Ecuador: encontraron 316 paquetes de cocaína valuados en USD 10 millones en una volqueta abandonada

Las primeras investigaciones indican que la droga iba a ser trasladada a Guayaquil, donde su puerto principal es considerado el “hub logístico” para el envío de estupefacientes a Norteamérica y Europa

Con esta incautación, la Policía logró retirar del mercado el consumo aproximado de 300 millones de dosis, que en el mercado interno tiene un costo de 400.000 dólares y a nivel internacional un costo aproximado de 10 millones de dólares.
Con esta incautación, la Policía logró retirar del mercado el consumo aproximado de 300 millones de dosis, que en el mercado interno tiene un costo de 400.000 dólares y a nivel internacional un costo aproximado de 10 millones de dólares.

La Policía del Ecuador continúa con los decomisos de droga en todo el país. Esta vez en Santo Domingo, a 152 kilómetros de Quito, la Unidad Antidrogas de la Policía Nacional localizó 316 paquetes en forma de ladrillo que contenían clorhidrato de cocaína. El valor de la droga que ahora está bajo custodia de las autoridades asciende a los USD 10 millones.

El comandante de la subzona de Policía de Santo Domingo de los Tsáchilas, Xavier Rosero, dijo a los medios de comunicación que las primeras investigaciones sugieren que la droga iba a transportarse a Guayaquil, la ciudad costera cuyo puerto marítimo ha sido calificado como el “hub logístico” del envío de droga en contenedores, según un informe de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos de Estados Unidos.

Roserño indicó que la volqueta con droga estaba abandonada en el kilómetro 21 de la vía Santo Domingo-Quevedo: “Son 316 paquetes de forma rectangular con diferentes tipos de logos, un vehículo volqueta, con esto la Policía, la Unidad Antidrogas, logró retirar del mercado el consumo aproximado de 300 millones de dosis, que en el mercado interno tiene un costo de 400.000 dólares y a nivel internacional un costo aproximado de 10 millones de dólares”, declaró el policía, según recogió El Universo.

Ecuador vive una profunda crisis de violencia e inseguridad. Las matanzas en las cárceles, los sicariatos en las calles y los robos violentos son hechos que se reportan diariamente. La versión oficial sostiene que la ola de violencia es la respuesta a la guerra en contra del narcotráfico.

De acuerdo con la Policía Nacional, en Guayaquil, Durán y Samborondón, ciudades de la costa ecuatoriana y donde hay puertos marítimos donde se ha detectado el envío de droga camuflada en los contenedores, el 86 % de los crímenes sucede por las pugnas entre bandas que trafican drogas, el 8 % por violencia interpersonal y el 6 % por robo.

Los casos de sicariato y homicidios intencionales incrementaron en los cinco primeros meses del 2022 en un 147 % en comparación con el año anterior. Hasta mayo se han contado 577 muertes intencionales. El 80 % de estos asesinatos se concentran en los barrios donde la Policía ha detectado la venta y transporte de droga, por lo que atribuyen los asesinatos a una lucha entre bandas o ajusticiamientos.

En lo que va del año, las autoridades han retenido 90 toneladas de droga, más del doble que en el 2021: “No solo son las de México, el incremento de los asesinatos se debe a la incautación de la droga. La reacción inmediata es crear terror, colgar los cadáveres. Son dos mensajes, uno a las bandas rivales y el otro a la ciudadanía y al Gobierno”, dijo Alberto Molina, un coronel en servicio pasivo de las Fuerzas Armadas, a El Universo.

De acuerdo con Molina, en el Ecuador hay bandas criminales como el cártel Jalisco Nueva Generación y el cártel de Sinaloa, además de las mafias italiana, albanesa y china.

Los puertos de Guayaquil y Manta son los preferidos por los narcos para enviar la droga oculta en los contenedores que se exportan desde allí: “El 85 % de la droga se envía por mar”, asegura Molina.

El puerto marítimo más grande de Ecuador está en Guayaquil, la ciudad costera donde los militares han salido nuevamente a las calles para apoyar a la Policía a enfrentar los crecientes índices de violencia. Es justamente en esa ciudad donde las mafias del narcotráfico se ingenian para enviar toneladas de cocaína hacia Europa y Estados Unidos.

El Departamento de Estado estadounidense ya había identificado a Ecuador como un país atractivo al narcotráfico por las rutas para el envío de la droga a los países norteamericanos y europeos. Aunque Ecuador no es considerado un país productor, sí se encuentra entre los dos mayores elaboradores de cocaína: Colombia, al norte, y Perú, al sur. De acuerdo con la Policía, el 34% de las incautaciones de 2021 tenían por destino el mercado europeo y el 11% iban a enviarse a los Estados Unidos.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR