Marielle Franco luchaba por los marginados, los descendientes africanos, y el colectivo LGBT
Marielle Franco luchaba por los marginados, los descendientes africanos, y el colectivo LGBT

La próxima edición del premio Sájarov a la libertad de conciencia y los Derechos Humanos que desde 1988 entrega la Eurocámara tendrá su mirada puesta en Brasil, con la candidatura de la concejala asesinada Marielle Franco y otros activistas en cabeza.

Además de Franco, el jefe indio Raoni y el opositor ruso Alexéi Navalny figuran en la lista de candidatos publicada este jueves por la Eurocámara, que dará a conocer al galardonado de la edición de 2019 el 24 de octubre.

El asesinato de Franco, en el que se sospecha la participación de grupos paramilitares conocidos como "milicias", causó una profunda conmoción global y su figura se ha convertido en un icono de la lucha por la igualdad, en particular de los derechos de las mujeres negras.

"Son símbolos de la libertad de expresión y pensamiento que el premio quiere fomentar y han dedicado sus vidas a estas libertades", expresó el grupo de los Verdes.

La candidatura que aparece con más fuerza para suceder al cineasta ucraniano Oleg Sentsov, liberado recientemente tras cinco años de prisión en Rusia, es la defendida por los grupos de izquierda del hemiciclo. Tanto socialdemócratas como la izquierda radical presentaron un trío de activistas brasileños: el cacique Raoni, la ambientalista Claudelice Silva dos Santos y la concejal baleada en 2018 en Río de Janeiro junto a su chófer.

Policías arrestaron el 12 de junio al líder de la oposición rusa Alexéi Navalny durante un mitin en apoyo al periodista de investigación Ivan Golunov (REUTERS/Maxim Shemetov)
Policías arrestaron el 12 de junio al líder de la oposición rusa Alexéi Navalny durante un mitin en apoyo al periodista de investigación Ivan Golunov (REUTERS/Maxim Shemetov)

"Marielle Franco, Claudelice Silva dos Santos y el jefe Raoni son símbolos de resistencia contra las violaciones de los derechos humanos en Brasil", defendió el grupo de izquierda radical al anunciar su propuesta.

Los ecologistas también propusieron junto a Franco al ex diputado brasileño Jean Wyllys, que en enero de 2019 decidió anunció su decisión de renunciar a su mandato como diputado para el que fue reelegido en octubre de 2018 y de permanecer fuera del país como medida extrema para garantizar su vida y ante la multiplicación de las amenazas por su orientación sexual.

Con las candidaturas al premio Sájarov, la Eurocámara parece apuntar contra el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, blanco ya de críticas en las últimas semanas por los incendios en la selva amazónica.

La eurodiputada socialdemócrata, Kati Piri, defendió en un comunicado que, desde la llegada de Bolsonaro al poder, su gobierno "ha establecido un clima de temor para varios defensores de los derechos humanos".

Lula se queda fuera

Brasil también era la opción del eurodiputado izquierdista francés Emmanuel Maurel, quien se quedó a las puertas de lograr los 40 apoyos de parlamentarios necesarios para su candidato: el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"Lula se ajustaba completamente al espíritu del premio Sájarov", subrayó a la AFP Maurel, destacando el contexto en Brasil, "su ejemplar acción política" y "su situación actual, en la que fue víctima de una maquinación política".

El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva llega al cuartel general de la Policía Federal, donde cumplirá la sentencia de 12 años de prisión (Heuler Andrey/ AFP PHOTO / Heuler Andrey)
El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva llega al cuartel general de la Policía Federal, donde cumplirá la sentencia de 12 años de prisión (Heuler Andrey/ AFP PHOTO / Heuler Andrey)

El ex presidente de izquierda (2003-2010) purga, desde abril de 2018, una pena de casi nueve años de prisión por corrupción y lavado de dinero, si bien se declara inocente y denuncia una conspiración para evitar su regreso al poder.

Brasil protagoniza así la primera edición del premio tras las elecciones a la Eurocámara de mayo que dejaron un hemiciclo más fragmentado y dirigido por el socialdemócrata italiano David Sassoli, pero tampoco es el único país.

El Partido Popular Europeo (PPE, derecha) propuso a Navalny, opositor al presidente ruso Vladimir Putin, mientras que los liberales presentaron al intelectual uigur Ilham Tohti, condenado a cadena perpetua por Pekín.

El grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (CRE, derecha) presentó por su parte a cinco adolescentes de Kenia que crearon una aplicación que ayuda a las niñas afectadas por la mutilación genital femenina.

La Eurocámara concede este galardón, dotado con 50.000 euros, a personas que aportaron "una contribución excepcional a la lucha para los derechos humanos en el mundo", en homenaje al científico soviético disidente Andréi Sájarov.

Desde 1988, el Parlamento ha premiado a personalidades como Nelson Mandela (1988), Malala Yufsafzai (2013) o Aung San Suu Kyi (1990), así como a un total de cinco candidaturas de latinoamericanos.

En 2017, opositores venezolanos siguieron los pasos de las argentinas Madres de la Plaza de Mayo (1992), así como de los disidentes cubanos Guillermo Fariñas (2010), la asociación Damas de Blanco (2005) y Oswaldo Payá (2002).

Con información de AFP 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: