La desgarradora historia de un menor que durante 10 años fue violado, abusado y esclavizado en zona rural de Ibagué

Golpeado, abusado y obligado a trabajar en labores de finca, el menor denunció lo que tuvo que vivir desde 2009. Su agresor ya está capturado por las autoridades.

En una finca ubicada en el corregimiento de Dantas en Ibagué, un menor fue obligado a hacer labores de trabajo forzado desde los seis años. También fue víctima de violación sexual entre los años 2015 y 2017 / (Archivo).
En una finca ubicada en el corregimiento de Dantas en Ibagué, un menor fue obligado a hacer labores de trabajo forzado desde los seis años. También fue víctima de violación sexual entre los años 2015 y 2017 / (Archivo).

Desde el año 2009, un menor de edad fue abusado sexualmente y sometido a labores forzadas en una zona rural de Ibagué. La denuncia, publicada por el diario El Tiempo, relata cómo desde sus 6 años el niño fue maltratado por un desconocido que supuestamente lo cuidaba.

El menor fue entregado por sus progenitores a un ciudadano conocido de ellos para que le hiciera compañía a una mujer de la tercera edad, la madre del hombre. Estando allí, el adulto comenzó a someter al menor a trabajos forzados como cargar leña, arriar mulas, cuidar ganado y hasta mover bultos de gallinaza en una finca de campo.

En la finca, el menor habría sido esclavizado e incluso campesinos vecinos denuncian que lo veían mal vestido y alimentándose en una porqueriza junto a los cerdos de la finca.

Hoy, a sus 15 años, la víctima relató ante la Fiscalía General de la Nación los crímenes y abusos que cometieron en su contra, pues aun sin las fuerzas o condiciones para cumplir esas funciones, era obligado a trabajar desde corta edad y era golpeado con un machete que le ocasionó lesiones en sus brazos.

En 2017 se cansó de los sometimientos y decidió escapar de la finca con ayuda de un hermano mayor para luego ser acogido por una familia que le dio lo necesario para recuperarse. Después fue trasladado a la casa de sus padres biológicos y, al llegar allí, el menor contó que sufrió abuso sexual a sus 10 años.

Fue gracias a una mujer que conoció posteriormente y lo alentó a denunciar los hechos que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) tuvo conocimiento de la situación, esta entidad escaló la situación a la Fiscalía para poder investigar y sentenciar a los responsables del abuso del menor, que además fue privado de su derecho a recibir educación, pues la mayoría del tiempo estaba trabajando en la finca.

Después de escalado el caso, la Fiscalía dio con el adulto responsable y lo acusó de cometer los delitos de trata de personas agravado y acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo y sucesivo.

Estas acusaciones les permitieron a las autoridades hallar el material probatorio respectivo para que el Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas) de la Fiscalía, en el departamento de Tolima, lo pudiera privar inmediatamente de su libertad enviándolo a prisión intramural.

Ver más:

Solicitan desalojo voluntario a más de 500 familias en Soacha que invadieron para protegerse del invierno

Habitantes de un barrio en Fontibón denuncian que les están robando sus casas todos los días







MAS NOTICIAS

Te Recomendamos