El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, desmintió a Jair Bolsonaro y dijo que el país comprará la vacuna china contra el coronavirus

Contradijo al mandatario y garantizó que, si es certificada por las autoridades sanitarias, el Gobierno la adquirirá. El jefe de Estado había puesto en duda su eficacia

Jair Bolsonaro junto a Hamilton Mourao (REUTERS/Ueslei Marcelino)
Jair Bolsonaro junto a Hamilton Mourao (REUTERS/Ueslei Marcelino)

El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, contradijo al mandatario Jair Bolsonaro y garantizó que, si es certificada por las autoridades sanitarias, el Gobierno adquirirá la vacuna contra la covid-19 que elabora la empresa china Sinovac.

El Gobierno va a comprar esa vacuna. Lógico que la comprará”, declaró Mourao en una entrevista que publicó la revista Veja sobre ese antídoto, que está en fase de pruebas en Brasil y que es promocionado por el gobernador de San Pablo, Joao Doria, uno de los más enconados adversarios de Bolsonaro en el campo conservador.

Bolsonaro ha declarado en varias ocasiones que el Gobierno federal no adquirirá esa vacuna, ha puesto en duda su eficacia por adelantado y en algunos momentos ha hecho coro a muchos de sus más radicales seguidores, que culpan a la “China comunista” por la crisis sanitaria mundial desatada con la pandemia de la covid-19.

Diez días atrás, el Ministerio de Salud hasta llegó a anunciar su intención de comprar 46 millones de dosis de la “Coronavac”, como es conocido ese proyecto de Sinovac, que en Brasil se ha asociado al Gobierno de San Pablo, pero fue desmentido por Bolsonaro, quien aseguro que “Brasil no va a comprar la vacuna de Joao Doria”.

El mandatario hasta incidió en ese punto este mismo viernes, en una conversación con unos pocos seguidores, ante los que insistió en que Doria “quiere decir que (la pandemia) se acabó gracias a su vacuna”.

Imagen de archivo de gente trabajando en el recinto de empaque de la farmacéutica china Sinovac Biotech, que está desarrollando una vacuna experimental contra el coronavirus, durante una visita de prensa organizada por el gobierno en Pekín, China. 24 de septiembre, 2020. REUTERS/Thomas Peter/Archivo
Imagen de archivo de gente trabajando en el recinto de empaque de la farmacéutica china Sinovac Biotech, que está desarrollando una vacuna experimental contra el coronavirus, durante una visita de prensa organizada por el gobierno en Pekín, China. 24 de septiembre, 2020. REUTERS/Thomas Peter/Archivo

Según dijo Mourao a la revista Veja, “esa cuestión de la vacuna (china) es una pelea política con Doria”, pero “el Gobierno no va a huir” de su responsabilidad y la adquirirá y distribuirá, siempre y cuando su eficacia sea comprobada.

En la misma fase de pruebas que la “Coronovac” también está la vacuna que experimentan la empresa AstraZeneca y la Universidad de Oxford, de la que sí el Gobierno se ha comprometido a adquirir 100 millones de dosis, aún cuando su eficacia aún no está comprobada.

En sus declaraciones a Veja, Mourao admitió que, en lo personal, no tiene dudas de que tomaría la vacuna que sea, pero con la única salvedad de que antes “sea certificada” por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil.

El vicepresidente también comentó muchos de los recelos que existen en las bases políticas de Bolsonaro e incluso entre miembros del Gobierno en relación a China y su régimen político, que acaban influyendo en el debate sobre las vacunas para la covid-19.

“Creo que se debe entender que la China de hoy es una potencia global que practica un capitalismo de Estado”, declaró Mourao en relación a un país que, además, es el principal socio comercial de Brasil.

Según el vicepresidente, general de la reserva del Ejército, “el modelo (chino) no es del comunismo clásico, en el que el Estado es propietario de los medios de producción”.

No obstante, apuntó que en China sí existen un modelo político de “partido único” y “un régimen autoritario y dictatorial”, pero agregó que “es el régimen de ellos” y que se debe “entender” que ese país “nunca vivió sobre un régimen democrático”.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: