Viruela del mono: los países empiezan a revisar cuáles son las reservas de vacunas y medicamentos

La Organización Mundial de la Salud tiene reservas de 31 millones de dosis de vacunas. Por qué los expertos dicen que la inmunización masiva no sería útil para controlar esa infección

Se han más de 200 casos confirmados o sospechosos de viruela del mono en 20 países que no son endémicos con la enfermedad (REUTERS/Dado Ruvic/Archivo)
Se han más de 200 casos confirmados o sospechosos de viruela del mono en 20 países que no son endémicos con la enfermedad (REUTERS/Dado Ruvic/Archivo)

La viruela del mono generalmente afectaba a personas que residían en África Occidental y Central, y muy pocas veces se propagaba a otros países. Pero desde hace tres semanas, 23 países en los que la viruela del mono no es endémica han notificado brotes de esta enfermedad viral. Hay más de 200 casos si se consideran tanto confirmados como sospechosos en estudio, especialmente en Europa, y ya hay autoridades sanitarias que se apresuran a evaluar cuáles son las reservas de vacunas y tratamientos que tienen disponibles si fueran necesarios para contener la propagación del virus de la viruela del mono.

Pese a la sorpresa de los nuevos casos, Blossom Damania, profesor de microbiología e inmunología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en los Estados Unidos, afirmó: “No creo que la gente deba alarmarse. La viruela del mono es una enfermedad grave. Tenemos que respetarla y tomarla en serio, pero no hay que entrar en pánico”.

La Organización Mundial de la Salud tiene reservas de unos 31 millones de dosis de vacunas contra la viruela, pero pueden haber perdido algo de potencia en las décadas transcurridas desde su fabricación.

En el caso de los Estados Unidos, el gobierno cuenta con reservas de emergencia que contienen dos vacunas aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) que podrían utilizarse para contener la viruela del mono, según informaron funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La reserva en los Estados Unidos contiene más de 100 millones de dosis de la vacuna original contra la viruela. Pero esa vacuna está asociada a efectos secundarios y no debe administrarse a determinados pacientes, incluidos los inmunodeprimidos.

Estados Unidos cuenta con reservas de emergencia que contienen dos vacunas que podrían utilizarse para contener la viruela del mono, según informaron los CDC (REUTERS/Tami Chappell/Archivo)
Estados Unidos cuenta con reservas de emergencia que contienen dos vacunas que podrían utilizarse para contener la viruela del mono, según informaron los CDC (REUTERS/Tami Chappell/Archivo)

Una de las vacunas es más nueva. Se llama Jynneos y fue aprobada en 2019 para la prevención tanto de la viruela como de la viruela del mono. Hay más de 1.000 dosis en la reserva, de acuerdo con la Jennifer McQuiston, subdirectora de los CDC. “Esperamos que ese nivel aumente muy rápidamente en las próximas semanas, a medida que la empresa nos proporcione más dosis”, dijo. Ya se han solicitado dosis de la reserva para inocular a algunos contactos de alto riesgo.

Sin embargo, las dimensiones del problema en los Estados Unidos aún no están claras. Hasta el lunes, las autoridades sólo habían confirmado un caso, en Massachusetts, y estaban evaluando a otros cuatro pacientes. El presidente Biden advirtió el domingo pasado que “todo el mundo debería estar preocupado”, pero añadió al día siguiente que Estados Unidos tenía suficientes dosis de vacunas para proteger a los estadounidenses.

En cualquier caso, las campañas de inmunización masiva -como la que se hizo con el COVID-19- son improbables en cualquier país, incluido Estados Unidos, dijeron varios expertos. Y es poco probable que los brotes justifiquen tal campaña. En su lugar, las autoridades pueden recomendar la inmunización de un círculo de contactos cercanos alrededor de los infectados -que se conoce como “vacunación en anillo”-, una estrategia que se ha utilizado para suprimir otros brotes de enfermedades poco frecuentes.

No se recomiendan las campañas de inmunización masiva porque la antigua vacuna contra la viruela puede tener efectos secundarios raros pero graves, como la inflamación del músculo cardíaco. Esa vacuna también puede ser arriesgada para las personas inmunodeprimidas, incluidas las que tienen una infección por el VIH no detectada. Puede ser mortal incluso en personas con eczema.

La viruela del mono produce erupciones en la piel y tiene un período de incubación de 5 a 21 días (Photo via Smith Collection/Gado/Getty Images)
La viruela del mono produce erupciones en la piel y tiene un período de incubación de 5 a 21 días (Photo via Smith Collection/Gado/Getty Images)

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, los Estados Unidos se plantearon inmunizar a toda la población para protegerse de un ataque terrorista con viruela. Pero al final se decidió no hacerlo por las consecuencias negativas de vacunar a gran parte de la población.

Es probable que las vacunas de nueva generación, como la Jynneos, sean más seguras para grupos grandes, y la vacunación en anillo puede ser suficiente para contener el virus. “Con suerte, presumiblemente, la viruela del mono sigue siendo relativamente rara en estos momentos, y una estrategia de vacunación en anillo puede ser capaz de mantenerla completamente a raya”, dijo el doctor Bill Hanage, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard en diálogo con el diario The New York Times.

Además de las vacunas para la prevención, Estados Unidos compró más de dos millones de dosis de una píldora antiviral llamada tecovirimat, que está aprobada para tratar la viruela en aquellos que se infectan, según los CDC. La agencia también está trabajando con el fabricante del medicamento para desarrollar una forma intravenosa.

Los medicamentos que se han aprobado para la viruela aún no se han aprobado para la viruela del mono. Pero hay datos excelentes en las solicitudes de licencia de esos fármacos en los que se han probado contra la viruela del mono en monos, y funcionan muy bien”, dijo Grant McFadden, director del Centro de Biodiseño para Inmunoterapia, Vacunas y Viroterapia de la Universidad Estatal de Arizona. La reserva nacional incluye dosis de TPOXX, según la FDA.

En este laboratorio de Munich, Alemania, se detectó uno de los casos de viruela del mono de Europa. En esta región, se han detectado la mayoría de los casos ( REUTERS/Christine Uyanik)
En este laboratorio de Munich, Alemania, se detectó uno de los casos de viruela del mono de Europa. En esta región, se han detectado la mayoría de los casos ( REUTERS/Christine Uyanik)

“Contener un brote de viruela del mono debería ser mucho menos difícil que el Covid-19″, dijo el doctor Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Baylor College of Medicine y codirector del Centro de Desarrollo de Vacunas del Texas Children’s Hospital. “Ya tenemos intervenciones”, añadió.

En Europa, hay más casos confirmados y sospechosos con la viruela del mono en estudio. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades instó esta semana a las autoridades sanitarias de esa región a evaluar la disponibilidad de vacunas contra la viruela, antivirales y equipos de protección personal.

Alemania anunció que encargó 40.000 dosis de una vacuna de la empresa Bavarian Nordic para tenerlas listas para vacunar a los contactos de los infectados con viruela del mono si el brote se agrava, pero las autoridades apuestan por otras medidas de precaución por ahora. En rueda de prensa, el ministro alemán de Sanidad, Karl Lauterbach, dijo hoy martes que medidas como el período de aislamiento de al menos 21 días recomendado para las personas infectadas serían suficientes por ahora para contener el brote.

Aunque muchos de los primeros contagios en Europa se registraron entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, otros segmentos de la población son claramente vulnerables. Las autoridades “deben mantener una definición amplia, para no dejar fuera a otros grupos que puedan surgir como importantes”, dijo la doctora Boghuma Titanji, médica de enfermedades infecciosas de la Universidad Emory de Atlanta, Estados Unidos.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades también advirtió a las personas infectadas que no tuvieran un contacto estrecho con las mascotas, y no sólo por la salud de los animales. “Si se produce la transmisión de persona a animal y el virus se extiende en una población animal, existe el riesgo de que la enfermedad se convierta en endémica en Europa”, advirtió la agencia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR