Ministerio de salud aprobó la reapertura de cines, teatros y centros de estética

El Ministerio de Salud aprobó la reapertura económica para actividades no esenciales mediante la aplicación de protocolos de bioseguridad en la nueva normalidad.

Grupo de personas haciendo fila y conservando distancia en la entrada de un centro comercial en Bogotá / (EFE/Carlos Ortega).
Grupo de personas haciendo fila y conservando distancia en la entrada de un centro comercial en Bogotá / (EFE/Carlos Ortega).

A través de la resolución 1746 el Ministerio de Salud expidió el protocolo de bioseguridad para la reapertura de cines y teatros, mientras que con la resolución 1764 lo hizo con los centros de estética, cosmetología y spa.

Las actividades no esenciales como el ocio y los centros de estética ya pueden reactivarse luego de las medidas anunciadas por la primera autoridad de salud de Colombia.

Entre las principales modificaciones para los teatros y cinemas está una nueva disposición de las sillas del recinto para cumplir un adecuado distanciamiento social en los asistentes. De esta manera se garantizará una separación prudente a las personas que vayan solas, y para aquellos que vayan en familia se dispondrá de un máximo 4 personas por fila.

Para el caso de los centros de estética las principales condiciones a considerar son: mantener un espacio entre las camillas de mínimo dos metros, tener dispensadores de alcohol glicerinado al 60% o gel antibacterial en la entrada; garantizar que circule el aire natural y demarcar las zonas de espera con dos metros de distancia entre sí.

En los teatros y cines se permitirá la venta tanto presencial o virtual de alimentos y bebidas en las salas de cine y de teatro, con la condición de que el consumo de los alimentos sea únicamente cuando los clientes estén ubicados en sus asientos.

El ministerio agregó que las medidas de bioseguridad como el uso de tapabocas, dotación constante de toallas desechables y jabón antibacterial son importantes todo el tiempo. Al igual que la desinfección constante de los espacios de las taquillas, auditorios, sillas, baños, salas de espera, cajas de pago y demás.

La entidad fue enfática en que el área de atención al cliente tenga una barrera física de vidrio, de plástico o acrílico que proteja tanto a quien atiende como a los clientes, así como un tapete de desinfección para el ingreso de clientes.

En cuanto a las zonas húmedas, la autoridad sanitaria advirtió en la resolución que solo se podrá permitir el ingreso de grupos de personas que convivan juntas. Si no es así, el uso será individual, de modo que no podrá haber dispensadores de agua comunes y el uso de toallas también debe ser individual.

Para garantizar un funcionamiento con medidas óptimas de bioseguridad, los comercios y establecimientos de estas actividades no esenciales deben ofrecer limpieza y desinfección de sus puestos de trabajo, superficies, elementos, herramientas y equipos de trabajo con una periodicidad mínima de tres horas.

Además, cada que lleguen nuevos clientes, los establecimientos deben retirar de las cabinas todos los elementos desechables utilizados y las reservas de clientes y asistentes se debe hacer preferentemente vía telefónica o electrónica para que loas administradores y personal encargado puedan calcular el número máximo de personas permitidas en el establecimiento y no comprometerse con personas que tengan que esperar o posponer sus visitas.

TE PUEDE INTERESAR