El Parque Nacional del Tayrona reabrirá sus puertas al ecoturismo

Luego de ocho meses, el Tayrona le da la bienvenida a los visitantes que quieran disfrutar sus inigualables paisajes

El Parque Tayrona reabre sus puertas a los visitantes después de ocho meses. Foto: cortesía Parques Nacionales Naturales
El Parque Tayrona reabre sus puertas a los visitantes después de ocho meses. Foto: cortesía Parques Nacionales Naturales

Parques Nacionales Naturales de Colombia informó que el próximo 18 de noviembre el Parque Nacional del Tayrona reabrirá sus puertas al ecoturismo, después de ocho meses de haber ordenado el cierre al público debido a la pandemia de covid-19.

Este anuncio se presenta dentro de los acuerdos para la protección ambiental y cultural de los Parques Naturales Sierra Nevada de Santa Marta y Tayrona, de Parques Nacionales Naturales y los cuatro pueblos indígenas que habitan esta zona: arhuacos, koguis, kankuamos y wiwas, representados en el Consejo Territorial de Cabildos y sus organizaciones.

El Parque Tayrona reabrirá nuevamente sus puertas a los visitantes bajo las recomendaciones, directrices y orientaciones de bioseguridad establecidas por el Ministerio de Salud y Protección Social, las disposiciones del Departamento de Magdalena, el Distrito de Santa Marta y las medidas de los guardaparques.

Además de las anteriores, los visitantes deberán cumplir con las disposiciones de los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada, establecidas en la Ley de Origen y que son obligatorias tanto para turistas como para los prestadores de servicios ecoturísticos en esta área protegida.

De igual manera, la entidad resaltó que Parques Naturales estableció un protocolo interno de bioseguridad con un “enfoque diferencial” para la reapertura de este emblemático parque colombiano. Este protocolo se construyó mediante el análisis de las medidas de manejo cultural y ambiental, el cumplimiento de las orientaciones y los lineamientos ambientales, y de emergencia sanitaria dispuestos en el país.

Paujil avistado en el Parque Tayrona. Foto: cortesía de Parques Nacionales Naturales de Colombia.
Paujil avistado en el Parque Tayrona. Foto: cortesía de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

A su vez, la entidad mencionó que fue importante establecer una articulación con los diferentes actores sociales y económicos de la región, para crear una corresponsabilidad de la protección del área protegida, no solo durante la estadía de los visitantes, sino en las acciones para mitigar el impacto en las zonas permitidas.

Lo anterior, con el fin de “lograr una relación positiva y armónica con la naturaleza, de manera biosegura para todos y respetuosa de los principios fundamentales del territorio”, asegura Parques Naturales en un comunicado.

Por otra parte, la entidad tuvo en cuenta las recomendaciones expuestas por los cuatro pueblos de la Sierra sobre el proceso de reapertura, al igual que los llamados a la reactivación económica y el contexto socioeconómico de la región.

Por último, Parques Nacionales Naturales hizo un llamado a los prestadores de servicios ecoturísticos en el país, en el que les recordó que deben contar con los protocolos de bioseguridad requeridos para las actividades permitidas, aprobadas por la Alcaldía de Santa Marta en “concordancia con los lineamientos establecidos en el programa de apertura biosegura del ecoturismo con un enfoque diferencial del Área Protegida y las normas dictadas por el Gobierno Nacional y articuladas a la normatividad de Parques Nacionales”.

Un mono tití en el Parque Tayrona, reserva natural junto a la Sierra Nevada de Santa Marta, al norte de Colombia. Foto: cortesía Parques Nacionales Naturales de Colombia.
Un mono tití en el Parque Tayrona, reserva natural junto a la Sierra Nevada de Santa Marta, al norte de Colombia. Foto: cortesía Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Avistamientos en el Parque Tayrona

Hace unos días, los guardaparques en sus recorridos por el territorio del área protegida avistaron varias especies como caimanes, delfines, paujiles, osos perezosos, monos aulladores, guacamayas, ñeques y paujiles, entre otros.

“Esta época de pandemia ha ayudado a pensar en que la conservación y el ecoturismo requieren alianzas de trabajo con los prestadores de servicios, los guardaparques y otros actores. Establecer alianzas con las escuelas de buceo de la ciudad de Santa Marta para la conservación de los ecosistemas marinos es parte de lo que estamos trabajando y es un camino que debemos seguir con todos los prestadores y operadores turísticos y con las comunidades”, afirmó el jefe del Parque Tayrona, Jefferson Rojas.

Le podría interesar:

El hijo de Jesús A. Bejarano pidió a las Farc demostrar la autoría del asesinato de su padre con pruebas

Aprobado el cupo de endeudamiento solicitado por la Alcaldía de Bogotá