El laboratorio argentino Richmond fabricó 21.000 dosis de la vacuna Sputnik V y comenzará en junio la producción masiva

El primer lote será sometido a pruebas de calidad por el Instituto Gamaleya. La empresa se convertirá en la primera de América en concretar el proceso de transferencia de tecnología para una etapa a gran escala

Marcelo Figueiras, presidente de Richmond
Marcelo Figueiras, presidente de Richmond

La Argentina se convirtió en uno de los pocos países en donde se producen vacunas contra el coronavirus, pero el proceso se había mantenido en secreto hasta hoy. El laboratorio Richmond informó que fabricó y envió un lote de dosis de Sptunik V a Moscú para obtener la aprobación rusa e iniciar en junio la producción masiva en una de sus plantas ubicadas en Buenos Aires.

La firma comunicó ante la Bolsa de Comercio de la capital que los primeros lotes “están siendo enviados al Gamaleya Center para su evaluación, mientras que, otros ensayos, son realizados en paralelo en nuestros laboratorios”.

Allegados a la compañía especificaron a Infobae que el lote enviado a Rusia incluye 21.176 dosis que serán testeadas y sometidas a pruebas de calidad en el Instituto Gamaleya como paso previo a su fabricación en escala, que comenzaría en junio.

Dosis de la fórmula de Sputnik V (Reuters)
Dosis de la fórmula de Sputnik V (Reuters)

Marcelo Figueiras, presidente de Richmond, se encuentra en Rusia junto a su equipo de trabajo para supervisar las pruebas y cerrar los detalles del método de trabajo que podría ponerse en marcha en pocos días. Recientemente posteó una foto en su cuenta de Instagram: “Hay equipo, pasión, mucho trabajo, emoción y ganas en el Gamaleya Nacional Institute of Epidemiology and Microbiology”, escribió. Ya había estado en la capital rusa a principios de año para firmar el acuerdo que le posibilitó empezar a fabricar las primeras dosis de la vacuna en la Argentina.

El laboratorio destacó: “Argentina es el primer país de Latinoamérica que comenzó el proceso de transferencia de la vacuna Sputnik V, todo lo cual fue posible gracias a la colaboración de RDIF y de sus socios estratégicos. De no mediar dificultades, a la mayor brevedad posible, comenzaría una etapa de producción de Sputnik V en nuestro país”.

En tanto, Kirill Dmitriev, director ejecutivo del RDIF, indicó en un comunicado: “Hoy nos complace anunciar que Argentina se ha convertido en el primer país de la región en lanzar la producción. Sputnik V ha sido aprobada en más de 10 países de América Latina, la producción en Argentina va a facilitar las entregas a otros socios en la región”.

Marcelo Figueiras - moscu - rusia - laboratorio richmond
Marcelo Figueiras - moscu - rusia - laboratorio richmond

Este proceso es parte de un entendimiento que se firmó el 25 de febrero entre el Fondo Ruso de Investigación y el laboratorio argentino, que podría convertirse en un hito significativo en la lucha contra el avance del virus en la Argentina y la región.

A la par, Richmond trabaja en la conformación de un fideicomiso de entre 70 y 100 millones de dólares para la construcción de una nueva planta que tendrá la posibilidad de fabricar hasta 500 millones de dosis por año.

Rusia, más que firmar acuerdos de venta, se ha enfocado en ampliar las capacidades de producción, trasladándola al exterior.

Esta semana firmó un acuerdo con el laboratorio chino Hualan Biological Bacterin para que produzca 100 millones de dosis.

A fines de marzo, acordó con la empresa farmacéutica china Shenzhen Yuanxing Gene-tech para fabricar 60 millones de dosis. Previamente, había firmado con otros grandes productores de India. Se trata de Virchow Biotech (300 millones de dosis), Stelis (200 millones) y Hetero (100 millones). En el caso de Virchow, RDIF indicó que la transferencia de tecnología se completaría en el segundo trimestre de 2021, y será seguida de la producción comercial a gran escala. Y hay otro acuerdo firmado en Serbia.

Las alianzas en materia de vacunas son la única manera de superar la pandemia. El mundo continúa su lucha contra el coronavirus, y vemos un interés creciente en la Sputnik V”, dijo entonces Dmitriev.

La vacuna se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos y utiliza dos vectores diferentes para las dos inyecciones, lo que proporciona inmunidad con una duración más prolongada que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inyecciones.

Laboratorio Richmond
Laboratorio Richmond

La eficacia de la vacuna rusa, según los estudios científicos publicados en Lancet, es del 91,6%, una de las tasas más altas registradas hasta la fecha. Además, esta semana un nuevo estudio realizado sobre los casi 4 millones de rusos que han sido vacunados con esta fórmula arrojó una eficacia del 97,6%.

Sus buenos resultados, así como su facilidad para el almacenamiento (sin necesidad de congelación) y la falta de efectos adversos registrados hasta la fecha han atraído el interés de decenas de países, incluso de la Unión Europea, luego de meses de suspicacia por temores de injerencia política en el proceso de aprobación. Además, tiene un precio bajo, de menos de 10 dólares por inyección.

El comunicado de Sputnik:

Moscú, 20 de abril de 2021 - El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, el fondo soberano de inversión de la Federación Rusa) y la empresa farmacéutica Laboratorios Richmond SACIF anuncian la producción del primer lote de la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, en la Argentina.

Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik V. RDIF y sus socios han realizado una transferencia de tecnología a los Laboratorios Richmond; el primer lote producido será entregado al Centro Gamaleya para realizar el control de calidad correspondiente. Está previsto que la producción a gran escala de Sputnik V en Argentina comience en junio.

Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar oficialmente Sputnik V en su territorio. El registro se llevó a cabo a través de una autorización de uso de emergencia (emergency use authorization), y la vacunación comenzó en Argentina el 29 de diciembre de 2020.

La vacuna producida en Argentina podrá luego se exportada a otros países de América Central y América Latina.

Actualmente, Sputnik V está registrada en 60 países, con una población total de 3 mil millones de personas. La efectividad de la vacuna es del 97,6%, según el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

La vacuna se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos y utiliza dos vectores diferentes para dos administraciones durante la vacunación, lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones.

Kirill Dmitriev, director ejecutivo (CEO) del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), ha declarado:

“Argentina fue la primera en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Sputnik V y comenzar a vacunar a la población. Hoy nos complace anunciar que Argentina también se ha convertido en el primer estado de la región en iniciar la producción de Sputnik V gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond. Sputnik V está aprobada en más de 10 países de América Latina y Centroamérica, y la producción en Argentina permitirá realizar las entregas a nuestros otros socios”.

Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond, ha declarado:

“Laboratorios Richmond se enorgullece del apoyo de RDIF, que confió en nuestra base científica y tecnológica para producir la vacuna Sputnik V en Argentina. Nuestra empresa hará todo lo posible para garantizar que la vacuna esté disponible lo antes posible para Argentina y para toda la región de América Latina”.

SEGUIR LEYENDO: