La represa colapsó el pasado viernes y liberó un torrente de fango y residuos de la minera Vale en Brumadinho, Brasil (Douglas Magno / AFP)
La represa colapsó el pasado viernes y liberó un torrente de fango y residuos de la minera Vale en Brumadinho, Brasil (Douglas Magno / AFP)

La tragedia minera en Brumadinho, en el sureste de Brasil, ha puesto contra las cuerdas al gigante minero Vale, que en un solo día ha perdido unos 70.000 millones de reales (18.617 millones de dólares) de valor de mercado y ha visto su nota de crédito rebajada.

La cotización de la empresa, la mayor productora y exportadora de hierro del mundo, se desplomó este lunes en la Bolsa de San Pablo en medio de la presión de los inversores tras el desastre ocurrido el viernes, el segundo en el que se ve implicado la minera en poco más de tres años.

Las acciones ordinarias -con derecho a voto- de Vale se desplomaron hoy un 24,52 % en la Bolsa, que el viernes -día del accidente- no operó por ser festivo en la capital paulista.

"Si las acciones cayeron, es algo totalmente secundario en ente momento", manifestó en una rueda de prensa este lunes el director ejecutivo de Finanzas y Relaciones con los Inversores de Vale, Luciano Siani, quien precisó que la minera tiene 200.000 accionistas.

La compañía, que ocupaba la tercera posición en el ránking de empresas brasileñas con mayor valor de mercado la semana pasada, por detrás de Petrobras y el banco Itaú, bajó hasta el quinto puesto tras el desastre.

"El mercado está presionando. Los próximos días deben ser volátiles. Hay mucha gente cautelosa", dijo a la agencia EFE Glauco Legat, analista jefe de la corredora Necton.

Tras la catástrofe, la Justicia ha cercado las cuentas de la compañía, que acumula cerca de 12.000 millones de reales (3.180 millones de dólares) en embargos como consecuencia de acciones interpuestas por el gobierno del estado de Minas Gerais y la Fiscalía.

La fuerte caída fue registrada en las operaciones pre mercado, a la espera de la apertura de las plazas en Nueva York y San Pablo (EFE)
La fuerte caída fue registrada en las operaciones pre mercado, a la espera de la apertura de las plazas en Nueva York y San Pablo (EFE)

Vale es una de las empresas mineras más grandes del mundo y líder en la extracción de hierro y níquel. Fue fundada en 1942 y tiene sus oficinas centrales en Río de Janeiro, aunque opera en todo el mundo con más de 75.000 empleados.

Como consecuencia del desastre, y luego de una reunión extraordinaria de su consejo de administración, la compañía anunció este lunes que suspendió el pago de dividendos a sus accionistas.

Rescatistas observan los residuos liberados por el colapso del dique en Minas Gerais (AFP)
Rescatistas observan los residuos liberados por el colapso del dique en Minas Gerais (AFP)

En esa reunión también se decidió suspender el programa de recompra de Vale de sus propias acciones, así como el pago de variables en la remuneración de los ejecutivos de la firma, según indicó la agencia AFP.

Al menos 60 personas murieron por el colapso del dique en el complejo minero de Vale en Córrego do Feijao, Brumandinho, y otras 292 siguen desaparecidas, según confirmó Defensa Civil en el estado de Minas Gerais, al sur de Brasil.

Además, 3.000 personas han sido evacuadas y se estima que hasta 24.000 podría resultar afectadas por el avance del residuo de la extracción de mineral de hierro que fue liberado por el dique.

Se trata del peor desastre medio ambiental de este tipo en la historia de Brasil (AFP)
Se trata del peor desastre medio ambiental de este tipo en la historia de Brasil (AFP)

La Justicia brasileña bloqueó durante el fin de semana 11.000 millones de reales (unos 3.000 millones de dólares) de la minera, para compensar perjuicios y daños ambientales. Según sus propios informes, la compañía tenía disponibles unos 24.000 millones de reales en efectivo al final del tercer trimestre de 2018.

Además, Vale fue sancionada hasta el momento con dos multas por un total de 300 millones de reales y la procuradora general de Brasil, Raquel Dodge, señaló que la empresa y sus ejecutivos podrían ser acusados penalmente por las muertes ocurridas. 

Se trata del peor desastre ambiental de este tipo en la historia de Brasil, superando al ocurrido en 2o15 en Bento Rodrigues (también en Minas Gerais), cuando el colapso de los muros de contención en dos represas dejó un saldo de 19 muertos. En esa ocasión Vale también estuvo involucrada, junto a la minera angloaustraliana BHP  Billiton.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: