Las menores recibían entre 30 y 40 dólares por asistir a las fiestas sexuales con extranjeros.
Las menores recibían entre 30 y 40 dólares por asistir a las fiestas sexuales con extranjeros.

Una niña de 13 años denunció que una compañera de colegio la presionó para que "vendiera su virginidad" y puso al descubierto una red de prostitución infantil que operaba en Medellín, Antioquia, y cuyos clientes eran principalmente extranjeros que buscan vírgenes.

En su declaración a las autoridades, la menor contó que una de sus compañeras de clase era la que la incitaba a ella y a otras estudiantes que vendieran su virginidad por mucho dinero. "Les pagan lo que pidan, y con esa plata pueden hacer una gran fiesta de 15 años", les decía la niña para convencerlas, según contó la menor a Noticias Caracol.

La supuesta reclutadora, aseguró la niña, se llama Angie y tiene 14 años. Ella trabajaría para otra mujer conocida como 'Michel Andrea', de 19 años, quien sería la líder de esta red de prostitución, según logró establecer la Policía de Medellín después de infiltrar una agente en la institución educativa.

La red usaba fincas para realizar fiestas sexuales con alcohol y drogas. (Foto de referencia)
La red usaba fincas para realizar fiestas sexuales con alcohol y drogas. (Foto de referencia)

Las autoridades también descubrieron que las menores, la mayoría de ellas de entre 13 y 16 años, eran prostituidas en fiestas clandestinas que se realizaban en fincas a las afueras de la ciudad y a las que asistían turistas principalmente extranjeros que viajaban en busca de sexo con menores vírgenes; de acuerdo con el medio televisivo.

"Alquilaban apartamentos, fincas o sitios más privados que no llamaran tanto la atención, que tenían piscina, tenían todas las condiciones de una finca de descanso donde hacían las fiestas privadas con las menores", afirmó para Caracol Noticias el coronel Jhon Sepúlveda, subdirector de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional.

La agente encubierta de la Policía también logró infiltrarse en una de esas fiestas clandestinas y grabó abundante material en video donde se puede observar a varias jovencitas en compañía de hombres mayores y que lucen como extranjeros, en medio de alcohol y drogas.

Los operativos de la policía para desmantelar estas fiestas dio como resultado la captura de ocho personas. Esta es la segunda red de prostitución que se desmantela en menos de un mes en esta ciudad colombiana. En la primera también fue capturada una menor encargada de reclutar a las víctimas de la explotación sexual, quien tiene 17 años.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: