Juan Manuel Santos (Reuters)
Juan Manuel Santos (Reuters)

La organización Human Rights Watch (HRW) le pidió al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que adopte todas las medidas a su disposición para lograr la liberación de unos 60 ciudadanos colombianos acusados de paramilitarismo en Venezuela.

En una carta dirigida a Santos, el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, lamentó que el presidente colombiano "no parece haber priorizado la adopción de medidas para lograr la liberación de sus compatriotas", a pesar "de la gravedad de la situación".

Los cerca de 60 colombianos a los que HRW se refiere fueron detenidos en 2016 bajo la acusación de paramilitarismo.

Entonces, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo haber "derrotado una intentona golpista" con el arresto de 92 presuntos paramilitares colombianos acampados al norte de Caracas.

De acuerdo con HRW, de esos 92, algunos huyeron, uno murió en la cárcel y otro fue liberado por motivos humanitarios, por lo que quedan 59 en prisión.

Un tribunal venezolano ordenó a finales de noviembre la liberación de estos detenidos, que no se ha hecho efectiva.

Colombia tiene la obligación jurídica de jamás deportar o expulsar a personas si existen motivos fundados para creer que podrían ser torturadas

Además de esos 59, HRW pidió a Santos que interceda por otro colombiano detenido en 2017 y por un venezolano que también fue detenido en 2014 tras ser deportado de Colombia.

"Colombia tiene la obligación jurídica de jamás deportar o expulsar a personas si existen motivos fundados para creer que podrían ser torturadas", dijo Vivanco en su misiva a Santos.

José Miguel Vivianco (EFE)
José Miguel Vivianco (EFE)

Vivanco consideró claramente insuficientes las acciones adoptadas hasta la fecha por Colombia en favor de los detenidos y estimó crucial que el Gobierno de Santos adopte con urgencia medidas concretas.

(…) Sin una firme presión de la comunidad internacional (…) la posibilidad de que estas personas sean liberadas es ínfima o incluso nula

"Nuestra experiencia en Venezuela nos permite concluir que, sin una firme presión de la comunidad internacional liderada por el Gobierno especialmente afectado, que en este caso es el colombiano, la posibilidad de que estas personas sean liberadas es ínfima o incluso nula", dijo.

Entre las medidas propuestas por Vivanco, están "iniciar una campaña internacional denunciando la detención arbitraria", "denunciar estas detenciones arbitrarias en las reuniones multilaterales" y "apoyar iniciativas internacionales para llevar ante la Justicia a los funcionarios venezolanos".

LEA MÁS: