Incendios en Bolivia (AFP)
Incendios en Bolivia (AFP)

Amnistía Internacional instó este lunes al presidente boliviano, Evo Morales, a suspender un decreto que autoriza quemas en Bolivia, hasta que se aclare que no contribuye a los incendios que desde hace semana azotan el país.

"Requerimos al Estado de Bolivia que suspenda la aplicación del Decreto 3973 hasta que se obtenga certeza de que no ha contribuido a a la generación de los incendios", reclama Amnistía Internacional en una carta abierta al presidente de Bolivia.

En la misiva, la ONG muestra su preocupación por los incendios registrados desde el mes pasado en la región boliviana de la Chiquitania.

AI recordó al Estado boliviano su "obligación de investigar las causas de los incendios" y, en caso de que corresponda, "identificar y sancionar a los responsables".

Amnistía Internacional se hace eco de unas recientes declaraciones del ministro de Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, quien afirmó que "el incendio es casi hijo natural de la agricultura".

Al respecto, pide explicaciones al Gobierno boliviano sobre la posible relación entre el decreto promulgado en julio pasado y los incendios de los departamentos de Santa Cruz, donde está la Chiquitania, y Beni, en la Amazonía.

Miembros de equipos de lucha contra incendios en Bolivia denunciaron en redes sociales que algunos fuegos son intencionados para ganar terrenos al uso agrario, mientras que organizaciones de industriales agrícolas rechazaron que recurran a las quemas para ampliar la superficie cultivable.

El decreto promulgado por Morales "autoriza el desmonte para actividades agropecuarias" y "permite las quemas controladas", señaló la organización.

En la carta, que reconoce "la ausencia de determinación sobre las causas de los incendios en la Chiquitanía", la ONG también llama a al Gobierno boliviano a proporcionar información sobre esta crisis y sus efectos y a "consultar y dar participación a las comunidades afectadas en las decisiones que impacten en sus vidas".

Asimismo, Amnistía Internacional se solidariza con los afectados y recalca que los Estados "deben procurar la utilización sostenible de los recursos naturales y desarrollar estándares ambientales sustantivos".

Loa incendios en la Chiquitania boliviana, región al este del país de transición entre el Gran Chaco y la Amazonía, superan ya las 700.000 hectáreas según las autoridades bolivianas, aunque la Gobernación del departamento de Santa Cruz asegura que el desastre afecta a más de un millón.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: