Era sábado a la mañana y la familia empezaba a reunirse en la casa del municipio de Poconé. Aprovechando el ingreso de la madre, que iba en bicicleta, dos criminales armados irrumpieron en la propiedad y la siguieron hasta el patio trasero.

Al darse cuenta de su presencia, la mujer gritó para alertar a su esposo, que estaba en el dormitorio. En una reacción inmediata, el hombre tomó un arma, abrió la puerta y le disparó al delincuente que corría por el césped.

El momento en que el ladrón irrumpió en la casa
El momento en que el ladrón irrumpió en la casa

El tiro le pegó en el pecho. El ladrón tambaleó y terminó cayendo de cabeza en la piscina. Allí se quedó y no volvió a salir.

El intruso fue identificado como Patrick de Oliveira, de 19 años. Murió debajo del agua. Al ver lo sucedido, el cómplice huyó y permanece prófugo.

El delincuente terminó ahogándose en la piscina
El delincuente terminó ahogándose en la piscina

La Policía arrestó al dueño de casa. Si bien la Justicia entiende que puede ser un caso de legítima defensa, está siendo investigado por homicidio. En las próximas horas podría recuperar la libertad.

LEA MÁS: