Un capo narco se escapó de una cárcel uruguaya disfrazado de policía y lo recapturaron mientras tomaba una gaseosa en un bar céntrico

Hugo Pereira Medina era el líder de una banda que operaba en Colonia y había sido arrestado junto a otras 23 personas en noviembre pasado

El narco Hugo Henry Pereira Medina en la foto de laDirección Nacional de Identificación Civil (Foto: Subrayado)
El narco Hugo Henry Pereira Medina en la foto de laDirección Nacional de Identificación Civil (Foto: Subrayado)

Hugo Henry Pereira Medina fue atrapado en un bar en el centro de Montevideo, sobre la Avenida 18 de Julio, la más importante de la capital, mientras tomaba una gaseosa. Se había fugado el 14 de agosto de la Unidad Penitenciaria Nº 4 Santiago Vázquez.

Pereira Medina ya había estado en el mismo bar el día anterior, según contó un mozo citado por Subrayado. Se entregó sin ofrecer resistencia.

Fueron algunos datos que tenían los investigadores y el seguimiento a través de cámaras de vigilancia que permitieron que la policía ubicara al narcotraficante y lo atrapara, después de trece días de desaparecido.

Se trata del líder de una banda de narcotraficantes que operaba en Colonia y que fue desarticulada en noviembre de 2020 durante la Operación Guaraní. En ese operativo, también se detuvieron a otras 23 personas por narcotráfico.

Según el Ministerio del Interior, se está investigando la posible complicidad de funcionarios ya que Pereira escapó disfrazado de operador penitenciario. El ministro Luis Alberto Heber dijo que es imposible que Pereira Medina se haya escapado a pie y en uniforme sin ningún tipo de apoyo.

Mientras estuvo preso, Pereira trabajó repartiendo comida para la policía de la cárcel. Días previos a su captura, el ministro dijo a La Diaria que “en el Comcar tenemos 4.000 presos, se nos escapó uno”.

Una vez capturado, confirmó la noticia de su captura por Twitter. Junto a Luis Lacalle Pou, Heber habló públicamente al respecto en el acto por los 196º aniversario de la Declaratoria de la Independencia el 25 de agosto.

Hizo referencia a la fuga de Rocco Morabito, el mafioso italiano que escapó caminando de la Cárcel Central en Montevideo, en 2019. “Si fuimos duros con la fuga de (Rocco) Morabito, tenemos que hacer una investigación bien importante”, aseguró.

Antecedentes

Operación Guaraní, la investigación que hizo allanamientos en tres departamentos uruguayos (Montevideo, Colonia, Durazno) fue la que dejó al descubierto tres bandas que ingresaban drogas desde el exterior.

Pereira Medina, de sesenta años, era uno de los líderes junto a su hermano menor Daniel. Ambos tienen antecedentes penales que se remontan a 1990. Hugo tiene tres procesamientos en Argentina entre 1992 y 1994. Estuvo en cárcel por robo calificado por escalamiento, asociación ilícita y privación ilegítima de libertad.

Entre 1996 y el presente, los hermanos fueron procesados varias veces por lesiones personales, lesiones graves, amenazas, hurto especialmente agravado y encubrimiento. En el año 2000 fueron presos por un asalto al Banco Holandés en Colonia del Sacramento. De hecho, Hugo ya se encontraba preso con salidas transitorias.

En 2011, fueron procesados por robar piezas de artillería en Colonia.

En una entrevista con La Diaria, el jefe de Policía de Colonia definió a Pereira Medina como un “delincuente más”. Agregó que “hace unos años Pereira tuvo como una aureola de capo mafia, pero que ya no la tiene más”.

También recordó algunos robos de Pereira Medina que le dieron apariencia de Robin Hood, porque robaba a gente con dinero”. Entre los robos más recordados de la carrera delictiva de Pereira está, en 2007, un cañón del siglo XIX que estaba alojado en el edificio de la Prefectura Naval de Colonia del Sacramento.

El jefe de Policía también mencionó el intento de ingresar mediante un túnel a una sucursal del Banco Holandés, desarticulado por la policía mientras estaban en los preparativos.

De la planificación de robos pasó a liderar una red de narcotráfico en Colonia, que fue desarticulada por la Operación Guaraní. El jefe de Policía participó en los allanamientos de la casa de Pereira y pudo constatar el estilo de vida que llevaba: “algún negocio de local bailable y venta de bebida, pero detrás de ello lo que había era distribución y venta de drogas al menudeo”.

Agregó que “él se sentía un tipo poderoso, que nadie lo iba a tocar. Y mucha gente se sorprendió cuando fue detenido”.

TE PUEDE INTERESAR