Los seis temas sobre los que girará la “conversación nacional” que propone Iván Duque para que se levante la huelga en Colombia

El presidente empezó por reunir a los alcaldes y gobernadores electos y propuso una hoja de ruta para los diálogos que se extenderá hasta marzo

Colombia's President Ivan Duque speaks during a meeting with mayors and governors elected for the new term of office, in Bogota, Colombia November 24, 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez
Colombia's President Ivan Duque speaks during a meeting with mayors and governors elected for the new term of office, in Bogota, Colombia November 24, 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez

Tras cuatro días de paro, marchas, protestas y cacerolazos en todo el país, el presidente Iván Duque inició la “conversación nacional” anunciada para lograr una agenda que permita levantar la huelga y retomar la normalidad en Colombia.

El primer acto del presidente fue llamar a los alcaldes y gobernadores electos que tomarán posesión el próximo 1 de enero, para escuchar las sugerencias que desde las regiones se tienen para superar la crisis social que tiene a millones de colombianos manifestándose en las calles.

“Les dije a los colombianos, hace dos días, que Colombia necesita abrir una gran conversación plural, es una conversación de todos y con todos”, afirmó Duque en la reunión del domingo.

De acuerdo con el presidente, esta “conversación nacional” irá hasta el próximo 15 de marzo del 2020 y en ella participarán todos los sectores sociales, económicos y políticos, con quienes ha anunciado reuniones por aparte, y con la ciudadanía en general, para la que dijo estaría habilitada una página web para recibir sus propuestas.

Los seis grandes temas

Para direccionar esta agenda el Gobierno le presentó a los alcaldes y gobernadores electos una agenda con seis ejes para encausar la discusión, cada uno de ellos tendrá uno o más moderadores que no serán personas del Gobierno para garantizar que el diálogo sea imparcial y pueda avanzar satisfactoriamente.

1. Transparencia y lucha contra la corrupción: en el que se busca acelerar la agenda legislativa y administrativa para implementar los mecanismos necesarios para garantizar que los recursos públicos y privados sean usados de manera legítima para el bien común de los colombianos. Las discusiones sobre este eje las liderará Nicolás Uribe, designado director de la Cámara de Comercio de Bogotá.

2. Educación: el Gobierno ha llamado a este eje “el país del conocimiento y el cierre de brechas sociales”. Se busca avanzar a la cobertura universal y de calidad, y que sea compatible con mayores niveles de gratuidad y que tenga un énfasis en educación digital. Moisés Wasserman, ex rector de la Universidad Nacional, será el moderador.

3. Paz con legalidad: presencia del Estado en las zonas más afectadas por la violencia, garantizar el desarrollo rural, la protección de la vida y la prevención al fortalecimiento de las actividades ilegales.

4. Medio ambiente: su eje será proteger la biodiversidad, luchar contra el calentamiento global y la polución.

5. Fortalecimiento de las instituciones: respetar la Constitución y la Ley y garantizar su cumplimiento efectivo.

6. Crecimiento con Equidad: aquí se hablará sobre estrategias para fortalecer la producción, generar más inversión, empleo y desarrollo. El ex director de Portafolio, Ricardo Ávila, y Beethoven Herrera, serán los moderadores de este eje.

La conversación sobre crecimiento y equidad empezará este martes, el miércoles seguirá educación y el jueves el eje de transparencia y lucha contra la corrupción.

“La conversación que nosotros queremos abrir es una conversación absolutamente plural: para los que marcharon, para los que no marcharon, para la mayoría silenciosa, para los que votaron por ustedes y para los que no votaron por ustedes, para los que votaron por mí, para los que no votaron por mí”, afirmó Duque.

El presidente indicó, además, que en esta tarea estará acompañado de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, y de Diego Molano, director del Departamento Administrativo de Presidencia, a quien designó como coordinador de toda la “conversación nacional”.

Molano señaló, por su parte, que hay tres principios orientadores de la conversación: el rechazo a la violencia en cualquiera de sus formas, el respeto a las instituciones, y un diálogo para escuchar, propositivo y con acciones.

“Tendrá una plataforma tecnológica que permitirá organizar, compilar y sistematizar los aportes de todos los ciudadanos para que de esta manera esto sea una construcción colaborativa, eficiente y transparente”, sostuvo Molano.

Las críticas

Si bien Duque ha llamado al diálogo, como lo han pedido el grueso de manifestantes, sus primeras acciones no han calado del todo bien en los promotores del paro ni en la ciudadanía, que insiste en mantenerse protestando pacíficamente en las calles y convocando nuevas jornadas de cacerolazos y plantones en donde exigen la renuncia del presidente.

La principal crítica frente al llamado a una “conversación nacional” es que no se ha convocado al Comité Nacional del Paro, en el que tienen representación las centrales obreras, sindicatos, organizaciones sociales, campesinas, indígenas y estudiantiles que convocaron originalmente la manifestación.

Ellos tienen entre los pliegos de peticiones la discusión en torno a la reforma laboral, pensional y tributaria, que hacen parte de la agenda legislativa del Gobierno y de las cuales el presidente no se ha pronunciado.

Al respecto, la alcaldesa electa de Bogotá, Claudia López, afirmó tras salir de la reunión con Duque que si bien acogió el llamado y estaba presta para colaborar en impulsar una agenda de transformación para el país, ni ella ni ninguno de los mandatarios electos eran los voceros o representantes de la ciudadanía que se manifiesta en las calles, quienes tienen sus propios voceros y representantes con los cuales el presidente debe interlocutar directamente.

Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá.
Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá.

Además, dijo que las conversaciones que propone el Gobierno sostenidas hasta el 15 de marzo no dan respuesta inmediata a las demandas de la gente, la cual seguirá manifestándose si no percibe un cambio en el corto plazo.

“El país, los jóvenes y los ciudadanos están esperando que este mes, antes de fin de año, haya cambios y decisiones que indiquen que los gobiernos locales, departamentales y el nacional harán el cambio que ellos están exigiendo”, manifestó la alcaldesa electa.

Y agregó: “Si el Gobierno no se apresura, los ciudadanos no dejaran las calles”.

Por eso hizo una serie de sugerencias al presidente Duque para encausar ese diálogo, siendo la primera un cambio de actitud que permita con humildad reconocer que hay cosas que no se han hecho bien y deben modificarse. De nada sirve, afirmó, abrir un diálogo que busque legitimar la posición del poder.

“Se necesita un pacto para incluir la Colombia profunda que sigue en medio del conflicto, la pobreza extrema y el abandono, y un pacto para unir a nuestros jóvenes. Un pacto para relegitimar al poder, no veo que sea por eso que marchen los colombianos”, declaró López.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La policía de Colombia expulsó a 60 venezolanos por participar en actos vandálicos en las protestas en Bogotá

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos