Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (AFP)
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (AFP)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, "no tuvo intención de criticar el carnaval" con el obsceno video que divulgó este miércoles por las redes sociales en el que un hombre se masturba en el ano y a continuación se deja orinar en la cabeza.

Así lo señaló la presidencia de la República en un comunicado divulgado este miércoles por la oficina de prensa, tras la intensa polémica que provocó en el país por publicar en su cuenta en Twitter unas imágenes de fuerte contenido no apto para todos los públicos.

Las imágenes, interpretadas como una valoración de la fiesta preferida de los brasileños, fueron criticadas por muchos internautas que hasta pidieron la destitución del mandatario con el hashtag #ImpeachmentBolsonaro.

(El video compartido por Bolsonaro en Twitter)

No obstante, la Secretaría de Prensa de la Presidencia aclaró en el comunicado que el objetivo no era criticar la mayor fiesta de Brasil, sino mostrar la "una clara distorsión del espíritu" de la fiesta.

"No hubo intención de criticar el carnaval de forma genérica, sino caracterizar una distorsión clara del espíritu carnavalesco, que simboliza la espontaneidad, la ironía, la crítica sana y la creatividad de nuestra mayor y más democrática fiesta popular", señala el comunicado.

"No me siento cómodo en mostrar esto, pero tenemos que exponer la verdad para que la población tenga conocimiento y tome sus prioridades", afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter, al divulgar el video.

Durante todo el miércoles, usuarios de las redes sociales iniciaron una campaña en línea en la que pedían un juicio político contra Bolsonaro, ya que, según la legislación brasileña, "proceder de modo incompatible con la dignidad, el honor y el decoro" figura entre los delitos contra la probidad en la administración pública y podría conllevar a "la pérdida del cargo".

Pocas horas después, y tras una serie de denuncias, Twitter incorporó una advertencia sobre el material sensible compartido por Bolsonaro, aunque no lo retiró y sigue estando disponible.

Varios internautas igualmente comentaron en la publicación y cuestionaron la postura del mandatario en divulgar imágenes pornográficas, aunque hubo aquellos que defendieron el mensaje con el hashtag #BolsonaroTemRazao.

En medio de esta agitada discusión en redes sociales, el presidente brasileño pareció ampliar la polarización publicando el miércoles un segundo tuit en el que se preguntaba "¿Qué es la lluvia dorada?", en referencia irónica a la práctica sexual de orinar sobre otra persona que aparece en el video tomado en un desfile callejero en San Pablo.

Bolsonaro, que durante el Carnaval fue criticado en diversas comparsas callejeras, ha manifestado en varias oportunidades ser un ferviente defensor de la familia tradicional de Brasil y con una estrecha relación con las iglesias evangélicas.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: