Once países participaron de las Américas participaron en la “Operación Andes”, que todavía tiene 13 investigaciones abiertas en la región, informó Interpol.
Once países participaron de las Américas participaron en la “Operación Andes”, que todavía tiene 13 investigaciones abiertas en la región, informó Interpol.

Una operación policial de Interpol dirigida contra traficantes de migrantes ha llevado a la detención de 49 personas en todo el continente americano, informó la organización policial internacional.

Según la Interpol, los arrestos tuvieron lugar durante cuatro días de "acción coordinada" en 11 países, del 27 al 30 de noviembre.

El secretario general de Interpol, Jurgen Stock, dijo en un comunicado: "Con otras 13 investigaciones abiertas en toda la región, lo que estamos viendo es solo la punta del iceberg".

En su cuenta de Twitter, la Interpol dijo el martes que como parte de la "Operación Andes", la policía de Nicaragua rescató a 22 migrantes africanos y haitianos, incluidos niños, "que habían sido abandonados a su suerte en las montañas".

Por otro lado, unidades marinas que patrullaban la costa de Nicaragua interceptaron una lancha rápida que transportaba a 21 migrantes y dos contrabandistas nicaragüenses. El grupo viajaba desde Costa Rica a la costa sur de Nicaragua, indica el comunicado de Interpol. Los migrantes revelaron que habían pagado entre 200 y 300 USD por el viaje en barco de cinco horas.

En República Dominicana fueron rescatadas otras "30 posibles víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual", y 31 personas fueron arrestadas en Colombia, "descubriendo casi 2 millones de dólares en transacciones financieras", detalla la organización policial internacional.

También en Colombia, la policía arrestó a seis israelíes y dos colombianos por facilitar el paso de delincuentes sexuales viajantes y por explotar a mujeres y niñas jóvenes.

Los agentes de Interpol actuaron en base a pistas y llevaron a cabo casi 44,000 controles en las fronteras aéreas, terrestres y marítimas para identificar e interrumpir las rutas de contrabando y, especialmente, dirigirse a las redes de delincuencia organizada detrás de ellas, indica la información.

La operación fue iniciada por Colombia en febrero de 2018 durante una reunión de la Red Operacional Especializada de Interpol contra el Tráfico de Personas. Las autoridades del país habían reunido pruebas suficientes para creer que las redes de delincuencia organizada estaban contrabandeando a migrantes del sur de Asia a través de las Américas y los Estados Unidos.

La Oficina Regional de Interpol en Buenos Aires fue sede de la Unidad de Coordinación Operacional, con el apoyo permanente del Centro de Comando y Coordinación de la Organización

En Chile, las autoridades descubrieron a los migrantes que se hacían pasar por tripulantes de una compañía naviera para obtener visas temporales, se informó. Los migrantes de Bangladesh presentaron a los oficiales de inmigración documentos de trabajo falsos y documentación del barco, que habían sido proporcionados por contrabandistas. Desde entonces, INTERPOL ha publicado un Aviso Púrpura que alerta a los países miembros sobre este modus operandi.

En El Salvador, un hombre fue arrestado por cargos de posesión de material de abuso sexual infantil, con conexiones a un grupo más amplio que intercambia las imágenes a nivel internacional.

Los países participantes en la Operación Andes de Interpol, son: Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá y Perú.

Con información de VOA