El ex mandatario brasileño Lula da Silva
El ex mandatario brasileño Lula da Silva

Luego de tener su pena reducida por la Justicia el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde hace un año, no cuenta con recursos para pagar la fianza que le permitiría recuperar parcialmente la libertad dentro de unos seis meses.

Para poder pasar al régimen encarcelamiento "semiabierto", en el que el reo está en libertad de día y vuelve a la cárcel por las noches, Lula tendrá que desembolsar 3 millones de reales (unos 760 mil dólares), monto que no está en condiciones de afrontar, según sus allegados.

"Abogados y amigos de Lula ya piensan en organizar una 'vaquita' (colecta voluntaria) para que pague la multa de 3 millones de reales del Superior Tribunal de Justicia", informó hoy el diario Folha de San Pablo.

Los cuatro miembros de una sala del Superior Tribunal de Justicia aprobaron ayer que la condena del político se reduzca de 12 años y un mes, dictada en la sentencia original, a 8 años y 10 meses.

Al mismo tiempo, ratificaron las condenas por corrupción y lavado de dinero emitidas en 2017 por el ex juez Sergio Moro y ratificada en 2018 por el Tribunal Regional Federal 4, cámara de apelaciones.

El triplex por el que fue condenado Lula da Silva
El triplex por el que fue condenado Lula da Silva

Desde que fue encarcelado, Lula permanece en una celda especial, de 15 metros cuadrados y adaptada a su condición de ex presidente, en un edificio de la Policía Federal en Curitiba, ciudad del sur del país en la que tiene sede el tribunal a cargo de la operación Lava Jato contra la corrupción.

El ex mandatario se mostró inconforme con la resolución del Superior Tribunal de Justicia. "El problema no es reducir la pena, la pena tiene que ser cero (…) hasta ahora no tuve derecho a un juicio justo", dijo Lula a un correligionario del Partido de los Trabajadores ayer por la noche en la Superintendencia de la Policía, según trascendió hoy.

"La lucha tiene que continuar, de la misma forma que fui juzgado políticamente voy a ser liberado políticamente por la resistencia del pueblo", dijo el exgobernante al recibir en su celda a su correligionario Emídio de Souza.

Por su parte, el abogado del político, Cristiano Zanin, anunció que va a apelar la decisión del tribunal. "Respetamos la posición presentada hoy por los ministros del Superior Tribunal pero expresamos nuestra inconformidad por entender que el único fallo posible es la absolución del ex presidente Lula porque no cometió ningún delito", declaró Zanin.

Con información de ANSA

MÁS SOBRE ESTE TEMA: