(EFE)
(EFE)

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, afirmó que el fiscal general Néstor Humberto Martínez tiene "pruebas contundentes y concluyentes" de la participación de Seusis Pausivas Hernández Solarte –más conocido como Jesús Santrich-, en delitos de narcotráfico. Era uno de los líderes de la antigua guerrilla de las FARC y fue detenido ayer en Bogotá.

Según Santos, esos delitos fueron cometidos después de la firma del acuerdo de paz con las FARC, el 24 de noviembre de 2016, y en caso de que las pruebas en contra de Santrich resulten "irrefutables hay lugar a la extradición" a EEUU. "No me temblará la mano para autorizarla", advirtió el mandatario.

¿De qué pruebas hablaba Santos? De una explosiva investigación comandada por agentes de la DEA norteamericana que se infiltraron en el grupo de Santrich, lograron grabar sus conversaciones e, incluso, documentaron las reuniones secretas en las que el jefe de las FARC negociaba una operación para enviar 10 toneladas de cocaína a Miami.

Según detalla el diario colombiano El Tiempo, el 1 de noviembre de 2017, cuando su nombre acababa de ser oficializado como uno de los candidatos de las FARC al Congreso, Santrich envió al abogado Armando Gómez España a entregar en el lobby de un hotel de Bogotá 5 kilos de cocaína a un contacto, como prueba de seriedad en un negocio de drogas por más de 15 millones de dólares. El objetivo era cerrar el tráfico de 10 toneladas de cocaína.

Estas toneladas, en el mercado de Nueva York, equivalen a un valor de USD 320 millones, explicó el fiscal Néstor Humberto Martínez. El Espectador agrega que Santrich y su gente incluso habrían asegurado que tenían acceso a aeronaves registradas en los EEUU para transportar la droga.

Todo esto habría ocurrido al menos seis meses después de la firma del Acuerdo, por lo que, se supone, no cabe entre los beneficios de la Justicia Especial de Paz.

Santrich formó parte de la delegación negociadora de paz de las FARC en La Habana, donde se caracterizó por sus posturas radicales y es conocido por ser uno de los dirigentes más belicosos de esa antigua guerrilla.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: