La variante genética podría afectar a millones de personas en el mundo (Foto: Infobae/ Adrián Escandar)
La variante genética podría afectar a millones de personas en el mundo (Foto: Infobae/ Adrián Escandar)

Investigadores del proyecto psiquiátrico iPSYCH y de la Universidad de Aarhaus, en Dinamarca, descubrieron una variante genética que podría ser la responsable de la adicción al cannabis.

El gen, denominado como "receptor de nicotina", funciona como un codificador en el cerebro. Las personas que tienen una menor cantidad del receptor, tienen mayor riesgo de generar adicción a la sustancia.

De acuerdo con el estudio, de los 147 millones de personas que hace uso de la sustancia psicotrópica, cerca del 10% desarrollan una dependencia. El grupo de neurocientíficos, coordinado por la Universidad de Aarhus, analizó la genética de estas personas con dependencia e identificó dicha variante genética asociada al abuso del cannabis.

La investigación podría explicar la variante genética que provoca la adicción (Foto: Infobae / Adrian Escandar)
La investigación podría explicar la variante genética que provoca la adicción (Foto: Infobae / Adrian Escandar)

El estudio, publicado en Nature Neuroscience, explica que quienes consumen la droga pueden desarrollar la adicción, un trastorno clínicamente reconocido e incluido en los manuales de trastornos mentales. El resultado de la investigación podría abrir nuevos caminos de investigación para estudiar la variante genética como objetivo de tratamientos terapéuticos.

El estudio involucró a 8,000 participantes con el trastorno y a 350,000 personas que no consumen la sustancia psicoactiva.

"Esta forma del gen influye en la cantidad de un receptor nicotínico específico que se produce en el cerebro", dijo Ditte Demontis, la principal autora del estudio. De acuerdo con ella, "la menor concentración de este receptor hace que algunas poblaciones de células nerviosas sean menos excitables. Y este elemento a su vez está relacionado con una mayor propensión genética para el desarrollo de la dependencia al cannabis".

Cerca del 2.5% de la población mundial consume marihuana (Foto: Infobae / Manuel Cortina)
Cerca del 2.5% de la población mundial consume marihuana (Foto: Infobae / Manuel Cortina)

Cerca del 2.5% de la población mundial hace uso de la marihuana, según los datos de la Organización Mundial de la Salud. De ese total, un 10% desarrolla dependencia.

Ante ello, la científica explicó que el siguiente paso es enfocarse en investigar cómo las diferencias genéticas en el genoma contribuyen al desarrollo del abuso de la sustancia, para así identificar los mecanismos biológicos que aumentan su riesgo.

"Mientras que para fumar cigarrillos ya conocemos los factores genéticos asociados con el riesgo de adicción a la nicotina, para la marihuana hasta ahora no se conocía ningún factor. Si se confirma, podría abrir nuevos escenarios de tratamiento. En este caso, dado que el mecanismo se refiere a la presencia de una cantidad insuficiente del receptor de nicotina, un enfoque viable podría ser administrar una terapia que estimule la producción de este receptor".