Evo Morales será candidato a senador en las próximas elecciones en Bolivia

El ex presidente encabeza la candidatura de su partido a la Cámara de Senadores por la región boliviana de Cochabamba, donde comenzó su carrera política como diputado en 1997, en un listado que debe ser aún habilitado por el Tribunal Supremo Electoral

Evo Morales. Foto:  REUTERS/Mario De Fina
Evo Morales. Foto: REUTERS/Mario De Fina

Evo Morales figura en la candidatura al Senado por el Movimiento al Socialismo (MAS) para las elecciones de mayo en Bolivia, en una lista presentada este lunes después de denunciar una persecución política para impedir que se inscribiera.

Morales encabeza la candidatura de su partido a la Cámara de Senadores por la región boliviana de Cochabamba, donde comenzó su carrera política como diputado en 1997, en un listado que debe ser aún habilitado por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia.

El ex presidente y su partido habían denunciado una persecución política para impedir la candidatura, con acciones como un intento esta misma jornada de detener a uno de los abogados que está apoderado por Evo Morales desde Argentina para presentar la documentación ante el órgano electoral.

El propio Morales publicó en Twitter que el abogado, Wilfredo Chávez, estaba “a buen recaudo” después de que “la dictadura”, como califica al Gobierno interino de Bolivia, intentara detenerlo para “eliminar al MAS” del proceso para las elecciones del 3 de mayo.

Wilfredo Chávez escribió en esta red social que fue objeto de un “intento” para detenerlo con el fin de impedir que inscribiera las candidaturas del MAS.

Evo Morales se encuentra desde el pasado diciembre en Argentina, donde ha solicitado refugio y desde donde ejerce como jefe de campaña del MAS.

La posibilidad de que fuera candidato a senador o diputado se barajaba desde hace días, tras plantearla su partido desde la región de Cochabamba, donde Morales se dio a conocer como sindicalista cocalero antes de dar el salto a la política.

Este lunes concluía el plazo para inscribir listas electorales, que ahora tiene que revisar el órgano electoral para determinar si cumplen o no los requisitos.

Luis Arce y David Choquehuanca. Foto: REUTERS/Manuel Claure
Luis Arce y David Choquehuanca. Foto: REUTERS/Manuel Claure

La candidatura de Morales es cuestionada desde que transcendió la posibilidad de que la presentara, pues uno de los requisitos es residir de forma permanente al menos desde dos años antes en la circunscripción electoral por la que se presente el candidato.

Evo Morales cuando era presidente acudía a votar a un centro de votación en que estaba inscrito en el Chapare, una zona cocalera de Cochabamba, pero lleva fuera de Bolivia desde que el 11 de noviembre salió hacia México, donde estuvo asilado antes de viajar después a Argentina.

Morales anunció su renuncia un día antes de salir del país, denunciando un golpe de Estado para derrocarlo después de que hubiera sido declarado vencedor en los comicios de octubre del año pasado, luego anulados entre denuncias de fraude a su favor y tras informes de organismos internacionales que advirtieron de irregularidades.

OCHO CANDIDATURAS CON ALGUNA SORPRESA

El MAS presenta a Luis Arce, ex ministro de Economía de Morales, como candidato a presidente y a David Choquehuanca, que fue su canciller, para vicepresidente.

Ambos acudieron los primeros al registro del tribunal electoral arropados por una multitud de seguidores, aunque la expectación era más entre los periodistas que entre la gente en la calle.

A continuación apareció la alianza Comunicad Ciudadana, pero sin su candidato, el ex presidente Carlos Mesa, que quedó segundo tras Morales en los comicios de octubre del año pasado, luego anulados entre denuncias de fraude a favor del entonces presidente y tras informes de organismos internacionales advirtiendo irregularidades.

Quien sí se dejó ver fue Chi Hyun Chung, quien en octubre fue tercero y se vuelve a presentar a presidente aunque ahora por otra formación, el Frente para la Victoria en vez del Partido Demócrata Cristiano.

No comparecieron ante el registro la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, que lidera la alianza Juntos, el ex presidente Jorge Quiroga, al frente de la agrupación Libre 21, ni Luis Fernando Camacho, ex dirigente cívico ahora líder del conglomerado Creemos.

Feliciano Mamani, sindicalista minero, va al frente del partido Pan-Bol y la sorpresa la da el militar Ismael Schabib por Acción Democrática Nacionalista (ADN), una formación de la que apenas se sabía desde las elecciones de 2002.

Más sobre este tema:

Luis Arce y David Choquehuanca, los imprescindibles ex ministros de Evo Morales con los que el MAS buscará volver al poder en Bolivia

El frente anti Evo Morales no logró la unidad en Bolivia y crecen los temores de que la fragmentación pueda favorecer al MAS



MAS NOTICIAS