El juez Sérgio Moro (AFP)
El juez Sérgio Moro (AFP)

El juez brasileño Sérgio Moro, responsable de la causa Lava Jato, determinó que no haya privilegios en el régimen carcelario del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El magistrado ordenó que Lula no tenga "ningún otro privilegio" más allá de un televisor en su celda del cuarto piso de la Superintendencia de la Policía Federal en la sureña ciudad de Curitiba.

Desde el sábado a la noche, el ex gobernante está detenido para cumplir una condena de 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero.

En un despacho oficial, Sérgio Moro agregó que Lula tendrá que ajustarse a un régimen de reclusión "sin privilegios en cuanto a las visitas".

A través de esa medida se prohibió que Lula reciba a un grupo de gobernadores brasileños que anunciaron una visita para este martes a Curitiba, informó la agencia ANSA.

La presidente del Partido de los Trabajadores, Gleisi Hoffmann, dijo estar "muy preocupada", porque Lula está "incomunicado" y sin autorización para tomar "baños de sol", desde que llegó a la Superintendencia de la Policía Federal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: