Isabel II con su sombrero en fucsia con plumas a tono con su tailleur (Photo by Adrian DENNIS / AFP)
Isabel II con su sombrero en fucsia con plumas a tono con su tailleur (Photo by Adrian DENNIS / AFP)

Sin dudarlo, el Royal Ascot es la pasarela del mundo y el fashion week de Reino Unido de cuatro días dedicado exclusivamente a ver los mejores diseños de sombreros, fascinators y tocados. Ahí tanto las mujeres como los hombres deslumbran con sus looks sin temerle al ridículo y juegan apostando a ser el mejor diseño de la jornada.

Mientras que en Argentina el invierno llegó para quedarse, en Europa, el verano ya tocó puerta. Los colores como el fucsia, el rosa y el celeste fueron los verdaderos protagonistas de los intensos días de carreras del Ascot. Reconocidas personalidades dijeron presente. Desde la reina Isabel II, la argentina Máxima Zorreguieta hasta Kate Middleton no quisieron perderse uno de los eventos fashionistas que ofrece a mitad de año Reino Unido.

Máxima Zorreguieta participó del primer día del Royal Ascot con un imponente tocado con flores en rosa viejo (Photo by Adrian DENNIS / AFP)
Máxima Zorreguieta participó del primer día del Royal Ascot con un imponente tocado con flores en rosa viejo (Photo by Adrian DENNIS / AFP)

Laura Noetinger, Roxana Sittic Harb y Sol Pardo son reconocidas sombrereras que están siempre a la vanguardia con los diseños y tendencias que se ven en el mundo y en diálogo con Infobae compartieron su opinión sobre este majestuoso evento.

"Tanto yo, como todos mis colegas en el mundo, esperamos con expectativa el Royal Ascot, es como la "Navidad". Es el evento donde vemos lo mejor del diseño, las nuevas tendencias, en forma color y materiales, que son creadas por nosotros mismos. Es donde juega la calidad, alta costura y lo lúdico", reconoce Noetinger.

La diseñadora afirma que lo que más le gusta es ver "la apuesta a la elegancia, descubrir nuevos talentos, la originalidad, transportarse a otra cultura donde el sombrero es el protagonista absoluto", siendo para ella, sin dudarlo, la mejor fiesta de hat show.

Kate Middleton, la duquesa de Cambridge también fue al Royal Ascot y a tono con su vestido by Elie Saab eligió un sombrero plato con tocado de flor by Phillp Treacy (Photo by Adrian DENNIS / AFP).
Kate Middleton, la duquesa de Cambridge también fue al Royal Ascot y a tono con su vestido by Elie Saab eligió un sombrero plato con tocado de flor by Phillp Treacy (Photo by Adrian DENNIS / AFP).

"La verdad es que de esta semana en Ascot, es donde surgen las nuevas tendencias y todos los que hacemos este oficio la esperamos ansiosamente", agregó Laura Noetinger.

Ella es una de las diseñadoras de sombreros que nunca falta en las galas donde el detalle del fascinator o tocado tiene que estar. Noetinger dijo que las mujeres para este evento se preparan con aproximadamente 6 meses de anticipación y nada es al azar.

"Está lo mejor en el 'Royal enclosure' donde vemos a la realeza y las mujeres las mujeres más elegantes con diseños impecables  hay reglas de etiqueta que deben respetarse, por ejemplo que el sombrero debe cubrir al menos 10 centímetros de la cabeza. Sin embargo también están las 'habitués que son las que portan los diseños más extravagantes", detalla la experta.

Desde los más pequeños hasta los XXL, vinchas, sombreros y fascinators todos los modelos son bienvenidos en el evento del Royal Ascot de Inglaterra (Photo by Adrian DENNIS / AFP)
Desde los más pequeños hasta los XXL, vinchas, sombreros y fascinators todos los modelos son bienvenidos en el evento del Royal Ascot de Inglaterra (Photo by Adrian DENNIS / AFP)

Por su parte, Sol Pardo, la diseñadora argentina que está en España afirmó que tiene muchas controversias con las carreras de caballos y a cualquier actividad relacionada con animales cree que hay tradiciones que son importantes y hacen que la gente tenga identidad pero que hay puntos que hay que resignificarlos.

"Ascot es el gran evento del sombrero, y desde mi punto de vista más egoísta es bienvenido todo evento de sombrerería pero tengo mi opinión como sombrerera para ver cosas divertidas y ver que la gente se anime en Ascot, versus los ideales de un joven diseñador por ver un mundo mejor", dijo Pardo.

Fascinator con red y detalle de pompones, uno de los modelos más elegantes de los cuatros días de evneto (Photo by Daniel LEAL-OLIVAS / AFP)
Fascinator con red y detalle de pompones, uno de los modelos más elegantes de los cuatros días de evneto (Photo by Daniel LEAL-OLIVAS / AFP)

"Lo que más me gusta es que las mujeres tienen ganas de divertirse, de jugar con sus looks y que no tienen miedos, que saben que es un poco la idea llamar la atención. Quien tiene el tocado más largo, raro y loco. Hay mucha simpatía también y es todo muy naif. Por partes es muy tradicionalista y es uno de los pocos lugares donde el sombrero podría romper un poco ese esquema", agregó la joven diseñadora.

Sol detalló que dentro de los diseños que se ven durante los días que se lleva a cabo el Royal Ascot los diseñadores son siempre los mismos y es muy extraño ver jóvenes diseñadores. "Es muy fácil ver sombreros británicos perfectos, juegan con límites de la sombrerería tradicional pero con materiales clásicos por más que tengan formas muy locas".

La creativa dijo que si tuviera que asistir a este evento sin dudarlo se sentiría más cómoda llevando uno bien excéntrico. "Ascot juega el papel de atreverse".

Con ala inclinada en un mismo modelo en diferente color. Rosa y blanco. (Photo by Daniel LEAL-OLIVAS / AFP)
Con ala inclinada en un mismo modelo en diferente color. Rosa y blanco. (Photo by Daniel LEAL-OLIVAS / AFP)

Para Roxana Sittic Harb el Royal Ascot es un evento muy importante porque cada año mueve la inventiva y la creatividad y dio el ejemplo de algunos diseños de Milliners que "dan cita para mostrar el magnífico adiestramiento en el uso de los materiales más finos y la exquisitez en las formas, los colores que con varios días de trabajo se convierten en el plato fuerte de las carreras de caballos".

"Los sombreros deben embellecer y de eso se trata. Este evento reúne a la nobleza con más 300.000 invitados y tiene la otra cara, que es competencia desmedida por sobresalir, muchas de las veces con una marcada ordinariez y vulgaridad", opinó la sombrerera. Y agregó, "Los sombreros deben plasmar adecuadamente el talento, la calidad acompañada de una exquisita delicadeza deben ser el sello importante".

Al igual que sus colegas Noetinger y Pardo, Sittic Harb coincidió que esta es la gran fiesta que todos los diseñadores de sombreros esperan y cerró: "Nos deleitamos simplemente admirándolos".

SEGUÍ LEYENDO: