Familiares del opositor cubano José Daniel Ferrer manifestaron en Estados Unidos su preocupación porque no saben nada de él desde su detención

Ana Belkis Ferrer, hermana del disidente José Daniel Ferrer, líder de Unpacu, aseguró que siguen no tienen información de él ni de su hijo desde que ambos fueran “injusta y arbitrariamente detenidos o secuestrados” el pasado día 11

En la imagen, el disidente cubano José Daniel Ferrer. EFE/Emilio López/Archivo
En la imagen, el disidente cubano José Daniel Ferrer. EFE/Emilio López/Archivo

Ana Belkis Ferrer, hermana del disidente José Daniel Ferrer, líder de Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), aseguró que siguen sin saber nada de él ni de su hijo desde que ambos fueran “injusta y arbitrariamente detenidos o secuestrados” el pasado día 11 de julio en el marco de las masivas protestas que se registraron en Cuba.

Ferrer llamó al Gobierno de Joe Biden y al resto de países del mundo a tener “solidaridad” con Cuba y a apoyar medidas “firmes” contra “la dictadura” porque de lo contrario no podrán “quitársela de encima”.

Esta activista se unió a las voces de quienes reclaman una “intervención humanitaria” y un servicio de internet continuo que permita a los cubanos “denunciar todas las injusticias”.

En ese marco, ayer, Belkis Ferrer se reunió con el senador norteamericano y ex gobernador de Florida, Rick Scott. “Muy agradecidos con Rick Scott por su preocupación y solidaridad con la causa de la libertad de nuestro amado y sufrido pueblo”, publicó la mujer en la cuenta de Twitter de su esposo.

En la imagen, el senador republicano, Rick Scott (Foto: EFE)
En la imagen, el senador republicano, Rick Scott (Foto: EFE)

En tanto, Scott informó en su cuenta de Twitter que se reunió con el hermano y la hija de Ferrer y “con otros valientes cubanos que pelean por la libertad. José está entre los más de 500 cubanos que han sido arrestados injustamente por el ilegítimo régimen comunista cubano. No dejaremos de luchar hasta que Cuba sea libre”.

La reunión se desarrolló al mismo tiempo que cientos de personas se manifestaron frente a la Casa Blanca para lanzar al presidente de EEUU, Joe Biden, un “SOS” por Cuba y denunciar las presuntas violaciones a los derechos humanos ocurridas durante las recientes protestas en la isla.

La protesta comenzó en la plaza Lafayette, situada al frente de la residencia presidencial y continuó con una marcha que finalizó frente a la embajada de Cuba en Washington.

Estamos pidiendo, llamando la atención, pidiendo un SOS internacional para que la Administración de Biden por favor mire hacia la isla de Cuba que están siendo masacrados”, dijo a la agencia EFE el opositor Eliécer Góngora Izaguirre, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Scott junto a los familiares de Ferrer (@jdanielferrer)
Scott junto a los familiares de Ferrer (@jdanielferrer)

Junto a él -quien viajó desde Miami- decenas de sus compatriotas llegaron a Washington para sumarse a una colorida y bulliciosa concentración, en la que sobresalían banderas del país caribeño, así como camisetas o carteles en los que se leía “SOS Cuba” o “Patria y Vida”.

Los manifestantes se congregaron para reclamar a Biden más medidas contra el Gobierno de Cuba, país contra el que pesa un embargo impuesto por Washington desde hace ya más de seis décadas y que en los últimos años ha sentido el rigor de las sanciones ordenadas por el Gobierno del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021).

Para Góngora, quien denuncia haber sido expulsado en febrero de 2019 de su país por las autoridades, la respuesta de Biden hasta ahora ha sido “bastante floja”. “No es sanciones lo que estamos pidiendo”, subrayó Góngora, quien consideró que el clamor es que “la dictadura salga de raíz”.

Este lunes, los Gobiernos de 21 países, incluidos Estados Unidos y cinco latinoamericanos, condenaron los “arrestos y detenciones masivas” de manifestantes en Cuba y exigieron el respeto de los derechos humanos en la isla.

El jueves pasado, el Gobierno de Biden anunció sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y contra una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras” o “boinas negras” y advirtió que “es solo el comienzo”.

Seguir leyendo: