“Joao de Deus” (AP)
“Joao de Deus” (AP)

El brasileño João de Deus, acusado por cientos de mujeres de haber abusado sexualmente de ellas, recomendada a sus pacientes abstinencia sexual de hasta 40 días después del tratamiento que les practicaba. Según el curandero, este periodo era una referencia simbólica a los 40 días que pasó Jesús ayunando en el desierto.

La abstinencia servía para que los pacientes pudiera evitar un gasto innecesario de energía, y así tener un recuperación favorable luego de las extrañas intervenciones quirúrgicas espirituales.

La información de cómo eran los postoperatorios quedó registrado en La curación paranormal de Joao Teixeira de Faria (su verdadero nombre). El libro se convirtió también en un manual de consulta sobre cómo funcionaba la Casa de Dom Inácio de Loyola, su templo en Abadiana, en el estado de Goiás,  donde recibía cada semana a miles de fieles a quienes practicaba sesiones de "sanación espiritual".

Además de la abstinencia sexual, João de Deus recomendaba evitar las carne de cerdo, las bebidas alcohólicas, la pimienta y el huevo, siguiendo siempre "la orientación de los espíritus", informó la revista Veja.

João de Deus durante una sesión en el templo.
João de Deus durante una sesión en el templo.

En el libro el curandero dice: "Si yo fuera perfecto, no estaría en esta misión en la Tierra. Debo haber sido un gran pecador. Me estoy preparando para otras encarnaciones ".

"Nunca hubo intención de fuga. La idea era que se presente lo más rápido posible", aseguró su abogado. Sin embargo, estuvo prófugo por casi dos días y mantuvo un halo de misticismo, mientras crecía la indignación en el país, tanto entre sus acusadores como entre sus insistentes defensores.

El escándalo estalló la semana pasada con la difusión, en TV Globo, el mayor canal del país, de una investigación que retomaba el testimonio de mujeres que relataban cómo habían sido obligadas a masturbarse o practicar felaciones al curandero durante las sesiones.

Joao Teixeira de Faria. (REUTERS/Metropoles/Igo Estrela)
Joao Teixeira de Faria. (REUTERS/Metropoles/Igo Estrela)

En una entrevista con el semanario Veja, Dalva Teixeira, hija de Juan de Dios, reveló haber sido abusada sexualmente por su padre desde que tenía 10 años y hasta los 14, cuando se escapó de su casa luego que la golpeara al descubrir que estaba embarazada.

"Mi padre es un monstruo", dijo la mujer, que hoy tiene 49 años.

Desde la emisión del programa de TV Globo centenares de mujeres declararon haber sido agredidas sexualmente por el curandero. La justicia de Goiás recibió 330 denuncias provenientes de todo Brasil, así como de Alemania, Australia, Bélgica, Bolivia, Estados Unidos y Suiza.

Según informó el diario O Globo, los investigadores descubrieron que 35 millones de reales (algo más de 9 millones de dólares) fueron retirados de las cuentas bancarias de Joao Teixeira de Farias el miércoles, días después de que estallara el escándalo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: