Evo Morales y el líder de la COB, Juan Carlos Huarachi (EFE)
Evo Morales y el líder de la COB, Juan Carlos Huarachi (EFE)

La Central Obrera Boliviana (COB), el sindicato más grande del país y que ha sido aliada del Gobierno en los últimos años, le pidió este domingo al presidente Evo Morales “renunciar, si es necesario” para pacificar al país, y evitó pronunciarse sobre la posibilidad de una nueva candidatura del mandatario.

El pueblo está pidiendo. Por eso le pedimos al presidente que reflexione. Si es por el bien del país, si es por la salud del país, que renuncie nuestro presidente”, declaró en una conferencia de prensa en La Paz el líder de la COB, Juan Carlos Huarachi, dijo que la convocatoria de nuevas elecciones es también un pedido de su organización y que “no serán cómplices del derramamiento de sangre”.

Hizo, además, un llamado a la reflexión al pueblo boliviano y a los dirigentes de todos los sectores para “convocar a la pacificación del país”, ante la radicalización de las protestas en favor y en contra del Gobierno que ya dejan tres muertos y más de 300 heridos. “Hoy, enfrentados entre compañeros de clase, con agresiones físicas, con discriminación, con racismo. Eso tiene que acabar”, sostuvo.

Huarachi exigió que se conforme un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) con miembros “imparciales” y la convocatoria de “manera urgente nuevas elecciones” para evitar más violencia. Consultado por un posible sesgo en la elección de los magistrados, señaló: “Al margen de los asambleístas, existe el control social. Hoy el pueblo está más organizado. Tiene que funcionar la fiscalización”.

Sobre la posible participación de Morales o su vicepresidente, Álvaro García Linera, en las nuevas elecciones, el líder de la Central Obrera Boliviana declaró que esa posibilidad “es competencia del nuevo Tribunal Supremo Electoral”.

En la madrugada de este domingo la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó celebrar “otro proceso electoral” al evidenciar “irregularidades” en los comicios del 20 de octubre, tras los que se perfilaba un cuarto mandato de Morales. “La primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente”, instó la OEA en un informe preliminar.

"El presidente debe escuchar el clamor del pueblo", reclamó el líder sindical (Reuters)

Horas más tarde el presidente Morales, en una breve comparecencia en la que no citó el informe de la OEA, anunció la convocatoria de nuevas elecciones con un órgano electoral renovado. “He decidido convocar a nuevas elecciones”, afirmó el mandatario desde el hangar presidencial del aeropuerto internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz. El presidente destacó que adoptó esta decisión de nuevos comicios para “bajar toda la tensión” y “pacificar Bolivia”.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: