Naturales.
Los corales cuervo de ciervo suelen ser los más propensos a sufrir daños debido a las olas que generan los ciclones tropicales. Foto: Parques Nacionales Naturales.

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina) dio a conocer que un equipo de la institución se encuentra realizando recorridos por diferentes sectores del Archipiélago, con el fin de recoger información preliminar sobre los daños causados a la flor y fauna, luego del paso del huracán Iota.

En el balance presentado por la entidad, se ha podido establecer que el 56.98% de las especies registradas no se encuentran en amenaza, el 23.84% presenta una amenaza moderada y un 17.44% presenta amenaza o riesgo para la comunidad.

De acuerdo con Coralina, en el momento se han podido identificar 180 árboles caídos en sectores que se encuentran cerca a la costa como: Centro, San Luis, Sound Bay, Natania, Morris Landing, Cabañas, Shonner Bight, School House, La Piscina y Av Circunvalar, entre otros.

También, se pudo identificar la afectación de flora en especies arbóreas como : Almendro, Cocotero, Mangle Boton, Jobo, Uva de playa, Plátano, Palmera, Caucho, Hierba de playa, Fruta de pan, Mamón, Tamarindo, Aguacate, Mango, entre otros.”, explicó la comunidad a través de un comunicado.

En una investigación de Alberto Rodríguez Ramírez y María Catalina Reyes Nivia del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), titulada ‘Evaluación Rápida de los Efectos del Huracán Beta en la Isla Providencia’, dada a conocer por la Revista Semana, se explica que los corales, los manglares y los pastos marinos, podrían ser las especies más afectadas por el paso de los huracanes en esta zona del Caribe.

En particular en la región Caribe, los huracanes han afectado notablemente ecosistemas clave como los arrecifes coralinos, provocando pérdidas de cobertura coralina viva hasta del 50 por ciento y alteraciones en el crecimiento, zonación y estructura moderna de sus arrecifes., señala el documento conocido por el mismo medio.

En el estudio también se indica que, se han evidenciado daños sobre los manglares y pastos marinos, mientras que las playas se han visto erosionadas, debido a estos fenómenos naturales.

Los impactos ocasionados por los huracanes en los ecosistemas marinos están asociados a los fuertes vientos, ya que estos modifican la dinámica del agua y generan un incremento significativo en la intensidad y frecuencia del oleaje.”, explican los investigadores en el documento, de acuerdo con la revista Semana.

La bióloga marina, y doctora en ecología, y medio ambiente, Sandra Vilardy, le explicó al mismo medio que los daños ambientales causados por el huracán Iota en San Andrés, Providencia y Santa Catalina, dependerán del estado de salud en el que se encontraran cada uno de ellos, pues debido a eso tendrían una mayor capacidad de soportar esos fenómenos naturales.

Sobre todo, suelen verse afectados los individuales, aquellos que no forman parte de estructuras continuas. Buena parte de los corales que son como globosos y masivos no sufren tanto y enfrentan muy bien estos eventos extremos. Esto sirve en la medida que los corales estén sanos, ya que si están enfermos o blanqueados su capacidad de resistencia se reduce.”, explicó la bióloga al medio.

Respecto a los pastos marinos, la bióloga, le explicó a Revista Semana que estos suelen ser más vulnerables al paso de los huracanes, ya que la parte de estos que sobresale no es tan dura, y por tanto, no tan resistente.

No sé que tanto puedan los pastos marinos soportar la fuerza de un huracán 5, sobre todo porque están mucho más superficiales. Habrá que esperar la evaluación del Invemar.”, indicó Vilardy.

En cuanto a los bosques de manglar, Vilardy, explicó a Semana, que estos suelen ser los más fuertes a la hora de recibir el impacto de fenómenos naturales, sin embargo, reiteró que su resistencia depende igualmente de su estado de salud.

La bióloga marina, consideró necesario y de manera urgente que, el Gobierno Nacional en conjunto con el Invemar, emitan una pronta evaluación de los daños que causó al ecosistema el huracán Iota, para así implementar los procesos de recuperación pertinentes.

Coralina en conjunto con su equipo del programa de Gestión de Riesgos de la Corporación, se encuentra realizando un estudio de sostenibilidada través de la metodología EDANA C (Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades Ambientales Posdesastre Continental)”, indicó la entidad, los cuales serán dados a conocer en las próximas semanas.


TAMBIÉN PUEDE LEER

Restablecen los servicios de agua y energía en San Andrés y Providencia

Norte de Santander y Caldas en alerta roja sanitaria por aumento de casos de COVID-19

“Los días sin IVA llegaron para quedarse”: Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco