Sigue la tensión en Uruguay entre el sector agropecuario y el gobierno de Tabaré Vázquez. Después de varias semanas de protestas, este lunes el presidente tuvo un fuerte cruce con un grupo de productores que lo esperó a la salida del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), donde el jefe de Estado mantuvo una reunión con las gremiales del sector.

Pasadas las 14, hora local, Vázquez se hizo presente para asistir a la primera mesa de trabajo.

El primer cruce ocurrió a la llegada del presidente uruguayo, quien fue increpado por los manifestantes. Al salir de la reunión, el mandatario volvió a ser blanco de los reclamos.

La calma se mantuvo hasta que un protestante lo tildó de "mentiroso". En ese momento Vázquez enfureció y le respondió cara a cara al hombre.

"Es muy fácil decir mentiroso, yo no soy mentiroso (…) Hablá pero retira lo que dijiste de mentiroso", manifestó el presidente, a los gritos, señalando con su dedo al manifestante en cuestión.

"Yo puedo abrir la boca, porque soy honesto. Pongo la cara porque soy honesto", agregó.

Además de los reclamos rurales, los manifestantes también protestaron por el precio del gasoil y el reciente asesinato de una cajera de supermercado.

Sobre el precio de los combustibles, Vázquez preguntó a los presentes si sabían el precio del barril de petróleo, y aseguró que hoy en día "los hortofrutícolas, los lácteos, los arroceros y los ganaderos descuentan el IVA al gasoil".

Y repudió que "una manga de delincuentes traen gasoil de contrabando".

Sobre el caso de "El Kiki", el ladrón que asesinó a una cajera por la espalda y que es buscado por la Policía, un manifestante señaló, con un dejo de ironía: "Yo que soy un productor rural vengo de allá y lo encuentro".

LEA MÁS: