Luis Arce y David Choquehuanca, los imprescindibles ex ministros de Evo Morales con los que el MAS buscará volver al poder en Bolivia

El economista, considerado el artífice del modelo económico del masismo, y el ex canciller, símbolo de la corriente indigenista, son los candidatos a la Presidencia y a la Vicepresidencia avalados por el ex mandatario en Buenos Aires para competir en las elecciones del próximo 3 de mayo

Desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
El expresidente de Bolivia Evo Morales es fotografiado durante una entrevista, en Buenos Aires, Argentina, 24 de diciembre del 2019. (REUTERS/Agustin Marcarian)
El expresidente de Bolivia Evo Morales es fotografiado durante una entrevista, en Buenos Aires, Argentina, 24 de diciembre del 2019. (REUTERS/Agustin Marcarian)

Dos de los ministros que durante al menos 11 años del gobierno de Evo Morales fueron considerados imprescindibles han resultado elegidos el domingo en Buenos Aires como los candidatos a la Presidencia y a la Vicepresidencia de Bolivia por el MAS para las elecciones del próximo 3 de mayo. El economista Luis Arce, catalogado como el artífice del modelo económico de la gestión de Morales, y el ex canciller David Choquehuanca, símbolo de la corriente indigenista en el masismo, conforman el binomio avalado por el ex presidente que lidera la campaña de su partido desde Argentina.

La decisión, que fue tomada por Evo Morales y por decenas de dirigentes del MAS, difiere de la determinación de los llamados movimientos sociales afines al evismo e integrados al llamado Pacto de Unidad, que se inclinaron antes de la convención por la dupla de David Choquehuanca y del dirigente cocalero Andrónico Rodríguez. Este último quedó relegado, pese a estar en mejor situación en las primeras encuestas preelectorales que los dos elegidos. El propio Morales lo reconoció, pero argumentó que Rodríguez es muy joven y hay que saber sacrificarse por un proyecto político. El ex presidente considera que con Arce y con Choquehuanca se garantiza la estabilidad económica y el binomio es la unión de los profesionales científicos con el mundo originario, que también tiene conocimientos científicos. Además justificó la dupla porque es una “alianza entre los intelectuales indígenas y los blancos sanos de las ciudades”.

Arce es un profesional vinculado al MAS, mientras que Choquehuanca nació políticamente con el partido de Morales, además de haber sido considerado durante gran parte de la gestión del ex presidente como su sucesor natural y como una figura parecida a la de su “consejero espiritual”. Pese a la gran confianza del líder del masismo en él, que se reflejó en sus 11 años ininterrumpidos de presencia en el poder como canciller, Choquehuanca salió del gabinete aparentemente por alguna influencia del ala del ex vicepresidente Alvaro García Linera para contrarrestar su posible candidatura futura, según se comenta. Desde entonces, la corriente interna de Choquehuanca en el Gobierno quedó debilitada.

En cambio, la figura de Luis Arce se tornó imprescindible, convitiéndose en el ministro con más años en el poder, ya que sobrevivió a los distintos cambios de gabinete. Solo una grave enfermedad lo obligó a dejar por un tiempo la cabeza de la gestión económica de Morales, pero se dice que incluso fuera de la cartera de Economía era una fuente de constante consulta del ex presidente, hasta que se dio su retorno al Gobierno el año pasado. Arce, que instaló la idea de los “Chuquiago Boys”, haciendo un parangón con los Chicago Boys, es visto como el inventor del modelo económico del gobierno de Morales. El ministro, que ahora es candidato presidencial del MAS, fue fiel hasta el día de la caída del ex presidente. Tuvo que refugiarse en la embajada de México y es uno de los que cuenta ahora con asilo en ese país.

Evo Morales y Luis Arce tras el regreso de éste último como Ministro de Economía en enero de 2019. (REUTERS/David Mercado)
Evo Morales y Luis Arce tras el regreso de éste último como Ministro de Economía en enero de 2019. (REUTERS/David Mercado)

Con la mirada en la clase media urbana

Aunque no figuraba como apuesta de los llamados movimientos sociales afines al MAS, la elección de Luis Arce como candidato presidencial parece haber estado influenciada por la visión de recuperar el respaldo del electorado urbano y de clase media en Bolivia.

El ex ministro que condujo la economía boliviana en el gobierno de Morales, con algunos éxitos que se le reconocen, es un economista nacido en La Paz hace 56 años. Se licenció como en la Universidad Mayor de San Andrés y tiene un máster en Ciencias Económicas de la Universidad de Warwick. Desde 1987 desarrolló su carrera profesional en el Banco Central de Bolivia. Lideró el Programa de Desarrollo de Financiación Externa de Evo Morales y en 2006 fue nombrado Ministro de Hacienda, en tanto que en 2009 asumió el ministerio de Economía.

Sobre su designación, el analista Amples Regiani opinó que el MAS demuestra saber lo que preocupa a la mayoría de los bolivianos: la economía.”Así venderán a su candidato como el responsable del crecimiento del país y el único capaz de hacer que la economía siga creciendo”.

Para el periodista Pablo Stefanoni, la figura de Luis Arce buscará atraer a sectores medios urbanos. “Arce intentó combinar estabilidad con discurso de izquierda, lo que diferenció a Bolivia de Venezuela. El modelo boliviano tuvo una faceta corporativa, pragmatismo respecto a la agroindustria, perspectiva redistribucionista-estatista y su punto débil es que para garantizar la estabilidad se basó en un tipo de cambio fijo”, afirmó.

Por su parte, el economista Gonzalo Chávez cree que el MAS ha decidido apostar nuevamente al tema del supuesto milagro económico, que será el centro de la estrategia electoral. Opina que con el nombramiento intentan recuperar a las clases medias urbanas y no es la primera vez que el supuesto éxito económico lleva a un ministro del área a buscar la Presidencia.

Con la mirada en los indígenas

Aunque David Choquehuanca había sido postulado a la Presidencia por los movimientos sociales, Evo Morales decidió con los dirigentes en Buenos Aires postularlo a la vicepresidencia.

El ex canciller de 58 años es de La Paz y ha ocupado, además del ministerio de Relaciones Exteriores, la secretaría general de la ALBA. Antes había comenzado su actividad social y política en movilizaciones por reivindicaciones con organizaciones campesinas. En 1990 cursó un postgrado en Historia y Antropología, mientras que en 2001 cursó un diplomado sobre los derechos de los pueblos indígenas.

FOTO DE ARCHIVO. El ex ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, asiste a una reunión del ALBA-TCP, en Caracas, Venezuela. 8 de agosto de 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino.
FOTO DE ARCHIVO. El ex ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, asiste a una reunión del ALBA-TCP, en Caracas, Venezuela. 8 de agosto de 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino.

Para el analista político Daniel Valverde, el binomio del MAS, Arce-Choquehuanca, es interesante porque ambos son referentes de estabilidad económica e inclusión social, logros del anterior Gobierno que no han sido rebatidos y que importan a sectores emergentes y deprimidos de la sociedad. “Tendrán que tomar distancia de los errores y excesos del Gobierno que formaron parte y esperar que las impertinencias discursivas de Evo Morales y Alvaro García Linera no sean una neblina que empañe al nuevo binomio”, opinó.

Entre tanto, el analista Amples Regiani considera que tanto Arce como Choquehuanca no estuvieron en los escándalos del fraude electoral del MAS, por lo que no tienen una imagen mediáticamente desgastada respecto a otros personajes. Son dos intelectuales que representan una cara un poco menos radical y profesionalmente mejor preparada del masismo.

De su lado, el economista Gonzalo Chávez es de la opinión que la elección de este binomio fue realizada por la élite del partido y confirma el distanciamiento del MAS de los movimientos sociales. “Por el momento Evo ganó evitando que Choquehuanca encabece la dupla y las bases metiendo a Choquehuanca en la fórmula”, dijo el periodista Pablo Stefanoni.

Entre las primeras reacciones políticas, el candidato presidencial Jorge Quiroga ha tuiteado: “Dedazo del Jefazo. Evo impone, desde su cómodo asilo desde Argentina al gerente de 14 años de despilfarro y corrupción. García Linera doblegó a indígenas del MAS por enésima vez”.

Por su parte, las Organizaciones Sociales Emergentes de El Alto se pronunciaron en contra de la elección de Luis Arce como candidato a la Presidencia por el MAS y convocaron a un encuentro de emergencia para manifestarse.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Evo Morales anunció que Luis Arce será el candidato a presidente del MAS en las nuevas elecciones de Bolivia

MAS NOTICIAS