El juez Carlos Leoni Beltrán fue destituido hoy de su cargo de presidente del Superior Tribunal de Justicia santiagueño acusado, entre otras irregularidades, de ignorar "el derecho".

La Legislatura provincial decidió la destitución del magistrado, quien criticó con dureza a la gobernadora Mercedes Aragonés de Juárez por "impulsar" su enjuiciamiento.

Además de desconocer el derecho, el magistrado fue acusado de "mal desempeño en sus funciones", de cometer "graves desarreglos de conducta" y provocar un "retardo de justicia".

El dictamen de destitución fue aprobado por 38 legisladores contra dos opositores.

Leoni Beltrán, además, quedó inhabilitado durante tres años para ejercer cargos en la administración pública provincial.

"Los verdaderos impulsores de esta acción son la gobernadora" Aragonés de Juárez y su esposo, quien fue gobernador provincial durante décadas.

El magistrado era el único que permanecía en su cargo luego de las renuncias al máximo tribunal de los otros cuatro integrantes, decisiones conocidas luego de los crímenes de las jóvenes Leyla Nazar y Patricia Villalba, cometidos a principios de 2003.