Aunque la cifra de fumadores en Colombia es baja, las cifras de muertes relacionadas con el tabaco siguen siendo altas

Según la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas del 2019 realizada por el Ministerio de Salud, en Colombia el 82% de la población no fuma tabaco, lo que representa una disminución del consumo de cerca del 3% en los últimos seis años, pero las cifras relacionadas con su uso siguen siendo altas.

82% de la población en Colombia no fuma, a pesar de esto, anualmente mueren cerca de 34.800 habitantes por enfermedades atribuibles al consumo de esta sustancia en el país. EFE/Oliver Weiken/Archivo
82% de la población en Colombia no fuma, a pesar de esto, anualmente mueren cerca de 34.800 habitantes por enfermedades atribuibles al consumo de esta sustancia en el país. EFE/Oliver Weiken/Archivo

La Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas, en su versión del 2019, reveló que durante los últimos seis años se ha presentado una disminución del 12,9% al 9,8% del consumo de tabaco en el país. A pesar de esto, se evidencian al año cerca de 34.800 muertes por enfermedades atribuibles al consumo de esta sustancia en Colombia.

La subdirectora de enfermedades no transmisibles del ministerio de Salud, Nubia Bautista, mencionó en un comunicado que “si bien en el país el 82 % de las personas no fuman, sigue existiendo un número importante de muertes por enfermedades atribuibles al consumo del tabaco”.

El documento cita la Encuesta Nacional de Sustancias Psicoactivas en Escolares realizada en 2011, donde la prevalencia entre jóvenes de los 11 a los 18 años era del 9.78%, siendo los hombres los mayores fumadores de tabaco con el 11,86% con respecto a las mujeres con el 7,85%. Por su parte, los jóvenes de 16 a 18 años se encontraban entre los mayores consumidores de esta sustancia con el 17,36%.

“En el caso de las mujeres, las fumadoras tienen menos probabilidad de quedar embarazadas y corren mayor riesgo de aborto y probabilidad de embarazos ectópicos. A su vez, de que su bebe nazca prematuramente, con bajo peso o con mal formaciones como labio leporino y paladar hendido”, aseguró Bautista.

Según la subdirectora 3.076 muertes se presentan anualmente en Colombia por el cáncer de bronquios, tráquea y pulmón, 8.595 son producto de enfermedades isquémicas de corazón, 4.337 por enfermedades cardiovasculares y 4.584 por enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, todas estas atribuibles al consumo de tabaco.

“Fumar daña muchos órganos del cuerpo, los afecta de una manera muy importante y causa enfermedades cardíacas, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y varios tipos de cáncer entre ellos el de pulmón, garganta y riñón”.

A su vez, señaló que el consumo de esta sustancia es una prioridad actual en salud pública para el ministerio, “no solo porque ratificó que el consumo del tabaco es un factor de riesgo importante para enfermar gravemente o morir por Covid-19”, sino por que el país desde hace algunos años se vinculó al Convenio para el control del tabaco de la Organización Mundial para la Salud “lo que ha permitido implementar medidas efectivas para la reducción del consumo de esta sustancia”.

Por último, Bautista señaló que los principales retos del país en materia del consumo del tabaco y la implementación de la ley 1335 del 2009, se enfocan en “cuatro medidas de gran impacto para seguir en el camino de la reducción de la prevalencia de tabaco", que son: el aumento de los impuestos al tabaco, la ampliación del tamaño de las advertencias sanitarias y el establecimiento del etiquetado estandarizado en todos los productos de tabaco al igual que vigilar el cumplimiento de los ambientes 100% libres de humo.