Un grupo de manifestantes ataca un blindado de los carabineros (Reuters)
Un grupo de manifestantes ataca un blindado de los carabineros (Reuters)

Miles de manifestantes salieron nuevamente a las calles de Santiago y Valparaíso en la tarde del lunes para protestar contra el gobierno de Sebastián Piñera, poco después de que el presidente chileno anunciara una profunda reforma en su gabinete.

Cuando el estado de conmoción parecía estar cediendo luego de las masivas protestas de la semana pasada y luego de que Piñera decidiera durante el fin de semana levantar el toque de queda nocturno y luego el estado de emergencia, las protestas volvieron a tomar este lunes la Alameda de la capital chilena, en la zona cercana cercana a Plaza Italia, y el centro de la ciudad portuaria de Valparaíso.

En el centro de Santiago un edificio se incendió tras los violentos enfrentamientos. Luego de un par de horas, los bomberos contuvieron las llamas, que afectaron a tiendas comerciales en la esquina de las calles Santa Rosa y la Alameda.

Incendios en Chile en medio de las protestas

El incendio obligó a evacuar el edificio de viviendas, de 19 pisos, con locales de ropa y comida junto al centro comercial, dijo a la AFP un familiar de uno de los residentes.

El incendio se produjo en medio de los choques entre manfiestantes y carabineros (AFP)
El incendio se produjo en medio de los choques entre manfiestantes y carabineros (AFP)

El incendio estalló en medio de las violentas protestas que se han mantenido durante todo el día en el centro de Santiago, por los intentos de manifestantes para llegar hasta el palacio presidencial.

Miles de chilenos se unieron a las protestas de este lunes en Santiago (Reuters)
Miles de chilenos se unieron a las protestas de este lunes en Santiago (Reuters)
Los manifestantes quemaron varios objetos en plena vía pública (Reuters)
Los manifestantes quemaron varios objetos en plena vía pública (Reuters)

Enseguida se comenzaron a reportar choques con la policía de los manifestantes más violentos y saqueos de algunos comercios.

Algunos de los manifestantes armaron barricadas y las encendieron fuego frente a la Biblioteca Nacional. Muchas de las estaciones del metro no están operativas y otras tienen sus horarios reducidos, lo que dificulta el traslado por la ciudad.

En Valparaíso, los manifestantes fueron repelidos por las carros hidrantes de la policía sobre la Avenida Argentina, cuando intentaban llegar hasta el Congreso Nacional donde la Cámara de Diputados discute algunos de los proyectos enviados por el presidente Piñera.

Los carabineros intentan dispersar a los manifestantes (Reuters)
Los carabineros intentan dispersar a los manifestantes (Reuters)


Una de las tribunas de la Cámara de Diputados fue desalojada cuando irrumpieron unos manifestantes que pedían la renuncia del presidente y el llamado a una Asamblea Constituyente.

Los incidentes, que se concentraron en el centro de Santiago y se repitieron en las ciudades de Valparaíso y Concepción, empezaron a la hora en que el presidente Sebastián Piñera anunciaba un nuevo gabinete y la tensión fue aumentando durante la tarde.

Este lunes se vivió una nueva jornada de violencia en Chile por décimo día consecutivo (Reuters)
Este lunes se vivió una nueva jornada de violencia en Chile por décimo día consecutivo (Reuters)

Miles de manifestantes atendieron a convocatorias por redes sociales para protestar este lunes y martes en la tarde frente al palacio de La Moneda, sede de la presidencia, que fue acordonado en un amplio cinturón de seguridad en el centro de Santiago.

Detonaciones de gases lacrimógenos y lemas contra los carabineros -policías- y militares se escuchaban en todo el centro, donde también se registró el saqueo de una farmacia en momentos en que aumentaba la tensión.

El gobierno, por su parte, condenó los nuevos hechos de violencia de este lunes. “Lo que estamos viendo hoy día en el centro de Santiago y en algunas pequeñas manifestaciones en regiones, no es la gente que quiere justicia social, no es la gente que quiere un Chile mejor, estamos viendo gente que quiere destrucción y caos”, señaló la vocera del Ejecutivo, Karla Rubilar.

“Cuál es la noticia que está saliendo hoy en los medios de comunicación, ¿ Estamos hablando de mejores pensiones?, ¿Estamos hablando de mejor acceso a la salud? ¿De mejor acceso al trabajo, de mayores sueldos?, ¿ De mejoras en el transporte público? No. Lo único que estamos viendo en los medios de comunicación por culpa de este grupo pequeño que cree en la violencia de 7 mil personas que no tienen nada que ver con el millón 200 mil personas que marcharon el viernes, es finalmente violencia y caos y tapan lo importante”, remarcó.

Manifestantes se cubren ante el avance de las fuerzas de seguridad (Reuters)
Manifestantes se cubren ante el avance de las fuerzas de seguridad (Reuters)
Carabineros se llevan detenido a un manifestante (Reuters)
Carabineros se llevan detenido a un manifestante (Reuters)

Piñera removió este lunes a ocho ministros, incluido el cuestionado titular de Interior, Andrés Chadwick, integrando a su gabinete a una nueva generación de políticos en un intento por acallar las protestas que mantienen una pulseada en las calles.

Al mismo momento en que Piñera anunciaba los cambios en su gabinete -en el mayor en sus 20 meses de gobierno- un millar de personas se enfrentaron con la policía delante del palacio presidencial.

“Chile no es el mismo que el que teníamos hace un par de semanas atrás. Chile cambió y el gobierno también tiene que cambiar y enfrentar estos nuevos desafíos y estos nuevos tiempos”, repitió en la juramentación de los nuevos ministros Piñera, remecido por el desplome de su popularidad a un 14%.

Este estallido sin precedentes en Chile, el más grave en casi 30 años desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), ha dejado 20 muertos, unos mil heridos y 900 millones de dólares en pérdidas materiales.

Diez días después de su inicio como un movimiento heterogéneo y sin liderazgo identificable, las protestas representan un claro desafío para el reconocido modelo económico de mercado abierto de este país, donde los manifestantes sin color político exigen un pedazo más grande de la prosperidad que hizo de este país uno de los más estables de América Latina.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: